Cómo sufren los pies de una runner

La pasión por correr ha traído nuevos problemas estéticos que, si bien no son graves, tampoco hay por qué dejarlos estar. Te enseñamos cómo paliarlos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Cuando corremos, cada vez que pisamos, el pie está soportando varias veces el peso de nuestro cuerpo -con más intensidad que caminando-, por lo que es con diferencia la parte que más sufre en el entrenamiento.

© Marquez
© Marquez

Más allá de ampollas, rozaduras o papilomas, los pies se resienten cuando corremos y poco a poco se van haciendo más feos. Las causas de estos problemas son variadas, si bien la propia carrera es una de ellas, hay más: desde elegir mal los calcetines o las zapatillas hasta haber cortado demasiado las uñas.

La regla de oro es: lavarse y secarse bien los pies, hidratarlos, cuidarse las durezas y cortarse bien las uñas.

Para evitar las molestias y no agravar más el problema, la experta Luisa Lago, del centro de estética Luisa Lago (Barcelona) nos propone este manual para realizar la pedicura en corredoras:

  1. Limar las uñas no demasiado cortas. En muchos casos se cae en el error de cortarlas demasiado, con lo que los impactos provocan inflamación en los dedos, durezas y uñas encarnadas.
  2. No eliminar en exceso las durezas de la planta del pie, ya que favorecemos la formación de más durezas y quitamos la almohadilla natural que en estos casos amortigua los golpes.
  3. Tratar las uñas con algún anti-fúngico específico ya que los pies permanecen más tiempo del habitual humedecidos por el sudor.
  4. Aplicar una hidratación extra (como ácido úrico) y algún producto con base refrescante y que favorezca la circulación (como el mentol).

Y productos…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram