Objetivo: flacidez cero

La batalla por un cuerpo firme se puede ganar pero, antes de ir al frente, hay que conocer bien al enemigo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

No tiene nada que ver con una curva de más o de menos. La flacidez es un problema estético de gordas y delgadas. A nadie gusta un brazo colgandero, un pecho vacío o un trasero caído. Normalmente aparece con el paso del tiempo pero también ocurre en mujeres jóvenes que oscilan mucho de peso. Algunas zonas como la retaguardia, el interior de los muslos y la parte baja del brazo caen por efecto de la gravedad porque el músculo pesa mucho y la piel no es sustento suficiente.

En el gimnasio se puede ir vigilando el tema, conservando un músculo compacto que mantenga la piel tensa, pero también hay que reforzar la piel, bien con cremas, bien con sesiones de aparatología estética. De entre los aparatos pro-firmeza, gana por goleada la radiofrecuencia. La doctora Mónica González, especialista en medicina estética del Grupo Dermatológico Pedro Jaén, explica: “La flacidez es la falta de consistencia en la piel y se manifiesta en forma de arrugas o zonas caídas. Para su tratamiento, se puede optar por un tensado en el quirófano (lifting) o por alternativas que, presentando menor efectividad, también consiguen estirar gracias a distintas fuentes de energía como radiofrecuencia, láser o ultrasonidos”. En las cabinas de estética y las consultas de los médicos estéticos se afanan en hacer trajes a medida para combatir la falta de firmeza. Para ello, combinan, por ejemplo, la radiofrecuencia -que estimula la formación de fibras elásticas y colágeno- con tratamientos de mesoterapia corporal en los que se inyectan activos reafirmantes para tensar la zona.

La flacidez afecta por igual a gordas y delgadas. © Nacho Alegre
La flacidez afecta por igual a gordas y delgadas. © Nacho Alegre

Dietas milagro, ¡culpables!

Cuando para meterte en el biquini dejas de comer o te sumas a modas absurdas como el ayuno de líquidos y barbaridades por el estilo, lo único que haces es obligar a tu cuerpo a salvar la grasa para sobrevivir mientras que se metaboliza el músculo -que se va quedando cada vez más exiguo-. Esto se traduce, inmediatamente, en un bajón de salud -pérdida de pelo y arrugas incluidas- y en una flacidez por todo el cuerpo contra la que es casi imposible luchar a posteriori. Conclusión: para perder peso y mantener esa pérdida hay que ir despacio. Las prioridades son: comer menos pero mejor, hacer ejercicio y cambiar el chip del tipo de vida que te hizo engordar.

Para acabar con la flacidez:  comer menos pero mejor, hacer ejercicio y cambiar el chip del tipo de vida que te hizo engordar. © Victoria's Secret Sport
Para acabar con la flacidez: comer menos pero mejor, hacer ejercicio y cambiar el chip del tipo de vida que te hizo engordar. © Victoria’s Secret Sport

PLAN CASERO

Sin pasar por quirófano ni por la cabina de estética, hay mucho que puedes hacer para ganar la batalla a la flacidez. Cuidar la alimentación, hacer ejercicio y darte las cremas con un masaje concreto. Para esto último hemos preparado una selección con nuestras favoritas y más eficaces (siempre que su uso se convierta en un hábito, ojo):

  • Cellusculpt de Dr. Brandt

    Para esculpir, reafirmar y ayudar a combatir la aparición de la celulitis inspirado en la técnica criotérmica Coolsculpting de Zeltiq.

    Precio: 59,90 €. En exclusiva en Sephora.

  • Infoactivo Premium Sculptor de Secretos del agua

    Activo de triple acción reductor, anticelulítico y reafirmante. Impulsa la función energética y genera el orden necesario a nivel celular. Trabaja en el origen de la formación de las irregularidades de la piel.

    Precio: 78,50€ / 200ml

  • Body Contour Gel de Juvena

    Basado en un activo de plantas procedentes de la amapola, este gel hidratante y reafirmante proporciona energía a las células para que se renueven con más facilidad, diluyendo así la acumulación de grasa.

    Precio: 42€

  • C.Curve Shaper de Valmont

    Tratamiento reafirmante en forma de bálsamo. Por la mañana y por la noche, aplicar la medida de una nuez de producto en el conjunto de las zonas a tratar.

    Precio: 256 €. / 200 ml.

  • Aceite Corporal Body Sculptor de Alquimia

    Reafirmante, anti-estrías, hidratante y nutritivo.

    Precio: 47€.

  • Leggings NIVEA Q10plus Reafirmante & Remodelador

    Su fórmula se activa con el movimiento. Ayuda a paliar la flacidez de vientre, glúteos, muslos y piernas en dos semanas de uso regular. En dos tallas: S-M y L-XL

    Precio: 24,90 €.

  • Firming Body Cream de Douglas Beauty System Care & Comfort

    Hidrata y tiene propiedades reafirmantes y antioxidantes.

    Precio: 19,95 €.

  • Daily Adoration de Juvena

    Loción corporal suavizante y reafirmante para una piel que necesita una hidratación intensiva y que demanda un efecto reafirmante ligero.

    Precio: 28 € / 200 ml.

  • Cop-Soin Raffermissant Corps de Orlane

    Crema reafirmante para cuerpo y busto que sirve como tratamiento energizante que devuelve a la piel del cuerpo su elasticidad, tono y firmeza.

    Precio: 70 € / 250 ml.

  • Body Firm Stem Cells de Fridda Dorsch

    Leche reafirmante corporal que ayuda a eliminar la flacidez, el descolgamiento, el envejecimiento y la pérdida de agua en cuello, brazos, abdomen y muslos.

    Precio: 29,50 € / 250 ml.

  • Prevage Body Cream de Elizabeth Arden

    Crema reafirmante corporal con un gran poder antioxidante. Posee vitaminas C, E, ácido alfalioico y Q10.

    Precio: 157 € / 200 ml.

  • Crema Premium Sculptor de Secretos del agua

    Tratamiento corrector anticelulítico, drenante y reafirmante que actúa sobre las imperfecciones cutáneas visibles.  Precio: 84,50€ / 200ml.

  • Nutrilift Body Expertise de L'Oréal Paris

    Leche anti-sequedad con colágeno, un potente activo reafirmante que alisa y reafirma progresivamente la piel.

    Precio: 6,94 € / 400 ml.

  • Lift Fermeté de Clarins

    Crema hidratante y reafirmante para el cuerpo. Rica en extractos vegetales regenerantes que devuelven a la piel su densidad y su elasticidad original.

    Precio: 55,50 € / 200 ml.

  • V6.6 Elasticity de Sepai

    Es un vial que puedes inyectar en tu crema de uso diario para estimular la producción de elastina y colágeno.

    Precio: 65 €

  • Firm Corrector de Biotherm

    Concentrado corporal tensor y reafirmante. Refuerza la piel y activa su capacidad natural para reforzar las fibras de sostén.

    Precio: 49 € / 200 ml.

  • Skin Tight de Mio Fit Skin for Life

    Serum reafirmante corporal que rellena, tensa y devuelve la forma a la piel flácida. Hace maravillas en abdomen, rodillas, cara interna de los brazos y muslos.

    Precio: 55 € / 100 ml.

Y una vez hidratadas, toca ponerse con nuestro plan a medida, zona a zona:

El pecho, mirando al norte

Nada de sol en el escote, menos alcohol y adiós al tabaco. Toma antioxidantes a través de la comida (cítricos, guayabas, pimientos rojos y verdes, kiwis, fresas, coles de Bruselas y melón) o suplementos (vitamina C), combinados con ácidos grasos omega (pescado azul, nueces y aguacate) para fortalecer la piel.

Detrás de las mamas hay unos músculos que conviene reforzar a diario porque, aunque se trata de glándulas suspendidas, conviene que tengan donde asentarse mejor. Para ello:

  • Ejercicio 1. Tumbada boca abajo con las manos al lado de las axilas, dobla las rodillas, levanta los tobillos del suelo y crúzalos. Empújate con los brazos y apóyate en las rodillas, manteniendo el cuello y la columna alineados (no arquees ni curves la espalda). Baja otra vez al suelo contando hasta cuatro. Haz tres series de diez, descansando entre 30 y 60 segundos entre cada una.
  • Ejercicio 2. Presiona tus palmas de las manos la una contra la otra, haciendo fuerza, con los codos en alto, 50 veces.
¿Pecho firme? Pues nada de sol en el escote, menos alcohol y adiós al tabaco. Fortalece la piel con antioxidantes, aprende cómo aplicar la crema y no te saltes el ejercicio. © Nacho Alegre
¿Pecho firme? Pues nada de sol en el escote, menos alcohol y adiós al tabaco. Fortalece la piel con antioxidantes, aprende cómo aplicar la crema y no te saltes el ejercicio. © Nacho Alegre

Además, para que la crema de pecho haga buen efecto, combínala con un automasaje:

  1. Aplica la crema sobre el escote y extiéndela con la mano derecha hacia el hombro izquierdo y con la mano izquierda hacia hombro derecho. Repite dos veces en cada pecho.
  2. Frota las palmas de las manos con movimientos rápidos para producir calor y electricidad, colócalas sobre el pecho y dibuja movimientos circulares alrededor de cada pecho. El de la mano derecha, en el sentido de las agujas del reloj. El otro, al contrario. Si tus palmas empiezan a perder calor, para y frota nuevamente las manos. Haz entre 150 y 200 rotaciones de dos segundos cada una.
  3. Envuelve el pecho izquierdo con la mano derecha y elévalo suavemente hacia el hombro izquierdo. Haz lo mismo con la otra mano en el otro seno. Repite 10 veces en cada pecho.
  4. Realiza movimientos de alisamiento con las dos manos desde el inicio superior de la areola hacia el hombro. Repite entre 5 y 10 veces en cada pecho.
  5. Dibuja con la mano un ‘ocho’ que vaya del extremo de un pecho al extremo del otro pasando por debajo de ambos. Empieza con la mano derecha hacia el lado izquierdo y cambia. Repite 10 veces en cada sentido.

(FUENTE: Serendipia SPA Orgánico)

Si tu objetivo es un abdomen tenso, sigue leyendo este manual de instrucciones. © Nacho Alegre
Si tu objetivo es un abdomen tenso, sigue leyendo este manual de instrucciones. © Nacho Alegre

Abdomen, tenso

Consíguelo combinando ejercicios que refuercen la musculatura; además, viene bien aplicar una crema que aporte firmeza a la piel. Se aplica así:

  1. Pon sobre la palma de la mano una nuez de crema reafirmante.
  2. Con movimientos circulares que sigan el sentido de las agujas del reloj, extiende el producto por todo el vientre. Este ritual debe seguirse todos los días.
La flacidez que más preocupa a muchas mujeres es la de la parte posterior del brazo y la del interior del muslo. © Nacho Alegre
La flacidez que más preocupa a muchas mujeres es la de la parte posterior del brazo y la del interior del muslo. © Nacho Alegre

Muslos y brazos, sin bamboleo

El poco trabajado tríceps y aductor sumado a un colágeno y una elastina cada vez más exiguos con los años hacen que la parte posterior del brazo y el interior del muslo se descuelguen. Porque, además, ¡atención! con la edad y el descenso de la actividad hormonal todo se hace más complicado y estos dos músculos son los más duros de pelar, así que ¡ánimo!

3 ejercicios para brazos:

Hazte con unas mancuernas suficientemente pesadas para que puedas hacer las repeticiones que quieres (eso sí, esforzándote) pero sin descontrolar la postura.

  • Ejercicio 1. Con los brazos a la altura de los hombros y los codos flexionados en ángulo recto, empuja hacia arriba hasta estirar el brazo completamente. Baja, vuelve a la posición inicial y, con los codos igual flexionados, junta las pesas y vuelve a la posición inicial. Repítelo diez veces.
  • Ejercicio 2. Comienza con los brazos estirados. Sin descontrolarte, flexiona el codo hasta superar los noventa grados y vuelve. Hazlo diez veces y cambia de brazo.
  • Ejercicio 3. Ponte de pie con una pierna un poco adelantada, flexiona la rodilla. Apoya el brazo en el muslo y sube el brazo hacia atrás manteniendo el codo en ángulo recto. Una vez así, extiende el codo completamente y vuelve. Hazlo diez veces y cambia de brazo.

Los cosméticos reafirmantes para piernas y brazos deben aplicarse regularmente por la mañana y por la noche cada día. Deberán efectuarse masajes circulares insistiendo entre la zona de la axila y el codo, o la rodilla y la ingle, zonas que tienden al relajamiento cutáneo.

Texto
La radiofrecuencia ofrece soluciones a la flacidez.

Y además… ¿Te apuntas a la radiofrecuencia corporal?

Sirve para tensar el vientre, aportar turgencia al pecho caído y tratar el descolgamiento de muslos y antebrazos.

Verás que por todas partes se ofrece la radiofrecuencia y es importante que conozcas las diferencias entre unas opciones y otras. Para empezar, se diferencian por la potencia. Cualquiera que se ofrezca en un centro de estética será más barata pero precisará de más sesiones que la que encuentres en la consulta de un médico estético. Hazte un presupuesto antes de decidir. Además, existen distintos equipos que ofrecen diferentes programas (más rápidos, más profundos)… Para que entiendas cómo funciona: durante los meses que siguen a las sesiones de tratamiento, la piel va fabricando colágeno y tensando el tejido. El efecto comienza el mismo día de la sesión y continúa de 4 a 6 meses desde la última aplicación para observar el efecto máximo. “Se puede complementar con mesoterapia, láseres de rejuvenecimiento o tensores, drenajes linfáticos, etc. y no es apta para mujeres que lleven prótesis metálicas, marcapasos, embarazadas, en periodo de lactancia, etc.”, advierte explica la doctora Mónica González, del Grupo Dermatológico Pedro Jaén. Hay distintos tipos:

  • Indiba Deep Beauty se encuentra en centros de estética. Promueve la síntesis de colágeno y tensa las fibras elásticas. En la musculatura las células recuperan su actividad óptima, mejorando el tono del tejido. El precio es de 45€ aprox./sesión. En el 902996210 o indibadeepbeauty.com te informan del centro más cercano donde probarla.
  • Thermage CPT ha de manejarla un médico. Ayuda a eliminar la flacidez de glúteos, abdomen, muslos, cara interna de brazos en una única sesión que dura hasta dos años. Usa una tecnología patentada que calienta las capas más profundas de la piel estimulando el colágeno existente y el crecimiento de nuevo colágeno. El precio de una sesión suele rondar los 2.500 €. Busca tu clínica en thermage.com.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram