Cómo preparar tu cuerpo para una comilona

Y luego en la cuesta de enero no nos digáis que no lo advertimos...

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Si hay un mes del año dedicado a compartir mesa y mantel con todo el que se ponga a tiro, esto es con amigos, familiares, compañeros de trabajo, pareja… ese es, sin lugar a dudas, diciembre. No hay restaurante que no haya preparado ya su ‘menú para grupos’ y reservar en estas fechas prenavideñas se convierte en misión imposible. Por no hablar del colofón final los mismos días de Navidad, Fin de Año, Reyes…

Si eres de las que ya tiene marcadas varias citas del calendario en rojo, empiezas a mentalizarte para la que se avecina y temes que tu cuerpo se resienta, toma nota de estos consejos para prepararte antes de empuñar el cuchillo y el tenedor. Porque no todos los cuidados a tener en cuenta se ponen en práctica después y mujer precavida siempre vale por dos…

Antes de empuñar el cuchillo y el tenedor, hay algo que deberías saber… © Wildfox

No dejes de comer

Teniendo en cuenta que, de media, los españoles engordamos entre medio y cuatro kilos durante las Navidades y ante la gran cantidad de compromisos, lo más indicado es comer con moderación y huir de los ‘atracones’.

Según el Dr. Ramón De Cangas, Dietista-Nutricionista y Doctor en Biología Funcional y Molecular y Miembro del Comité Asesor del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, “una ingesta muy elevada de kilocalorías no ayuda, obviamente, a llevar una dieta equilibrada y saludable. Aunque es verdad que un día es un día, al margen del peso corporal y del equilibrio nutricional un atracón es, en sí mismo, peligroso”. Sin embargo, para compensar una comida copiosa nunca hay que dejar de comer, sino modificar cantidades y adecuar alimentos que proporcionan una mayor sensación de ligereza, sobre todo los días y horas previas a la cita. “Si vamos a tener una fiesta en la cual vamos a consumir platos y alimentos más ricos en energía, grasas y azúcares de lo habitual, podemos tratar de reducir de forma moderada la ingesta calórica (aumentando, por ejemplo, el consumo de verduras y hortalizas) en las comidas previas así como incrementando el gasto por actividad física”, explica el Dr. De Cangas.

¡No se trata de dejar de comer!
¡No se trata de dejar de comer!

Qué ingerir antes de…

Alíate con ingredientes que favorezcan la digestión y eviten la sensación de hinchazón. Incluye en tu lista de la compra:

  • Los yogures con bífidus están indicados en casos de alimentación inadecuada y cambios dietéticos, son el comodín ideal para completar tu desayuno o a la hora de la merienda.
  • A mediodía o por la noche, toma un buen caldo de verduras y hortalizas, reconforta y posee un gran poder desengrasante.
  • Por otro lado, es aconsejable también incluir alimentos saciantes que logarán que comas mucho menos y llegues con el apetito justo al banquete: aguacates, manzanas, huevos, legumbres…
  • La retención de líquidos es probable que sea mayor durante este mes de compromisos. Procura comer cada día productos que favorezcan su eliminación como el pomelo, la cebolla, piña o uvas negras.
Los yogures con bífidus y productos saciantes como los frutos secos serán tus aliados entre atracón y atracón. © Kim Young
Los yogures con bífidus, las frutas y productos saciantes como los frutos secos serán tus aliados entre atracón y atracón. © Kim Young

Protege tu estómago de forma natural

Con infusiones a base de plantas que ayudan a proteger tu cuerpo de los excesos que producen las comidas copiosas o la ingesta de alcohol. Un buen aliado de tu hígado es el fruto del cardo mariano que contiene silimarina, una sustancia que actúa sobre las células del hígado impidiendo la penetración de agentes hepatóxicos. Además, estimula su capacidad de regeneración.

La raíz del jengibre actúa como estimulante de la digestión y tiene efecto carminativo. Además de estimular la producción de la saliva y el jugo gástrico, favorece la secreción de bilis, alivia la sensación de hinchazón y mejora la digestión.

De sobra también son conocidas las bondades del té verde y sus polifenoles que ayudan a digerir mejor los alimentos. No olvides la manzanilla ya que es perfecta para reducir la pesadez estomacal, prevenir los gases, aliviar las molestias estomacales y disminuir los cólicos. El hinojo, está especialmente indicado para los que padecen digestiones lentas, además de aliviar la acidez, los dolores y los gases y ayuda a eliminar líquidos.

Si eres propensa a la acidez y pesadez de estómago no olvides masticar despacio los alimentos y parar cuando ya no tengas hambre.

Copas de más

El alcohol es, sin duda, el otro gran protagonista de las celebraciones navideñas y pocos consejos hay para evitar sus estragos excepto el consumo moderado. Antes de ponerte a brindar, quizá debas saber que una caña de cerveza contiene 70 kcal; un vermut, 140 kcal y un combinado supera con creces las 200 (140 kcal pertenecen solo al alcohol, a las que hay que sumar el refresco elegido), así que piénsatelo bien antes de alzar tu copa.

Sí, a pesar de estas advertencias, intuyes que te despertarás con la cabeza como un bombo, te recomendamos ingieras un gran vaso de agua antes de ir a la cama ya que facilita la depuración del alcohol presente en la sangre y, sobre todo, la aceleración de la eliminación de los efectos de la temida resaca.

Si lo de prescindir del alcohol no entra en tus planes, tómalo intercalado con vasos de agua.
Si lo de prescindir del alcohol no entra en tus planes, tómalo intercalado con vasos de agua.

10 minutos extra

Piénsalo bien, unos cuantos días de excesos, en los que consumes muchas más calorías de las que el cuerpo es capaz de quemar, desencadena una serie de cambios que no deberías que pasar por alto. Sin duda, el ejercicio físico juega un papel primordial para mantener el peso a raya. Como mínimo, durante las Navidades, deberías incrementar el tiempo de tu actividad diaria en 10 minutos.

Tampoco hace falta que te conviertas en cliente VIP del gimnasio, pero un paseo extra, un par de largos más en la piscina o unos metros más en tu sesión de running serán suficiente.

¡Qué aproveche! © Cordon Press
¡Qué aproveche! © Cordon Press
  • Y, además: ¿Se puede minimizar la resaca?
  • ¿Beber más?

    SÍ, PERO NO ALCOHOL.

    Nada más levantarte, bebe dos vasos de agua mineral para rehidratarte y reponer sales minerales perdidas. Toma el zumo de un limón con agua templada y una cucharada de miel. El limón es una gran alcalinizante que contrarresta la acidez del alcohol y la miel aporta fructosa, tipo de azúcar que te hará recobrar energía.

    Si estás con ánimo, prepárate un licuado de piña, papaya y tamarindo. Tanto la piña como la papaya contienen enzimas digestivas que mejorarán tu malestar intestinal. Una infusión de jengibre también ayuda.

    (Recomendaciones de la doctora Itziar Digón)

  • Café, ¿sí o no?

    NO.

    “El café puede dar una falsa sensación de recuperación, pero no hace que el cuerpo acelere el metabolismo del alcohol. No se recomienda su consumo, ni tampoco el de energizantes con cafeína”, advierte la doctora Paula Rosso.

  • ¿Aplacar la resaca con más alcohol?

    MAL.

    Hay una creencia absurda, que los ingleses llaman “Hair of the Dog”, que anima a beber más alcohol para superar la resaca. El famoso Bloody Mary bien cargado de vodka, que en España correspondería a la primera caña del aperitivo, no sólo no soluciona el problema, sino que lo agrava. Es decir, alarga el estado de intoxicación y retrasa lo inevitable. En algún momento tienes que desalojar las toxinas de la borrachera. Cuanto antes, mejor. En lugar de Bloody Mary, pide Virgin Mary, la versión sobria del famoso cóctel de zumo de tomate.

  • ¿La cabeza te va a reventar?

    No recurras a analgésicos y sofá para mitigar el dolor de cabeza. Éstos tienen que ser metabolizados por el hígado, ya bastante dañado por el alcohol que te has metido. Prueba mejor otra combinación: ducha, un par de vasos de agua y un masaje en las sienes con aceites esenciales.

    Roller S.O.S Cabeza, de Puressentiel. Su bola masajeante facilita la aplicación por acupresión sobre los puntos de tensión y asociado al efecto de la Menta Piperita y a las propiedades terapéuticas del resto de los aceites, permite un alivio instantáneo del dolor. Uso externo.

    Precio: 9,90 €. En farmacias.

  • Antes de acudir a la comida basura...

    …lee:

    “Tras la ingesta de alcohol, es importante consumir alimentos ricos en vitamina B6, B1 como cereales y granos; otros de contenido graso y proteico, como lácteos, carnes y huevos, así como los que son ricos en fructosa como frutas sólidas (sobre todo plátanos) o jugos de frutas variadas, ya que ayudan a disminuir las náuseas. A lo que se debe sumar beber abundante líquido por la deshidratación celular producida por el alcohol”, recomienda la doctora Paula Rosso.

    (En la imagen, los distintos remedios contra la resaca a golpe de caloría que se usan por el mundo. Clica y amplia la imagen)

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad