La habilidad secreta de Kim Kardashian

Para que luego digan que es famosa por hacer nada...

Alguien poco entendido podría llegar a pensar que ser Kim Kardashian es tumbarse todo el día en el sofá sin hacer nada. O que, como mucho, ser Kim Kardashian es tumbarse en el sofá viendo Netflix mientras un asistente te ajusta el corsé y tu marido Kanye te elige qué tienes que ponerte. Pero no, ser Kim Kardashian es mucho más complejo y requiere unas dotes extraordinarias de las que no cualquier ser humano podría presumir.

¡Cualquiera no puede ser Kim!

¿Ser Kim Kardashian es que te ajusten el corsé mientras Kanye te elige la ropa? © Cordon Press
¿Ser Kim Kardashian es que te ajusten el corsé mientras Kanye te elige la ropa? © Cordon Press

No, porque no existe en este mundo ni tampoco en Marte nadie como ella dominando el arte de los selfies: cabeza ladeada a la derecha, barbilla sutilmente elevada, morritos, mirada felina y hasta una funda especial para el móvil ideada para eliminar las sombras. Muy pro todo. Pero hay más…

kimkardashianselfie1
¿Es o no un arte esto del selfie? © Cordon Press

Su trabajo requiere una constancia y una disciplina nada fáciles de adquirir en la universidad de la vida, las únicas que hacen posibles los logros que ha coronado en su último viaje a México. Ella misma lo confesaba en un artículo publicado en la web de su hermana (modelo copaportadas Kendall Jenner) titulado Las cifras de Kim: el desglose de mis vacaciones en México. En él reconocía, sorprendiéndose ella misma de los magníficos resultados, que en su estancia de cuatro días en el país centroamericano se sacó un total de 6.000 selfies.

Seis-mil-auto-fotos. En cuatro días. Repetimos: 6.000.

kimkardashianselfie3
Imprescindibles: los morritos. © Instagram @kimkardashian

Los ceros te bailan, lo entendemos, así que hacemos las cuentas por ti: 6.000 fotos en cuatro días quiere decir que la morena posó para 1.500 instantáneas al día, lo que representa un total de 62 fotos y media por hora (o una foto por minuto). Durante cuatro días. Pese a la capacidad infatigable de Kardashian tenemos que preguntar: “¿Cuándo comes Kim? ¿Cuándo te duchas? ¿Cuándo duermes? ¿Cuándo le das el puré a tu retoño Saint? ¿Cuándo le haces coletas a North?

¿Es un pájaro? ¿Es un avión?... ¡No!, es Súper-Kim.
¿Es un pájaro? ¿Es un avión?… ¡No!, es Súper-Kim.

Si planeamos una segunda hipótesis que defienda que Kim es, efectivamente, humana, y a sus días les quitamos las horas de descanso, de contouring delante del espejo o de cepillado de melena y hacemos nuevos cálculos así por encima, que lo nuestro son las letras obtenemos cifras aún más sorprendentes: Kim durante sus vacaciones ha pulsado el obturador de la cámara de su móvil unas 107 veces cada hora, acumulando un total de dos selfies por minuto lo que supera el récord que ostentó mi padre tras descubrir la autofoto en el verano del 2008.

Así se convierte una en la reina del selfie. Aprended o mejor no, que saturamos iCloud, amigos.

kimkardashianselfie2
Natural, como la vida misma o los zumos verdes, en sus vacaciones en México. © Instagram @kimkardashian

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram