Por qué la actuación de Lady Gaga en la Super Bowl ha sido alucinante

No solo cantó. También se tiró al vacío, voló, hizo acrobacias aéreas y aún tuvo tiempo de mandarle un mensaje a Donald Trump. Gracias, Super Bowl.

Trece minutos. Eso fue lo que necesitó Lady Gaga en el intermedio de la Super Bowl para demostrar que es una de las mejores artistas femeninas de los últimos tiempos (con permiso de Beyoncé y Madonna, obviamente). Y sí, reconozco que soy una de las Little Monsters de la cantante, pero dejad que os convenza con argumentos ricos y variados de por qué la performance de Gaga es canelita en rama.

  • Una diosa en las alturas

El suelo es para los humanos y ella no es de este planeta. Por eso, Lady Gaga comenzó su actuación desde el techo del estadio NRG de Houston (Texas). Cual heroína de cómic con maquillaje a modo de antifaz y un body de lentejuelas y maxi hombreras (obra de Versace, que también firmó el resto de sus cambios de vestuario), la cantante comenzó entonando un mix de dos clásicos americanos como son God Bless America y  This Land Is Your Land.

Súbete tú ahí, si tienes lo que hay que tener.
  • Recadito para Mr. Trump

Muchos se preguntaban en Twitter por qué Lady Gaga había decidido iniciar su actuación con estos dos temas. He aquí la respuesta. Ambos se han convertido en auténticos himnos en todas las manifestaciones contrarias a los políticas excluyentes de Donald Trump. De hecho, Gaga escogió cuidadosamente las estrofas que interpretó de cada una de ellas. De la primera: “Dios bendice a Estados Unidos, la tierra que amo. Mantente de pie junto a ella, y guíala a través de la noche con la luz de arriba”. De la segunda: “Esta tierra es tu tierra. Esta tierra es mi tierra. Esta tierra fue hecha para ti y para mí”.

Y lo cantó con sentimiento. Mucho.

Pero antes de meterse en faena, remató su velada protesta (la organización de la Super Bowl le había prohibido por contrato hacer cualquier tipo de reivindicación política de forma directa) con el siguiente mensaje made in Gaga: “Una nación bajo Dios. Indivisible. Libertad y justicia para todos“.

Esa es nuestra chica. Reivindicativa y sincera. Hasta Meryl  y J-Lo están con ella.

Dicho lo cual, se tiró al vacío. En serio.

Jeronimooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.
  • Se te ha quedado cara de póquer

Normal amiga. Por eso (y como Lady Gaga no es tonta), la cantante reinició su show con Poker Face. Eso sí, antes tuvo que bajar del techo. Y lo hizo de manera similar a la de Tom Cruise en Misión Imposible.

Tras aterrizar en esa enorme torre, Lady Gaga cantó Poker Face y después se desplazó hasta tierra firme. ¿De qué manera? Pues cual acróbata de El circo del sol.

Sí, eso que ves dando vueltas por el aire es Lady Gaga.
  • Sus mejores temazos

Ya en tierra firme, Gaga dio rienda suelta a su voz dicen las malas lenguas que hizo un semi-playback y a las coreografías que nos hicieron (y hacen) adorarla. Con la melena al viento y presumiendo de cuerpo de baile ni que fuera esto Noche de Fiesta, revivió Born This Way

Sola, lo que se dice sola, no estaba. © Getty Images

… hizo que nos quedáramos sin respiración por un minuto cuando oímos los primeros acordes de Telephone, su dueto con Beyoncé (pero no apareció por ningún lado)…

¿Hola? ¿Beyoncé? Vaya no lo coge.

… y con la misma canción nos demostró que no solo Madonna sabe hacer sentadillas mientras actúa.

Ella las hace cantando y tú no llegas ni a una en el gimnasio.

También nos recordó que hubo un tiempo en el que las guitarras/teclado eran lo más con Just Dance (la canción que le dio fama mundial)…

Que no se diga que Lady Gaga no puede con lo que le echen encima. © Getty Images

… se nos puso nostálgica con Million Reasons, tema que tocó al piano como solo ella sabe…

…es decir, con la pierna encima. © Getty Images

Momento que aprovechó para saludar a su padres (que la veían desde el público)…

Va de malota, pero en el fondo es una buenaza.

… y para bajar del escenario y abrazar a una fan.

Aunque no debería hacerlo, es posible que esa chica no vuelva a ducharse.

Y cuando parecía que la Gaga-fiesta estaba a punto de terminar, ¡tachán! Cambio de vestuario (con un claro guiño a la equipación de los jugadores de fútbol americano) y a darlo todo con Bad Romance.

Y bien rodeada de gente, que no se diga que Lady Gaga no da trabajo. © Getty Images

Venga vale, os la pongo también en movimiento que sé que os gusta.

Tanto peinarse pa’ luego esto.

Y así, con este tema, Lady Gaga puso punto y final a su intervención en el descanso de la Super Bowl. Sin embargo, y como no podía ser de otra manera, la forma en la que desapareció del escenario será tan o más recordada como su caída desde el cielo. Atentas:

¿Alguna duda de por qué esta actuación ha sido la bo(wl)mba? Si las hay, te aconsejo que veas el vídeo al completo. Impresionante.

 

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram