Bebés y ejercicio, ¿una pareja incompatible?

Instagram crea una nueva tribu: las #fitmoms, que llegan para demostrar que los niños no son un impedimento a la hora de ponerse en forma.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Cuando Gisele Bündchen se quedó embarazada lo dejó muy claro, no estaba dispuesta a convertirse en una “trituradora de basura”, y ponía como ejemplo a muchas mujeres que, según la modelo, se abandonan desde antes de dar a luz. Claro, qué fácil es hablar cuando tienes la genética a tu favor, un chef en casa y un entrenador personal dispuesto a cuidarte las nueve horas de rigor que el resto de las mortales pasamos en la silla de la oficina (con la ansiedad de comida basura que eso conlleva).

Ni tanto ni tan calvo. Encontrar un punto intermedio no tiene por qué ser tan complicado. Y las mamás (o futuras mamás) que nos están leyendo solo podrán pensar en agotadoras jornadas de pañales, comidas, juegos en el parque… ¡A ver quién es la guapa que después tiene cuerpo para acercarse tan siquiera a la puerta del gimnasio!

¡Ya no hay excusas!
No, Amy, ¡ya no valen las excusas!

Pero no está todo perdido: las fit moms instagrameras han encontrado la fórmula para conciliar la vida familiar con la puesta a punto.

Dana Landgren es una entrenadora personal australiana con más de diez años de experiencia que, desde que nació su hija, ha creado una comunidad junto a otras mamás estupendas con el objetivo de encontrar una balanza en su vida personal. ¿Su secreto? Ponerse las mallas desde que se levanta por la mañana, porque cualquier momento es bueno para hacer unos ejercicios: mientras lee un cuento a su bebé, le pasea, juegan… ¡e incluso en la cocina!

🎉💖🙈😘🙋🏼 CORE & LEGS workout, but first!! Oh my wow!!! I was definitely not expecting so many of you to enter my giveaway yesterday. I wish I could give you all a pair. 💖 But we do have 5 winners who will have a surprise pair of leggings going out in the mail. 😊 Congratulations @samicorbett @alexisadele18 @anaelena01 @kr_active @molly.hunterx 💖💖💖💖💖 Please DM me ladies so I can get your leggings sent out to you asap. 😃 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ 💖 If today wasn’t your lucky day, don’t worry I’ll be sure to have many more giveaways in the future!!! 😃 In the mean time, get your tooshie in the kitchen and try this. 🙌🏼 Tag a girlfriend who loves their cooking!!! 🍰🍦🎂🍫 Hehe. Follow me on snapchat to check out our yummy vegan dessert I made for my mums birthday. 🎂 “activewithd” 🎂

Un vídeo publicado por Dana Landgren 🇦🇺 mama 💍 Kyle (@activewithd) el

¿Piensas que solo con un bebé es más fácil? Echa un vistazo a la cuenta de BWMC Fitness, una madre de cuatro hijos que, sin separarse de ellos, no para ni un momento quieta. 

Además de un cuerpo perfecto y un “gimnasio” nada convencional, estas madres tienen un común denominador: el yoga. Y es que no solo practican sentadillas, flexiones y abdominales en cualquier rincón de la casa, sino que coinciden en que esta disciplina es la mejor para iniciar a los peques en la rutina de las mamás. Si bien no podríamos compartir con un niño maratones, sesiones de crossfit o spinning, el yoga ofrece infinitas posibilidades y beneficios a la hora de compartir esterilla.

“Las mamás deberían saber que el yoga le va a sentar genial a su bebé para su integración al mundo, su sensibilidad, fuerza y seguridad. Y la mamá va a estar encantada porque a veces cuando dan a luz se sienten solas y necesitan desarrollar actividades en las que sus bebé y ellas estén involucrados, y no hay muchas”, cuenta a Grazia la yogui Lucía Liencres que imparte clases en su escuela para los más peques.

Lucia Liencres de @the_spaniard_yogi.
Imágenes de Lucía Liencres de @the_spaniard_yogi.

Pero, ¿qué posturas son las más adecuadas para practicar con los niños? “Todas las básicas. Los niños tienen mucha flexibilidad y las madres tienen más fuerza. Así unos ayudan a otros. Las posturas que más les gustan son las que tienen nombres de animales. Les encanta la del perro boca abajo, la cobra, el águila…”, nos cuenta Lucía, que además asegura que solo les aporta beneficios: “Es bueno para los más inquietos porque ayuda mucho a que se relajen y aprendan a concentrarse; y a la vez para los más tímidos porque les ayuda a aprender a relacionarse con los demás y a expresarse. Además aprenden a respetarse, a conocer su cuerpo jugando, a canalizar su energía y a reafirmar su autoestima”.

Laura Kasperzak de @laurasykora.
Imágenes del perfil de la instagramer Laura Kasperzak. © @laurasykora.

Así de felices deben de estar los hijos de Summer Pérez, una instagramer que comparte esterilla no solo con ellos, sino también con su osito de peluche, o Laura Sykora, que ha encontrado en su hija su mejor compañera de fitness y de estilo, ya que hay firmas de moda deportiva como Flexilexi Fitness que cuentan con líneas infantiles para practicar deporte a juego con mamá.

Pero la relación entre madre e hijo comienza mucho antes de dar a luz. Ya durante el embarazo las mamás practican deporte con su inseparable compañero. Si bien los ginecólogos recomiendan seguir con una rutina suave si ya hacían antes ejercicio, no recomendando iniciarse durante el periodo de gestación, no ocurre lo mismo con el yoga que, supervisado por una profesional, puede comenzar a practicarse en cualquier momento.

“La practica del yoga durante el embarazo promueve que las glándulas funcionen adecuadamente, esto influencia en el estado emocional y mental, y ayuda a conectar mente y cuerpo, acompañando así los profundos cambios del período de gestación: baja los niveles de estrés, calma el ritmo de la respiración, regula la presión de la sangre…”, nos cuenta Mónica de la Paz, profesora de yoga para embarazadas en The Garage, by Verónica Blume.

Pero, ¿y los bebés? ¿Pueden también beneficiarse desde el vientre? Mónica nos lo confirma: “La práctica y conciencia de una respiración profunda y armoniosa por parte de la madre sirve de guía al bebé para respirar una vez salga a la vida extrauterina. Además la vida de la madre y del bebé están completamente vinculadas, así que todo aquello que beneficie a la madre será un regalo para el bebé”.

yoga_mamas02
Algunas imágenes del perfil de Instagram de Summer Perez. © @summerperez.

Y aunque todo sean beneficios, hay que tener mucho cuidado a la hora de ponernos manos a la obra y seguir unas pautas concretas en una clase especializada para yoguis en periodo de gestación: “Una clase específica para embarazada estará guiada con conocimiento para que la futura mamá se sienta cómoda y segura. Además compartir con otras futuras madres,experiencias y dudas hacen que ese momento de práctica sea muy completo. Si tienen experiencia y son constantes, toda postura podría practicarse, pero en el primer trimestre no se recomienda realizar saltos, ni rebotes constantes de cara al segundo y tercer trimestre, también hay que dejar de lado las inversiones y abdominales y modificar torsiones para hacerlas muy suaves”, nos cuenta Mónica.

Está claro que los bebés ya no son un impedimento para ponernos en forma, o al menos, habrá que intentarlo.

Imágenes del perfil de Instagram de la escuela de Verónica Blume. © @thegarageblume
Imágenes del perfil de Instagram de la escuela de Verónica Blume. © @thegarageblume
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram