Belleza espeluznante

Tratamientos de estética con fuego, sangre o serpientes, solo aptos para las más ¿valientes?

Mamen Infante 01 abril 2013

Cualquier día abres una revista, como nos pasó a nosotras, y encuentras una mujer tumbada en una camilla con los ojos echando fuego... literalmente. En el pie de foto lees: "un tratamiento anti-edad conocido como de fuego hace furor en China" y crees que ya lo has visto todo. Te equivocas. Sigue leyendo:

Esta foto ha recorrido la Red entera y se posteó originalmente en el foro chino tt.mop. En él, la forera comentaba: "Acompañé a mi madre el otro día al salón de belleza y entré en shock con lo que estaban haciendo. No podía ni mirar".

 

Belleza espeluznante

Contra las arrugas: fuego. En cantidades.  © tt.mop

Arrugas a prueba de fuego

Huǒ Liao es el nombre de lo último en China en tratamientos de cabina para paliar flacidez y arrugas de la edad. Significa "tratamiento de fuego" porque, a través de él, se busca estimular las capas profundas de la piel en pos de regenerar el colágeno y la elastina. Lo que aquí hacemos generando calor indirecto con complicados y carísimos sistemas de radiofrecuencia monopolar, bipolar, tripolar... allí lo resuelven a fogonazos. Concretamente, aplicando en el rostro una pieza de tela empapada en alcohol con su "elixir especial" (échate a temblar...), encendiendo fuego y prendiendo todas las zonas impregnadas con el líquido.

Y si no lo creéis, aquí una demostración del tratamiento (solo para valientes):

 

Pero ésta no es la única costumbre de belleza llegada de China que pone la piel de gallina. Aguanta la respiración que viene otro hit

 

Caca de pájaro para una piel radiante

Sí, has leído bien. Lo más de lo más en el gigante asiático es un tratamiento llamado Geisha facial cuyo paso estrella es la aplicación de una mascarilla formulada con excrementos de pájaro. El producto en cuestión se llama Uguisu no Fun y es, se pongan como se pongan, caquitas de pájaro pulverizadas. Y tú te preguntarás... ¿dónde quedó el caolín, la arcilla blanca, los alfahidroxiácidos? ¿Cuándo cambiamos las preciosas plantaciones de lavanda por los restos de la jaula del pajarito?

 

Belleza espeluznante

En pequeñas cajitas, listo para llevártelo a casa.

El pooh-pooh de ruiseñor, agárrate, es un secreto de belleza ancestral proveniente de las costumbres de las geishas clásicas y los actores del teatro kabuki. Lo usaban para quitarse el incrustado maquillaje de fiesta. Y es que consigue, gracias a sus enzimas naturales y a la guanina, eliminar células muertas y así iluminar y afinar la textura de la piel, además de aportar un aspecto perlado, tan deseado en los países asiáticos. Si tienes curiosidad, que sepas que venden el producto en muchos sitios en Internet y que el tratamiento facial lo hacen en el Shizuka Day Spa en Nueva York  (180 dólares, una hora). Importante, para los escrupulosos: desde el spa advierten que las cacas se esterilizan con luz ultravioleta antes de usarse y que se mezclan con salvado de arroz para neutralizar el olor.

 

Baba de caracol... con caracol incluido

Pero, puestos a elegir, ¿qué prefieres? ¿Caca de pájaro -previamente esterilizada- o un tratamiento facial con baba de caracol? Antes de contestar, atenta: no se trata de una preciosa crema de baba de caracol envasada en una preciosa cajita y aplicada con una preciosa brocha. Esto va de dejarte caracoles pasearse por tu cara. Maybe... too much?

A estas alturas del siglo nadie niega las virtudes de este viscoso activo en la regeneración de la piel y en la curación de cicatrices, estrías, marcas de acné y líneas de la edad. Ahora bien, ¿es necesario que sean los propios caracoles los que depositen el activo en vivo y en directo? En Krasnoyarsk (Rusia) piensan que sí. Alyona Zlotnikova, propietaria de un salón de belleza top, afirma que lo ideal es poner directamente al caracol encima de la cara.

 

Belleza espeluznante

Del jardín a tu cara, ¿te atreves?

Por lo que sabemos en España sobre este tema, que no es poco, resulta que no sirve cualquier tipo de secreción ni cualquier tipo de caracol: solamente es válida la de un tipo de raza (el Cryptomphalus Aspersa) que, además, sólo es eficaz obtenida en un momento específico en el que el animal responde a un estímulo mecánico. Esta secreción es extremadamente rica en proteínas y polisacáridos, y no se puede comparar con la baba que el caracol segrega durante su desplazamiento, carente de actividad biológica y cuya única función es permitir su movilidad. Pues eso, que no pruebes esto de los caracoles paseándose por tu cara, ni siquiera por curiosidad. De nada.

 

Serpientes ¿relajantes?

Y seguimos, si hablamos de pasearse, ¿cómo ves que te tumbes para recibir un masaje y quien te lo dé sea un grupito de serpientes?

Existe en el norte de Israel un spa llamado Ada Barak que, por sólo 70 dólares y un par de arrestos, te colocan seis serpientes (tranquila, no venenosas) para que liberen tus articulaciones y tus músculos del estrés acumulado. Honestamente, yo no sé si en esa tesitura podría relajarme o me estresaría más aún. Supuestamente basado en la sabiduría de sus ancestros, afirman que la mezcla de fascinación y miedo puede ser una experiencia muy motivadora y que dejar el cuerpo libre a tan distintas sensaciones parece que te hace descansar. Al grano: el movimiento de las serpientes elimina contracturas, te ayuda a relajarte, estimula tus sentidos y, al loro, despierta tu mejor energía sexual.

 

Belleza espeluznante

Masaje ¿relajante? de serpientes   © Gettyimages

Cabello suave, pasado por semen

Y si hablamos de energía sexual, no desdeñemos el último invento del salón londinense Hari's: semen de toro como mascarilla capilar. 45 minutos, 100 libras y ¡un pelazo! El tratamiento se llama Aberdeen Organic Bull Semen Treatment y y lo consideran, no sin cierta guasa, "viagra para el pelo".

La mascarilla, ¡sorpresa!, lleva también proteínas y raíz de una planta llamada katera. ¿Será entonces el semen un simple reclamo de marketing? Los toros, por si te interesa, son de la raza Aberdeen-Angus y se crían en una granja de Cheshire. Hay comentarios en Internet que aseguran que esta mascarilla deja el cabello muy hidratado, nutrido, brillante, fuerte, ligero y lleno de vida. La dueña del salón, la tal Hari Salem, nos quiere tranquilizar advirtiendo que el semen se congela antes de usarse y que así se elimina su olor. Es verdad, se queda una mucho más tranquila.

 

Belleza espeluznante

Un pelo más sano con semen de toro.  © Gtresonline

Y tranquilas es lo que menos nos quedamos hace un par de semanas cuando vimos en el Instagram de Kim Kardashian semejante estampa:

 

Belleza espeluznante

Kim Kardashiam se apunta a la Dracula Therapy.  © Instagram

La cara llena de sangre. En el pie de foto, Dracula Therapy. ¿Escalofríos...? Tranquila, la culpa es de los ingleses, que siempre han titulado mejor que nosotros.

 

Terapia vampiresca

Porque el tratamiento en cuestión no es más que lo que aquí llamamos Bioestimulación con plasma rico en plaquetas. En España se lleva haciendo casi diez años y todas, menos o más, hemos oído hablar alguna vez de él. Sabemos que se lleva a cabo centrifugando sangre del propio paciente a la que se extrae un suero que se vuelve a inyectar para obtener un rejuvenecimiento espectacular. Claro, que la percepción cambia mucho al ver a la paciente fotografiada con la cara recién pinchada y los restos de sangre... Sólo KK es capaz de algo así.

En fin, que después de ver todos estos tratamientos, todavía quedará alguien que arquee las cejas cuando cuentes que te gusta ir al spa a que te unten el cuerpo de chocolate, te metan en una barrica de vino, te pongan pececillos a morderte la piel de los pies o te hagan una mascarilla de caviar, cuando no un peeling con diamantes pulverizados o unas sesiones de relax en una cueva de sal.

A mí cualquier día me encuentras con cara de ¿qué pasa? envuelta en fangos de lo más feliz, como si fuera un cerdito o la mismísima Fiona, Señora de Shrek.

 

Etiquetas: Humor - Piel

Publicidad