¿Es la luz azul (que defienden muchos gurús) la solución definitiva contra el acné?

Lo último en terapia fotodinámica se viste de azul para, gracias a la acción de unas luces led, acabar con granos y puntos negros. ¡Y se puede hacer en casa!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desgraciadamente, ya sabemos que el acné no es un problema exclusivo de la adolescencia. Sin embargo, eso no quiere decir que no podamos acabar, de una vez por todas, con granos, espinillas, puntos negros y demás imperfecciones que afean nuestra piel, especialmente cuando menos lo necesitamos.

Hasta ahora, cremas y tiritas sobre la piel eran algunas de las armas con las que tratábamos el acné de forma sencilla, además de los tratamientos en cabina, más invasivos. Gracias a la fotodinámica, ya no hará falta colocar nada sobre nuestro rostro para decir adiós a esas imperfecciones. Bastará darnos un poco de luz, concretamente una de color azul, y es que ese es el color de los led que están revolucionando los tratamientos contra los granos.

© Karina Twiss

Se trata de una técnica diferente a la del láser o a la luz pulsada, es decir, cero invasiva y ablativa. Mediante una lámpara led, se proporciona una luz visible atérmica de banda estrecha, baja potencia y sin incluir rayos UV. “La luz emitida activa un fotosensibilizador que se encuentra dentro de la bacteria causante del acné, destruyéndola y, por tanto, reduciendo la inflamación asociada. Además, produce una bioestimulación celular que mejora el aspecto de la piel”, explica el doctor Emiliano Grillo, del Instituto Médico Láser, uno de los centros donde se ofrece esta terapia.

Al ser un tratamiento inocuo, no invasivo y sin necesidad de recuperación, bastan cinco sesiones (una por semana) para ver los resultados definitivos. “Es apto para todo tipo de pieles. Se puede incluso utilizar en adolescentes y niños con seguridad”, prosigue el doctor. Facilidades que se amplían gracias a la aparición de gadgets que llevan al hogar este tratamiento de luces led.

Una publicación compartida de Jessica Alba (@jessicaalba) el

Neutrogena es una de las firmas que ha incorporado la fotodinámica a su gama de productos contra el acné. Lo hace con la máscara Light Therapy Acne, cuya imagen es la actriz y chica-Disney Olivia Holt. Basta con colocar una máscara durante 10 minutos sobre el rostro a diario. En su parte interna, unas luces led tratan el acné suave y moderado. En ocho semanas (equivaldría a dos cargadores) los resultados son palpables. A España, en tiendas físicas, no llegará hasta este otoño, pero (bondades de la era digital) ya se puede comprar en Amazon a partir de 30 €.

La máscara de Neutrógena puede comprarse ya en Amazon por unos 30 euros.

También Foreo se apunta al led contra los granos. Su Espada Acne-Clearing Pen es un tratamiento que mezcla la luz azul con pulsaciones sónicas, combinando dos técnicas para lograr grandes resultados. En este caso sí hay contacto con la piel, estimulando la circulación sanguínea. Dos minutos al día en cada zona del rostro con acné durante dos meses es la duración óptima para alcanzar el objetivo de una piel más sana y luminosa. De nuevo a España no ha llegado de manera oficial, pero ya puede adquirirse en la tienda multimarca Lookfantastic.es por 156€.

La potente apuesta de Foreo se llama Espada y combina luz azul con pulsaciones sónicas (156€).

A la hora de elegir el tratamiento en casa o en un centro especializado, tendremos que determinar qué grado de complejidad presenta nuestro acné. “La diferencia entre los caseros y los clínicos está, principalmente, en la potencia de los equipos y, por lo tanto, en la capacidad terapéutica superior en el caso de los de los centros médicos”, explica el doctor. Así, los que utilizaremos en casa están indicados exclusivamente para un acné ligero o moderado, nunca para casos graves o que requieren una especialización mayor. Ante la duda, mejor consultar siempre a un dermatólogo.

Técnicas de fototerapia como esta añaden la lucha contra los granos a una lista de beneficios bastante interesante. Mediante leds ya es posible conseguir efectos antiinflamatorios, rejuvenecedores, mejorar el drenaje linfático e incluso regular las pieles sensibles. Y todo ello mediante una aparatología sin efectos secundarios (puede provocar ligera sequedad en la piel) que ni siquiera necesita rozar nuestra epidermis, solo iluminarla de un bonito (e instagrameable) color azul durante unos minutos.

  • Si quieres probar las bondades de la luz azul para combatir el acné, elige gadget en esta galería con los 5 más efectivos:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad