“Cirugía” DIY: gimnasia facial

Los ejercicios clave para rejuvenecer tus ojos, labios, pómulos, frente y mentón

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
© Getty Images
© Getty Images

El rostro tiene 57 músculos. De ellos, movemos muy pocos de modo habitual al expresarnos. Pero producto de ese movimiento reiterado, que se alía con la flacidez que inevitablemente llega con el paso del tiempo, aparecen las arrugas de expresión. La gimnasia facial consiste en ejercitar de forma correcta los músculos que sostienen nuestas facciones para que esas arrugas no se marquen. No se trata de moverlos, sino de tonificarlos con ejercicios específicos.

¿Qué se consigue?

Al tomar volumen, el músculo se tensa y, por eso, la piel parece más estirada. El músculo se tensa, pero no se crispa… Simplemente, toma vida. Con la gimnasia facial se retrasa la aparición de las arrugas, se corrigen un poco las ya instaladas, se amplía la mirada y se pueden hacer más atractivos los labios y los pómulos. Además, acelera el ritmo sanguíneo, refrescando el tono de la piel.

¿Quién puede hacerla?

Hombres o mujeres mayores de 25 años. Practicada a edad temprana, previene los efectos del paso del tiempo. Más tarde, ayuda a reparar los aspectos del rostro que se han ido deteriorando.

MIEDO A LA ARRUGA

En el mundillo de la belleza, siempre se dice que hay dos tipos de arrugas: las feas y las bonitas. Las feas son las verticales; las bonitas, las horizontales. ¿Y en qué se basa esta división tan científicamente argumentada? En que unas se marcan a lo largo de la cara por estar siempre enfadada, con el ceño fruncido y/o los labios apretados; son las llamadas “del entrecejo” y “el código de barras”. Y, en cambio, las horizontales salen por sonreír, por asombrarse y no tener miedo a gesticular y a demostrar el estado de sorpresa o alegría. Salen alrededor de los ojos (las “patas de gallo”) o a lo ancho de la frente.

Si no quieres hacer gimnasia facial pero tampoco quieres arrugas de expresión innecesarias, de la feas, procura:

– No fumar
– No enfurruñarte
– No olvidarte en casa las gafas de sol
– No tirar de la piel o moverla bruscamente cuando te aplicas la crema o el maquillaje

© Getty Images
© Getty Images

“¿Miedo a las arrugas que salen por reír? No, por favor… ¡Ojalá la risa se pudiera embotellar! Yo haría negocio con ella y me haría de oro…” (María Garrigues Walker, experta en gimnasia facial)

PRACTICA LA GIMNASIA O FITNESS FACIAL
La experta Cristina Ramos Saralegui ha diseñado para la campaña de lanzamiento de la línea NIVEA Cellular una serie de ejercicios útiles y básicos para ejercitar el rostro. ¡Aprende a hacerlos!

Ejercicio de gimnasia facial para tonificar la FRENTE y evitar las arrugas que salen a lo largo de ella:

Existe un ejercicio para el CONTORNO DE OJOS que te ayudará a tener una mirada más despierta:

Los LABIOS también pueden rejuvenecer con la gimnasia adecuada:

En cuanto al MENTÓN Y los PÓMULOS, existen movimientos que los recolocan de forma más atractiva:

No dejes de ejercitar el CUELLO, porque es donde más se nota el paso del tiempo:

ACUDE A UN EXPERTO
Si prefieres que te lleve de la mano un experto en gimnasia facial, acude a María Garrigues Walker. Primero, estudiará tu rostro. Después te preguntará qué te preocupa de él y, a la hora de elaborar tu tabla, jamás te impondrá un ejercicio. Las clases son particulares y las imparte ella misma. Durante un mes, te recibirá una vez a la semana para aprender los ejercicios básicos de cara y cuello, centrados en tu caso concreto. Si quieres profundizar en algún aspecto, puedes volver, ya que hay infinidad de ejercicios. Y además, propone una visita para ver la evolución y para rectificar algún error que se haya cometido.

¿Y una vez en casa? “Una vez al día, y en sólo diez minutos, se hacen tres series de diez repeticiones. Las muy forofas pueden hacer dos veces al día, por la mañana y por la noche, dejando un mínimo de cinco horas entre una vez y otra, para que el músculo se recupere. Esto es importante, ya que si lo fuerzas, el músculo reacciona en tu contra y te perturba el equilibrio del resto de la cara”, aclara Garrigues Walker.

Direcciones útiles:

Walkernine, Centro de María Garrigues Walker. Monte Esquinza, 46. Madrid (tel. 91 319 47 45).

Cristina Ramos Saralegui: www.tugimnasiafacial.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram