Cosas que el mejor peluquero del mundo quiere que sepas

Es el 'coiffeur' de las estrellas: Sharon Stone, Jerry Hall, Catherine Deneuve y la mismísima Rania de Jordania confían sus melenas a sus manos. En un viaje relámpago a Madrid, Franck Provost comparte con Grazia.es sus secretos mejor guardados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Con 18 años, cortó su primera melena. ¿Cómo imaginar entonces que celebs y royals de medio mundo le confiarían sus cabelleras? Han pasado 40 años desde que abrió su primer espacio, pero Franck Provost mantiene el mismo entusiasmo por la peluquería que en sus inicios. Por sus salones pasan miles de cabezas, peinados, coloraciones, cortes… Sin embargo, hay un estilo Franck Provost, como él nos confiesa: “Queremos ofrecer servicios exclusivos con buenos precios, crear un ambiente de glamour, que las clientas se sientan cuidadas, que sientan que en nuestros salones disfrutan de un tiempo solo para ellas. En definitiva, que las estrellas sean las mujeres y no el peluquero”.

ccc
Hablamos con Franck Provost, peluquero de Rania de Jordania o Sharon Stone, a su paso por Madrid.

Estos son sus consejos para lucir nuestro pelo (por todo lo alto) a diario:

¿Cómo saber lo que queremos?
Muchas mujeres se confiesan con sus peluqueros, así que todo buen estilista debe ser también un buen psicólogo. Dialoga con él, dale pistas para que entienda incluso lo que no dices. Nosotros, por nuestra parte, debemos ser hábiles, escucharos y llevaros a la conclusión de que lo que nosotros proponemos es lo que más os va. Eso sí, haciéndoos sentir que sois vosotras quienes lo habéis decidido.

¿Cada cuánto lavar el pelo?
Todo depende de si vives en la ciudad, en el campo, cerca del mar, si tienes el cabello más graso, más seco… Pero, por norma general, lo adecuado es lavarlo una vez por semana. Y muy importante: hacerlo con productos no agresivos.

“Creer que si cortamos por lo sano o rapamos el cabello va a crecer más fuerte es una leyenda”.

¿Cada cuánto cortarlo?
Cada tres semanas o un mes. Aunque sé que a las mujeres no os gusta que metamos tijera, es lo más recomendable y lo que realmente nos gustaría. Al fin y al cabo, ¡ese es nuestro trabajo! [risas].

Dudas peluquero

 

¿Y qué tiempo debemos dejar pasar entre tinte y tinte?
En cuestión de color, depende de qué tratamiento apliquemos habitualmente. Sabemos que el cabello crece entre un centímetro o centímetro y medio al mes. Teniendo esto en cuenta, recomendaría que una coloración normal se hiciera en un mes o mes y medio. En mechas, transparencias, reflejos… los plazos pueden ser más largos.

¿Se puede salvar una melena deteriorada sin cortarla?
La verdad es que no. Todo depende del cabello, de si es fuerte o fino. En cualquier caso, según va creciendo el pelo, la fibra capilar se va desgastando. Es recomendable cortar poco a poco para sanearla. Porque creer que si cortamos por lo sano o rapamos el cabello va a crecer más fuerte es una leyenda.

© Getty Images
© Getty Images

¿Cómo solucionar un bad-hair day?
¡Viniendo al salón! [ríe] Ahora en serio: la clave está en utilizar productos adecuados que permiten disciplinar el cabello, que ayudan a mantener a raya la melena, a darle forma, pero que no contengan sulfatos ni parabenos.

¿Y cuáles son los productos básicos que toda mujer debería tener en casa?
Además de lavar el cabello con un champú no agresivo, lo fundamental es nutrirlo, así que nunca debería faltar una buena mascarilla. También es imprescindible un producto para preservarlo del calor de las planchas y los secadores, que proteja la fibra capilar. Y para darle un extra de brillo, un sérum sublimador.

Y, además… ¿qué corte le sienta mejor a la forma de tu cara?

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    Redonda: Kirsten Dunst

    Es más ancha que larga, con barbilla nada marcada. No se debe intentar esconder la cara detrás del pelo porque el objetivo es sólo que parezca un poco más ovalada. Se consigue tapando un poco la cara por los laterales, dejando capas largas a los lados y sin meterlas detrás de las orejas.

    Atrévete con un corte pixie. Las caras redondas y ovaladas son las que mejor lo aguantan. Con tupé en plan mohawk o rizos harán que tu rostro parezca un poco más alargado.

    Otros peinados y cortes de pelo que te van: Melena larga con capas por detrás + flequillo largo, garçon con mucha textura, bob con liso japonés, coleta alta con volumen en la coronilla.

    Nunca: Capas cortas cerca de la cara y melenas de una pieza y flequillo si tu frente es corta.

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    En forma de corazón: Karlie Kloss

    Frente ancha, barbilla estrecha y pico de viuda. Si no tiene pico, se llama “en forma de triángulo invertido”.

    Ambas tienen necesidades similares, salvo que el pico de viuda limita las posibilidades de la raya en medio.

    Peinados y cortes que te van:Capas marcadas, trenzas de todo tipo, raya a un lado y ondas… Cualquier corte le sienta bien, salvo flequillo muy tupido con melena a la altura de la barbilla o flequillos ultra-cortos.

    Cara ideal para coletas y moños. Eso sí, con volumen hacia arriba sientan bien. Hacia los lados, no porque hacen parecer la barbilla más puntiaguda.

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    Rectangular: Diane Kruger

    Con mandíbla recta y frente del mismo ancho, es más larga que ancha.

    La tentación es cortar y peinar para disimular la barbilla cuadrada, pero ése no es el objetivo principal. Lo más favorecer es acortar visualmente la cara.

    Cortes y peinados que te van: Todos los que pongan volumen hacia los lados y no largo hacia abajo. Los recogidos altos no son los que mejor te sientan. Si quieres suavizar la línea de la mandíbula, no recojas el pelo muy tirante, te sentará mejor un chignon suelto, bajo y ladeado, por ejemplo. El flequillo, también ladeado porque muy cuadrado puede hacer tu cara parecer un bloque.

    Un long bob con las puntas marcadas, incluso peinadas hacia fuera, puede ser una gran idea.

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    En forma de rombo: Olivia Palermo

    Con barbilla marcada y frente estrecha, pero cara ancha.

    Para que el rostro no luzca diminuto, retira el pelo, incluso poniéndolo detrás de las orejas. Importante lucir mandíbula; un peinado con los mechones delanteros hacia arriba es triunfo seguro. Y en la melena, todo vale: rizos, ondas, liso.

    ¡Ojo con el flequillo! El pelo crece hacia los lados y no es fácil mantenerlo liso y recto. El mejor, tipo cortina abierto por el centro.

    Peinados y cortes de pelo que te van: Siempre con capas porque el volumen y el movimiento hacen la cara más llenita. El cabello de una pieza tapa la parte ancha del rostro y se pega a la barbilla, escondiendo el rostro.

    Hazte muchas coletas: alta, baja, con volumen, bola de billar…

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    Alargada: Sarah J Parker

    El doble de larga que de ancha, no tiene esquinas en la mandíbula.

    Truco para la que quiera hacerla un poco menos alargada: Un flequillo largo o capas cortas cerca de la cara (más o menos que caigan en el pómulo), hacen la cara más ancha. Asegúrate de que los pómulos luzcan,

    Si tu pelo no tiene onda o rizo natural, tendrás que secarlo boca abajo y marcar las capas para dar volumen hacia los lados. Liso y largo hará la cara más larga aún.

    Cortes y peinados que te van: las melenitas con ondas retro, los recogidos en los que se ven las orejas, side-cut a lo mohicanamelena ondulada y recogida a un lado, un rizado loco potenciando el volumen a la altura de los pómulos.

    No te conviene un bob.

  • Por Mamen Infante / © Getty Images

    Ovalada: Zooey Deschanel

    Un tercio menos ancha que larga y sin esquinas marcadas ni en la barbilla ni en el crecimiento del pelo.

    Es el tipo de rostro más versátil, tanto para cortar como para peinar. No necesita quitar ni poner volumen en ningún sitio para verse armoniosa.

    Cortes y peinados que te van: Casi cualquiera. Experimenta con todas las modas, tú puedes. Ondas, chignones, trenzas, top knots, estilo retro, coleta de samurai… En cuanto al corte, atiende a parámetros como el cuello, los ojos, la figura, etc.

    No recomendable: poner mucho pelo por la cara, o se estrechará demasiado. Que siempre se vea, al menos, un pómulo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad