¡Habemus bebé! Termina el embarazo ‘fantasma’ de Irina Shayk

Bradley Cooper e Irina ya son papás de un precioso bebé. Eso sí, no sabemos ni el nombre ni el sexo porque la pareja sigue muda al respecto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Actualizado el 11/abril

Una fuente cercana a la pareja ha confirmado que el bebé es una niña a la que han puesto de nombre Lea de Seine Shayk Cooper.


¡Mini Cooper ya está aquí! (Sí, no he podido resistirme a hacer la ‘grazia’). El primer hijo (o hija) de Irina Shayk y Bradley Cooper nació hace dos semanas según ha anunciado la revista People. Aunque nosotros nos enteramos ahora. Y todo porque alguien de su entorno se lo ha chivado a la prensa. Ya os digo yo que si llega a ser por sus famosos papás, no sabríamos de su existencia hasta el día de su graduación.

Menos ‘Oops’ y más soltar por esa boquita.

¿Y que es lo que se ha filtrado? Pues que es un precioso bebé si sale feo con esa genética a mí me da algo. Ni nombre ni sexo. Bajona, lo sé. Pero es que la parejita nos ha salido muy arisca en esto de compartir su vida personal. Bueno, en el caso de Irina Shayk es un poco más sorprendente. Después de su ruptura con Cristiano Ronaldo, se despachó bien a gusto en una conocida revista del corazón.

  • Un embarazo nunca confirmado

Irina desveló su secreto sobre la pasarela de Victoria’s Secret en el último desfile de la firma celebrado en París. Fue entonces cuando desfiló tapando su incipiente barriguita y sonriendo de oreja a oreja como si nada. ¡Pillada!

Y se creería que no íbamos a darnos cuenta… © Getty Images.

A partir de ese momento, Irina Shayk y Bradley Cooper perdieron el habla como La Sirenita.

Algo así.

Ninguno confirmó ni desmintió la noticia. Fue entonces cuando Irina comenzó a utilizar bolsos del tamaño de Kansas City, jerséis en los que cabrían cuatro personas y hasta un peluche gigante de Minnie. Todo con tal de no mostrar embarazo.

Iri + iri with Mickey + Minnie✨🏰💘

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

  • El llamado síndrome ‘Victoria Bekcham’

Irina ha presentado los mismos síntomas que nuestra Vicky durante sus cuatro gestaciones. Eso sí, Victoria lo hizo con mucha más clase. Una cosa es que no quieras que te pillen con los tobillos hinchados y ojeras, y otra es que no confirmes algo tan natural como que llevas un bebé en tu interior.

Son una monada hasta en dibujos animados.

Y eso es lo que hacía la diseñadora. Confirmaba la buena nueva y luego desaparecía del mapa hasta que había dado a luz. De hecho, la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton ha sido de las pocas veces en las que hemos podido verla luciendo barriguita en un acto público.

Estaba guapísima con un vestido de su colección, tocado de Philip Treacy y subida a sus inseparables Louboutin. © Getty Images.

Dentro de nuestras fronteras, Penélope Cruz también ha sido muy celosa de sus embarazos. En las dos ocasiones en las que ha sido madre, la actriz  y Javier Bardem no dijeron ni esta boca es mía. Alejados de los focos durante esos nueve meses, tras el nacimiento enviaron una nota diciendo que habían tenido un ‘baby‘. Y claro, maravillas del inglés, baby es bebé. A secas. Así que nos quedamos sin saber si era niño o niña hasta que a algún amigo se le escapaba el nombre de la criatura.

¿Os imagináis?

Resumiendo, Habrá que esperar a que Bradley e Irina den su brazo a torcer y concedan alguna entrevista o alguien dé el chivatazo a la prensa. Con lo fácil que es hacer como Beyoncé y utilizar Instagram para anunciar y narrar embarazo. ¡Cachis!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad