El platino es el nuevo rubio

Sí, el rubio-rubísimo-casi-blanco está de moda. Tras Taylor Swift o Emma Stone, puede que tú seas la siguiente en decolorártelo. Pero, ¡ojo!: tenerlo perfecto cuesta, así que aprende sus normas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Quién nos iba a decir hace unas semanas que, al pensar en una melena rubio platino se nos vendría a la cabeza una imagen de Taylor Swift. Hace cosa de un mes, con motivo de su portada para Vogue América y de su privilegiado asiento en la gala del MET, destiñó su cabello y se pasó al perfecto rubio al oxigenado… más molón. Y este cambio no viene solo: de la mano, todo un giro a su estilo, dejando atrás la etiqueta de niña dulce y sacando su lado más grunge, más salvaje, más loco.

Eso sí, Taylor no es la única; otros nombres del panorama, de esos que ejercen influencia allá donde van, han hecho lo mismo: en Cannes, Kristen Stewart lució melena platino acompañada, como en el caso de Swift, de un cambio de look que la colocó en el primer puesto del ranking de mejor vestidas; Emma Stone ha hecho lo propio, seguramente rindiéndose a las exigencias del guión; Jennifer Lawrence ha ido aclarando su rubio hasta unirse al platino… suma y sigue.

AHOTE TE TOCA A TI: ¿CÓMO SE CUIDA UNA MELENA PLATINO?

Por Mamen Infante

Lo primero, aclaremos qué es el rubio platino. El auténtico, el de Marylin Monroe o Rita Ora, se consigue decolorando y tiñendo encima. Es un proceso largo, complicado y no demasiado barato; nada que ver con dejarte la vida con las mechas de amoniaco. ¿No quieres liarla parda? No hagas de peluquera, acude a un profesional.

© Naomi Yang
© Naomi Yang
 
Ante la idea de teñirte el pelo de rubio platino, te pueden surgir dos imágenes mentales: Christina Aguilera o January Jones, por poner solo dos ejemplos. Es decir, lo mejor y lo peor de lo que es capaz el ser humano. Y, como Gwyneths Paltrows y su espeluznante perfección sólo hay una, si piensas transformar tu melena lisa de plancha con reflejos rubios en una platino, piensa que el fracaso es más que posible. Todos los peluqueros están de acuerdo: el platino queda mejor en cabellos cortos, despuntados y divertidos. El platino le va al bob, al garcon, al pixie, al crop… pero nunca a la melena larga y con bucle de plancha. ¿Por qué querer parecer una actriz porno si no lo eres?

Las normas de la casa del platino

1. Ahorra
El cambio no es barato. Mantenerlo, mucho menos. Cada tres semanas -mínimo- hay que retocar. Además, precisa de buenos productos para cuidar en casa su textura y tono.

2. Piensa antes de actuar
Los rasgos cuentan, no todas podemos permitirnos un rubio platino. Te quedará genial cuanto más claro sea tu tono de base natural o si tienes la cara redonda, los pómulos muy marcados o un rostro anguloso. No es muy recomendable para caras muy delgadas.

3. ¡No intente esto en casa!
La decoloración, mejor en la peluquería, a menos que seas toda una experta. Si se hace correctamente, decolorar y teñir encima es lo mejor para el cabello.
EspacioQ es una peluquería experta en rubios. Está en Manuela Malasaña, 25 (Madrid). Tel. 914452131.
EspacioQ es una peluquería experta en rubios. Está en Manuela Malasaña, 25 (Madrid). Tel. 914452131.
4. Ármate de paciencia
Dependiendo de cuál sea tu color de base, el proceso puede ser más largo o menos. En ocasiones son necesarias varias visitas al peluquero. El orden de los tonos obtenidos al decolorar el cabello es: negro-castaño-rojo-anaranjado-amarillo-rubio-blanco. Por este motivo, si no se completa el proceso de decoloración, el resultado obtenido son los colores intermedios.
En pasarela: Kendall sorprendió a todos con una melena platino en el último desfile de Balmain. Era un postizo de Balmain Hair Couture. © Lazzari / Cordon Press
En pasarela: Kendall sorprendió a todos con una melena platino en el último desfile de Balmain. Era un postizo de Balmain Hair Couture. © Lazzari / Cordon Press

5. Prepárate a mimarlo
Este tono no solo hay que cuidarlo, como hacemos con los demás; también hay que darle mimos extra. Si tienes aprecio por tu fibra capilar, piénsatelo mucho si no tienes tu cabello en plena forma. El proceso es agresivo y puede terminar destrozándola. Para que no se estropee ni se parta, hay que protegerlo antes de teñirlo. Unos días antes, mascarilla nutritiva intensiva para que vaya fuerte al tocador. También, un extra de hidratación una semana después.

SHOPPING PARA UN BUEN PLATINO
Si no cuidas tu rubio platino a menudo, se volverá frágil. Si no luce luminoso, no se verá bonito. Para evitar que amarillee, tienes que cuidarlo en casa con champú morado en uno de cada cinco lavados. Además, hay productos de cuidado especiales para este tono. Nos gustan:
Platino
  1. Spray acondicionador rubio frío de BlondMe de Schwarzkopf Professional. Con efecto antiamarillo instantáneo. Contiene filtro UV para un rubio frío nítido perfecto. 15,45 €. En peluquerías.
  2. Acondicionador Custom-Tone Cold de Redken, con pigmentos morados y extra de hidratación. Permite regular y dosificar semanalmente la cantidad de pigmento que quieras emplear según la necesidad de cada cabello, personalizando así el color a tu gusto. Este tono neutraliza los tonos amarillentos que aparecen con el tiempo manteniendo así los rubios más fríos. 28,75 €. En peluquerías.
  3. Acondicionador Protection Couleur Blonde Crystal .07 de La Biostetique. Especial para tonos rubios fríos, cuida y refresca los reflejos. Activa la luminosidad natural del cabello y proporciona un brillo sublime. 25,40 €. En peluquerías.

Artículo publicado originalmente el 26/10/2014.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad