Los 3 mandamientos que deberías grabarte antes de comprar belleza online

Es uno de nuestros pasatiempos favoritos pero, para evitar dramas, hay varias normas que todas deberíamos grabarnos a fuego antes de darle al botón de 'check out'.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Aunque ahora nos parezca inaudito, hace no tantos años comprar un vestido online era casi impensable. En la actualidad, el universo del shopping online es tan habitual que incluso hay novias que acuden a internet para dar con el ansiado vestido. Mientras que las webs de las firmas de moda crecen de forma imparable, el mundo de la belleza lo hace como la canción del verano: despacito. Así lo señala Stephen Borchert, Presidente de Sephora de Europa y Oeste Medio, que reconoce que, afortunadamente para su negocio, las clientas siguen acudiendo a las tiendas para comprar belleza. Eso sí, lo hacen de forma diferente: ahora tienen muy en cuenta los insights provenientes de internet.

¿Por qué nos cuesta confiar en la venta de belleza online? © Marco Vittur

Las millennials no compran un producto beauty sin haber leído antes decenas de reviews y sin haber visto ingentes tutoriales en Youtube, así que el mundo de la belleza está virando en esa dirección: en aunar las ventajas del mundo digital con la experiencia de compra en tienda que tanto buscan las clientas de estos bienes. Así muchas de los puntos de venta físicos más punteros, como las nuevas concept stores de Sephora, incluyen iPads con vídeos en los que se explica paso a paso cómo conseguir looks de pasarela y, cada vez más, looks que no han sido ensalzados por los grandes, sino por los nuevos grandes: las estrellas de las redes sociales.

Tampoco se olvidan las grandes cadenas, ni sobre todo las pequeñas firmas, del ecommerce, un canal con un gran recorrido por delante. Pero, ¿cómo evitar que las compras beauty sean antiestéticas y dramáticas? Siguiendo estos tres pasos.

“No quiero más dramas en mi vida”.
  1. ELIGE WEBS DE CONFIANZA

Muchas hemos caído en la trampa de comprar productos de belleza en webs de dudosa procedencia. Pero, ¿cómo no probar suerte con ese iluminador de 45 euros que llevas meses buscando, si en esa web de nombre impronunciable está a tan solo 20 euros? Esa es la idea que parecieron tener centenares de seguidoras de Kylie Jenner, que cayeron en las redes de vendedores que comercializaron copias fraudulentas de los famosos labiales de la celebrity. Los resultados, como era de esperar, fueron desastrosos. Productos con tan solo unas gotitas de maquillaje o calidades pésimas fueron algunas de las señas de identidad de estas imitaciones, cuyo packaging, todo sea dicho, era encomiable.

Parece lógico pensar que si en lugar de tener que gastar 29 dólares por un labial te ofrecen gastar 12 dólares, estás ante un engaño, pero la fugacidad con la que pasan las tendencias beauty y el afán por tener un pantone asombroso de las barras de labios de moda hacen que muchas se arriesguen a comprar imitaciones. Val Díez, directora general de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), ha anunciado que la falsificación de perfumes y cosméticos supone una pérdida de ingresos de 949 millones de euros anuales en España, o sea, el 17 % de las ventas del sector.

“Cuando vamos a comprar un cosmético, lo mejor es hacerlo en la página web oficial de la marca o de sus distribuidores autorizados o bien en páginas web reputadas y de confianza. Tenemos que desconfiar sobre todo de las webs en las que no aparece suficiente información sobre la empresa que comercializa los productos y de aquellas que no nos garanticen la devolución”, explica a Grazia Cintia Bernhardt, asociada senior del despacho de abogados Garrigues, especialista en derechos de propiedad industrial e intelectual. Si acudes a eBay o a Amazon, fíjate bien en todas las reviews del vendedor y del producto en cuestión.

“No me esperaba esto de vosotras…”
  1. ELIGE EL PRODUCTO DIEZ

Comprar una base de maquillaje sin probarla en la propia piel es complicado, pero no imposible. ¿Acaso no compramos zapatos y hasta sujetadores online? Pues quizás vaya siendo hora de que nos animemos a hacer lo mismo con las bases.

En Nordstrom puedes entablar conversación vía chat con un especialista para que te aconseje, mientras que en la web de Shiseido darás con tu color y base adecuados tras responder un test. La aclamada app MatchCo te ayudará a encontrar la tuya con ayuda de tu teléfono móvil, la aplicación de Covergirl incluye un vídeo 180º para que elijas tu base de ensueño teniendo en cuenta la iluminación y la app de Sephora hace de la realidad aumentada el aliado perfecto para dar no solo con la base, sino con el producto de maquillaje idóneo para tu piel.

En la web tienes toda la información al alcance de la mano, así que investiga, antes de añadir al carrito esa crema, si sus principios activos son adecuados para tu tipo de piel.

“¡Pero si está todo aquí!”
  1. DETECTA LAS FALSIFICACIONES

Hablamos de nuevo con Cintia Bernhardt para saber cómo detectar cuándo nos encontramos ante una falsificación: “Aunque la venta de productos falsificados siempre ha existido, Internet ha facilitado mucho su distribución. En ocasiones resulta más difícil distinguir un producto auténtico de uno falsificado cuando realizamos la compra onlineya que sólo contamos con una fotografía como referencia (que incluso puede ser una imagen del artículo original)”, explica. “La señal de alarma que nos va a indicar de forma más clara que el producto anunciado es una falsificación es su precio, que normalmente será mucho menor al del producto auténtico”.

“Asimismo, podemos analizar la página web y verificar si se facilita suficiente información sobre la empresa que comercializa los productos y si se establecen mecanismos sencillos de devolución de los mismos. En caso contrario, es muy posible que el producto sea falsificado”, afirma. “También convendría verificar si el concreto cosmético que se anuncia realmente se comercializa por el titular de la marca, ya que en ocasiones nos encontramos con imitaciones de productos ya descatalogados o incluso de productos que nunca han existido”, advierte. “Por ejemplo barras de labios de colores que el titular de la marca no fabrica, cremas que se comercializan conjuntamente en un solo embalaje cuando las originales solo se venden por separado, etc.”, puntualiza.

Si tus ojos hacen esto, no te fíes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad