5 errores de maquillaje y peinado que no debes cometer el día de tu boda

Primera advertencia: nada de innovar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Todas las novias sueñan con estar radiantes el día de su boda. Para ello buscan la perfecta combinación del vestido, los zapatos, el ramo, el tocado, el maquillaje y el peinado. No se trata de un camino sencillo, para qué engañarnos, pero todo este proceso es único e irrepetible. El resultado debe reflejar al máximo tu estilo y personalidad. Ahora bien, ¿qué errores debes evitar para lograr tu objetivo?

© Daniel Márquez
  1. Elegir primero el peinado y maquillaje antes que el vestido

Es importante recordar que el camino hacia el altar es todo un proceso que hay que ir haciendo poco a poco. Una vez decidida la fecha y, como consecuencia, la estación y la hora, llega el momento de decantarse por el lugar. Posteriormente, comienza la búsqueda del vestido y, una vez que se tenga claro el diseño de éste, se podrán barajar distintas opciones tanto para el peinado como para el maquillaje. El diseño del vestido es crucial para determinar, especialmente, el tipo de recogido.

  1. No realizar prueba de peluquería y maquillaje

No dudamos que tendrás pocas horas libres durante la organización de tu boda, pero realizar esta cita es más que fundamental para planear el maquillaje y peinado que se elegirán para el gran día. Una planificación previa te permitirá decantarte por uno acabado más sofisticado o uno nude más sencillo, un recogido inesperado o tu clásico peinado de siempre. Es el momento de innovar y que el día de la boda la estilista realice directamente la idea que ya teníais preconcebida. Si necesitas más de una prueba para estar segura, no dudes en hacerla.

© Música para camaleones
  1. Tener marcas del sol

Especialmente si tu boda se va a celebrar después del verano, debes tener mucho cuidado con las marcas del bikini, que si ya son poco favorecedoras con el resto de prendas, imagínate con tu vestido de novia. En este punto también englobamos las quemaduras o las rojeces. Si el contraste del tono es muy llamativo, puede que tampoco puedas disimularlo ni con maquillaje.

  1. Innovar con nuevos cosméticos

El día de tu boda no es un momento para innovar, sino para ir a lo seguro. Por ello, debes elegir productos de belleza de primera calidad que ya hayas probado en tu piel, para evitar así cualquier tipo de reacción inesperada. Tampoco lo hagas los días previos con cremas o tratamientos que no conozcas bien. Si quieres atreverte con nuevos cosméticos, hazlo meses antes y con cuidado.

  1. Intentar hacértelo todo tú misma

A no ser que seas una profesional del mundo beauty, lo mejor es que confíes en uno que sea capaz de hacer realidad la idea que tienes en mente. Sea cual sea, ante todo sé siempre tú misma. Ahora bien, aunque optes por la sencillez de un peinado informal o un maquillaje nude, no tiene nada que ver el resultado realizado por un maquillador o peluquero. ¡El día y la ocasión lo merecen!

© Ernestine et sa famille

No es complicado lograr el maquillaje y peinado que deseas, la claves está en planificar bien la elección y decantarte por un profesional que te asesore y asegure que será capaz de sacar lo mejor de ti.

 

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:

GuardarGuardar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad