Diccionario beauty-español

Baby hairs, chignon, bubble tail, cushion makeup, EPOC, layering... ¿Qué significan todos los términos del universo de la belleza?

¿Baby hairs, chignon, bubble tail, cushion makeup, EPOC, layering? © Jelena Bali
¿Baby hairs, chignon, bubble tail, cushion makeup, EPOC, layering? © Jelena Bali

En el planeta de la belleza, a veces, no es suficiente con saber idiomas. Al hecho de traducir los términos que se leen en publicidades y envoltorios hay que sumarle algo de imaginación y unas cuantas nociones de maquillaje y peluquería. Si, aún sin tener claro su significado, has incorporado estas palabras de tanto oírlas a los estilistas, maquilladores, entrenadores y demás fauna, prepárate para ampliar conocimientos. De nada.

  • Layering

    Significa hacer capas y se refiere a algo que en español no tiene traducción: la obsesión compulsiva de las coreanas y japonesas por ponerse sueros faciales uno encima de otro para cubrir al mismo tiempo todas las necesidades de la piel.

    Para realizar correctamente esta alquimia hay que saber cómo y esto exige un conocimiento de ingredientes que en esta zona del globo no tenemos ni parece que queramos tener. A pesar de no haber arraigado demasiado en España, se lee constantemente en blogs y webs de belleza.

  • © Getty Images

    Baby hairs

    Se lo escuchas a peluqueros americanos o acostumbrados a trabajar en inglés cuando, en este caso, tiene su equivalente en castellano. Los conocidos como “cabellos de bebé” es lo que toda la vida hemos llamado “pelo nuevo”. Son pequeños mechones que aparecen al filo de la frente después de un episodio de caída y, recurrentemente, tras los embarazos.

    A Katie Holmes siempre la pillan de esa guisa. Quizá se atiborre a pastillas para el crecimiento capilar.

  • Multi-masking

    O lo que es lo mismo: varias mascarillas. Es la última tendencia en belleza que vocea Instagram y seguro que ya se lo has visto a alguna beauty-freak. Frente y barbilla negras, bajo los ojos manchas blancas y pegotes rosas en mejillas y cuello. Este mapeado se debe a que, dependiendo de las necesidades de cada parte de la cara, se untan una u otra mascarilla (reafirmante, desincrustante, iluminadora…).

    Porque no es lo mismo tener que cerrar unos poros típicos de piel grasa que hidratar un cuello seco o deshinchar un contorno de ojos.

  • © Getty Images

    Lob

    Es la mezcla de dos palabras: long + bob. Es decir, un bob largo. En la práctica es una melena cuadrada. Supera la longitud del bob pero no tanto como para considerarse un pelo largo.

    Mantiene los códigos del bob, tales como lucir los mechones delanteros más largos y ser de una sola pieza, es decir, sin capas visibles. Normalmente recurren a él mujeres con cabello liso, aunque es muy favorecedor con ondas suaves. Por contra, nada recomendado para rizos. A Rosie Huntington-Whiteley le quitó para siempre el aura de Barbie.

  • © Lancôme

    Cushion makeup

    Cushion significa almohadón, aunque nos empeñemos, por analogía, en que es una esponja. El término ha saltado al vocabulario de la belleza gracias a la irrupción de nuevos formatos de base de maquillaje.

    Heredado de las coreanas, otras marcas han adaptado el concepto para bombardear nuestro mercado. El mejor ejemplo es Lancôme, que ha barrido con su Miracle Cushion. Son el último grito. Pequeñas polveras que albergan una esponja impregnada de producto desde la cual se obtiene la cantidad justa de color, bien con los dedos, bien con borlas adecuadas para aplicar directamente el producto.

  • © Getty Images

    Fishtail

    En España siempre la hemos llamado espiga. Es la trenza que nos hacíamos unas a otras en el recreo del colegio. Desde que Blake Lively la revivió y Lauren Conrad nos enseñó a hacerla paso a paso, todas la llaman “cola de pez”. Misterios de la terminología beauty…

  • © Getty Images

    Glossy

    Gloss es brillo en inglés. No sé por qué se usa tanto, con lo bonita que es la palabra brillo. Hasta hace un poco bling al pronunciarla. No tanto como cristal, pero un poco sí, ¿verdad? Se llama “glossy” a un tinte brillante, unos labios jugosos, una piel satinada. Como ves, equivalencias en castellano, hay.

    ¿Sabías que vuelve el lipgloss de los noventa? Este y otros detalles del maquillaje para otoño-invierno 2015/16.

  • © Getty Images

    Wash and wear

    En este caso, con un diccionario es suficiente. Significa lo que imaginas: lavar y lucir. En España, a este tipo de corte de pelo que no necesita peinado lo llamamos ‘lavar y listo’ aunque muchos peluqueros lo siguen llamando como lo hacía el mítico Vidal Sasoon, cuyo empeño fue crear un corte lo suficientemente adaptado al cabello natural que la mujer no tuviera más que lavar, secar y salir a presumir.

  • © Magicstripes

    Flash

    Se llama así al efecto inmediato de belleza que proporcionan algunos productos. Tradicionalmente asociado a la palabra ‘ampolla’, hoy es quizá más emparejable con las nuevas mascarillas de celulosa que tanto se llevan.

    En la imagen, la mascarilla Hyaluronic Mask de Magicstripes. Hidrogel y ácido hialurónico impregnados en una careta de algodón 100% natural que consigue hidratar a fondo y hacer la piel más resistente a los factores adversos (39€ / 3 máscaras. En Magicstripes.es)

     

  • © Getty Images

    Babylights

    “Luces de bebé”, en boca de un peluquero, hace referencia a un tipo de reflejos capilares que recuerdan a las mechas rubias que tienen los niños. Se realizan con una técnica especial llamada balayage (con pincel a mano alzada) que le profiere gran naturalidad, ya que no se nota la transición del cabello natural al teñido y permite que se entremezclen ambos como ocurre cuando los reflejos son de nacimiento. Karlie Kloss las puso de moda aunque mucho antes ya se envidiamos al pelazo de Gisele Bündchen.

  • © Victoria's Secret

    EPOC

    Cuando se lo escuches a un entrenador, no creas que se refiere a la enfermedad pulmonar. Es que en inglés, EPOC significa “exceso de consumo de oxígeno post entrenamiento”.

    Esto, que quizá te suene a chino, es la salvación para las peleadas con la lorza. Si sabes lo que es el entrenamiento con intervalos de alta intensidad, sabes lo que es el EPOC porque es su principal objetivo: prolongar ese exceso de consumo de oxígeno hasta 48 horas después de entrenar. Supone un camino eficaz, seguro y rápido para perder grasa corporal al entrenar.

  • © Instagram Heidi Hamoud

    Baking

    Aficionadas a hacer sus propias magdalenas, ¡atrás! Esto no va con vosotras. Se trata de una técnica de maquillaje que roba su nombre a la segunda acepción del verbo bake, que todos conocemos por cocinar. Esta acepción, usada por los pintores de brocha gorda, significa “dejar que la pintura seque y se asiente”. Ya imaginas que la técnica de maquillaje en cuestión es un poco sui generis, como todo lo que defiende el clan Kardashian. Supuestamente, se lleva a cabo para conseguir una piel libre de imperfecciones y arrugas pero los expertos consultados sostienen que dejar el corrector en la piel 30 minutos para después difuminarlo es complicar una cuestión de por si bastante sencilla y empeorar los resultados de naturalidad que se suelen buscar con el maquillaje actual.

    Conoce todo sobre la técnica del baking.

  • © Getty Images

    Allure

    Literalmente no se puede traducir. Se refiere a ese encanto y atractivo que tienen algunas personas, sean guapas o no tanto. Tiene que ver con el estilo, la forma de vestirse y arreglarse. Usado en una frase del típico estilista moderno o, en su defecto, francés, sería: “Fulanita no es guapísima, pero tiene un increíble allure”. Marion Cotillard sería un gran ejemplo para ilustrar este término en el diccionario.

  • © Couchel

    Curvy

    Significa curvilínea y es la nueva forma de llamar a las gordas, a mujeres que se escapan de las tallas medias (por arriba) y que últimamente han tomado mucho protagonismo en las redes gracias a campañas como #Imnotanangel.

    Gracias a su impulso, existen nuevas firmas de ropa para tallas a partir de la 46 y hasta una pasarela especial para que se presenten las novedades. Marcas como Couchel, de El Corte Inglés, saben la importancia que tienen esas curvies y no duda en fichar para su publicidad a la top model Tara Lynn.

  • © Getty Images

    Half-bun

    Este peinado, que se parece bastante al que me pongo para desmaquillarme, se llama half-bun porque es un moño (bun) pero con la mitad del pelo (half); es un medio-moño. En español no tenemos nombre glamouroso, le llamamos moñete. Lo ideal es hacerlo sin tiranteces y en melenas ligeramente onduladas, como en la imagen lo luce Kate Mara.

  • © Maybelline

    Strobing

    El efecto estroboscópico hace referencia a una luz intermitente que emite señales para captar la atención (literalmente, destellos). Por eso han elegido este término para una técnica de maquillaje que busca realzar el brillo de la piel. Supone poner iluminador en zonas clave del rostro para dar la sensación de una piel con acabado jugoso y luminoso.

    En la imagen, corrector iluminador Dream Lumi Touch de Maybelline (8,99€). Fórmula 2 en 1 que corrige las imperfecciones a la vez que ilumina. Su textura está enriquecida con pigmentos reflectantes de luz.

  • © Getty Images

    Contouring

    Poco hay que aclarar sobre esta técnica de maquillaje que no se haya dicho ya. Su filosofía, por resumir, es la de potenciar la mejor versión de ti misma. ¿Cómo? Iluminando lo bonito y oscureciendo lo menos bonito. La técnica en España se llama contorneado (eso significa contouring) pero todas las líneas de maquillaje que han sacado sus propios polvos y herramientas para llevarla a cabo lo dicen en inglés, así que apréndetelo.

    Todo sobre el contouring, a un clic.

  • © Getty Images

    Frizz

    El mayor enemigo del pelazo, que en España llamamos encrespamiento y otros sustantivo de dudoso gusto, en inglés tiene un nombre divertido, incluso atractivo: frizz. La industria de la peluquería lo tiene como número 1 a batir, junto a la falta de volumen. Grace Coddington es, para que te hagas una idea, la gran diva frizzy.

    Este pelo ¡se lleva! Descúbrelo en los 30 peinados del otoño-invierno 2015/16.

  • © Getty Images

    Bubble tail

    Algunos peluqueros las llaman coletas segmentadas, pero estarás de acuerdo que con ese término no vendemos ni una. En realidad, son “coletas burbujeantes”, formadas por mechones inflados como bolas de billar. Para hacerlas se necesita un peine de cardar, laca y un montón de gomas de pelo finitas y hay que crear volumen en cada sección antes de sujetar.

  • © Clinique

    Chubby stick

    El diccionario lo traduce como “palo regordete”, algo que en español te lleva a muchos sitios pero ninguno es el tocador de maquillaje. Si quisiéramos explicárselo a un extraterrestre recién bajado del ovni, le diríamos que es un labial en forma de lápiz, más grueso que un perfilador, con acabado cremoso e hidratante, que tiene mucho brillo y promete un look simpático y natural. También que es comodísimo para llevar en el bolso y que no hay que sacarle punta… Ahora, mira la foto y comprende.

    ¿Qué hay en una barra de labios? 

  • © Fabletics

    Fit

    Ya no se habla de delgadas con curvas como ideal físico. Ahora el hastag de buenorra por excelencia es #fit: es decir, ni gorda ni delgada, pero siempre fuerte.

    Un poco fibrosa, con todo en su sitio y signos evidentes de la existencia del deporte y la comida sana en tu vida. Muchas de las mejores modelos, no las espiguitas de pasarela sino más bien las de lencería, se apuntan a esta tendencia y es habitual escuchar a los bookers: “Tiene un tipazo, muy fit”. Kate Hudson sería una gran estampa para esta nueva enciclopedia beauty.

  • © Getty Images

    Cat eye

    Es lo que aquí llamamos, muy castizamente (y sabiamente), el rabillo. Exactamente eso. Un trazado de eyeliner bien pulido y con vocación ascendente. Nos gustan todos, sobre todo el pluscuamperfecto que suele lucir Taylor Swift. Mirándola se entiende por qué allí lo llaman “ojos de gata”.

    En la imagen: backstage de John Galliano.

  • © Getty Images

    Chignon

    Siempre hemos sabido que cuando hablaban de él lo hacían de un recogido bajo y redondito, pero sin saber muy bien de dónde salía la palabra. Ahora sabemos que surge de la locución francesa chignon du cou, que significa nuca. Es versátil y se hace sin raya, con raya a un lado y con raya en medio. Depende de lo que más te favorezca a ti.

Otros términos de la peluquería que desconoces.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram