La guía del escote: cuánto y cómo llevarlo

Enseñar o no enseñar: esa es la cuestión. Analizamos qué está permitido y qué no cuando se trata de la parte del cuerpo más polémica.

Lucir una fracción de piel, por importante o insignificante que sea, debe de hacerse con sentido. La intención de mostrar tiene que estar acorde con el tipo de evento al que se asista y con la personalidad de cada una. Pero aún así, en ocasiones, los cálculos fallan.

Por eso, hemos elaborado una pequeña guía del escote perfecto, un repaso por aquello que funciona… y lo que no.

  • © Getty Images

    Rita Ora: DON'T

    El palabra de honor rematado con dos picos es peliagudo y no apto para cualquiera.

    Por ejemplo, Rita parece la versión oxigenada de Jessica Rabbit embutida en un vestido del que parece que se va a desbordar.

    ¿Podrá respirar ahí dentro? Lo dudamos…

  • Karlie Kloss: DO

    Sin embargo, el mismo escote es mucho más favorecedor en Karlie (que tiene unas siete tallas menos de sujetador que Rita).

    En ella el patrón del vestido cumple su función: aumentar ópticamente el volumen.

  • © Getty Images

    Lara Stone: DON'T

    El escote que luce Lara Stone es un conjunto de catastróficas desdichas. Entre el patronaje, la tela y que no lleva el pecho bien colocado el vestido desmerece por completo el cuerpo de la top. La raja tan pronunciada hace que el escote pierda protagonismo. ¡O una cosa, o la otra!

  • © Getty Images

    Manuela Vellés: DO

    El escote de Manuela Vellés sugiere más que enseña. Y eso es sensual. Los paillettes dorados aportan ese toque de fiesta necesario en un evento importante; los tirantes finos y la transparencia de debajo del pecho aligeran el cuerpo del vestido. Los pendientes  y el peinado le dan el toque setentero ¿El resultado? Un look impecable que nos recuerda a Sharon Stone en la película Casino.

  • Alexa Chung: DON'T

    A Alexa Chung este vestido le hace parecer un cupcake y, además, el escote de corazón no se termina de ajustar al pecho. Si alguna vez te pruebas un vestido de corte similar y te hace bolsas en el pecho, una de dos: o cambias de talla o cambias de tipo de escote.

  • © Getty Images

    Alexa Chung: DO

    Por suerte la británica ha mejorado con los años hasta erigirse como firme defensora del estilo preppy. 

    Aquí con vestido de inspiración baby doll y largo midi. Las sandalias de plataforma, las medias y el bolso (un 2.55 de Chanel, en versión mini) restan candidez al vestido y suman la pincelada sexy.

  • © Getty Images

    Salma Hayek: DON'T

    Salma ‘la bomba latina’ Hayek nunca se priva de un buen escote en uve.

    Está orgullosa de sus curvas, pero tanto que a veces se le olvida que el resultado sería más elegante si cerrara sus escotes unos (cuantos) centímetros.

     

  • Kim Kardashian: DON'T

    ¿Más ejemplos a no seguir? Los días en que a Kim le da por salir desnuda a la calle.

    Lo suyo, que no se puede llamar ni escote, deja nada a la imaginación (¡ni por arriba ni por abajo!).

  • Kim Kardashian: DO

    Pero que nadie saque conclusiones precipitadas, que esta guía del escote no viene a decir que a más carne tapada, mejor.

    No, y es la propia Kim la que nos demuestra que un escote de lo más generoso puede ser muy acertado si acompaña todo el conjunto: en este caso, pecho recogido y look masculino que, en vez de restar sexy, suma puntos de tres en tres.

  • © Getty Images

    Taylor Swift: DO

    La geometría le sienta de cine a Taylor y su escueto escote.

    Nota: Si vas a llevar un palabra de honor, que no se te olvide caminar recta. No hay nada peor que ir encorvada con la espalda al aire.

     

  • Irina Shayk: DON'T

    Este vestido de tela troquelada con  escote generoso parece más propio de las playas de Ibiza que de una alfombra roja. El look de Irina Shayk, firmado por Roberto Cavalli tiene otro ‘pero’: la uve del escote es demasiado abierta y no se puede combinar escote extra pronunciado con transparencias. Regla número uno de nuestra guía del escote.

  • © Mondadori Photo

    Olivia Palermo: DO

    En lugar de dejar varios palmos de escote entre las dos tiras de su vestido, como Irina, Olivia lo reduce a escasos centímetros.

    Un pañuelo al cuello remata el toque vintage de este look que es un DO en toda regla.

  • Lupita Nyong'o: DON'T

    El escote en uve profundo es uno de los más vistos en las alfombras rojas, pero no es amigo de extremos: ni para mucho ni para poco pecho.

    Y un buen ejemplo de lo último nos lo da Lupita, marcando esternón, que hubiera estado más acertada con un vestido asimétrico que potenciase su clavícula.

  • © Getty Images

    Poppy Delevigne: DO

    Mejor le sienta el mismo escote a la it girl inglesa, que sabe cómo sacarse mucho el partido.

    Lleva este vestido de Valentino con un body que ejerce de sujetador y recoge el pecho, juego al que contribuyen las transparencias.

  • © Getty Images

    Úrsula Corberó: DO

    Este vestido folk de la actriz  pedía que el pequeño escote en pico no fuera decorado con ningún collar. Por eso, los pendientes de aro que lleva le dan un toque de luz y aportan sofisticación al conjunto. Además, la manga corta le aporta un tocque chic.

  • © Getty Images

    Iggy Azalea: DON'T

    El escote de corazón con tirantes y crop top compite en protagonismo con la transparencia lateral de la falda. Ya lo hemos dicho: el protagonismo de cintura para abajo o de cintura para arriba; pero ambos, es un error.

    Un par de centímetros menos de tirante (y de escote) le habría favorecido bastante más a su pecho.

  • © Getty Images

    Sofía Vergara: DON'T

    ¿Otra manera de estropear un pecho perfecto? Vestirlo con el tejido que no toca.

    Eso hacía Sofía al plantarse este modelo con unos brillos que le hacían parecer low cost.

  • © Getty Images

    Blanca Suárez: DO

    Muy sensuales el look con transparencias de Blanca Suárez.

    Para lucir este tipo de prendas es primordial tener claro qué tipo de sujetador se quiere dejar al descubierto. Es ideal uno liso y sin tirantes tal y como ha hecho la actriz española.

  • © Cordon Press

    Karlie Kloss: DO

    La modelo luce como nadie un escote cuadrado que decora con un pequeño colgante. Este look en color maquillaje es ganador por su minimalismo y elegancia.

  • © Getty Images

    Miranda Kerr: DON'T

    Miranda, o cómo no gestionar bien uno de los escotes más sencillos: el redondo.

    Mala idea lo de plantarse un collar tan grande cuando la fracción de piel que queda al descubierto es tan pequeña. Hubiera sido mejor una cadenita fina; o mejor aún, unos pendientes.

  • © Getty Images

    Paula Echevarría: DO

    La actriz Paula Echevarría vuelve a destacar por haber sabido gestionar un escote complicado en el que se ve poca porción de piel.

  • Kate Hudson: DO

    Bien también por la actriz americana que sabe que su look  no necesita ser decorado con nada.

    El tan popular corte off shoulders no necesita compartir protagonismo con ningún collar.

  • Eleonora Carisi: DON'T

    O de cómo un total look de Chanel es un exceso que podría haberse aligerado prescindiendo de la chaqueta (para no parecer un juego de mantel con servilletas).

  • Emma Watson: DO

    La misma idea: crop top de encaje, Emma la saca adelante rompiendo reglas al sobreponer una cazadora de cuero.

    De sobresaliente.

  • © Cordon Press

    Hailee Steinfeld: DON'T

    Solo hay algo peor que ser una joven cantante de country: parecerlo. Pues eso.

    Desconfía de tí misma si te parece buena idea llevar un vestido blanco con chorreras en el que los tirantes del propio vestido parecen los del sujetador.

  • Ingrid Garcia Jonsson: DO

    Un cuello a la caja, coronado con una gargantilla, no funciona en cualquier tipo de cuerpo. Pero sí (y de maravilla) en la actriz española, con cuello largo que le permite jugar con este ripio de superposiciones.

    Chapeau por Ingrid al haber optado por un recogido tan sencillo que ceda todo el protagonismo a su outfit.

  • © Mondadori Photo

    Anna Wintour: DO

    La combinación de cuello a la caja con varios collares de pedreria es precisamente una de las señas de identidad del armario de Anna Wintour.

    Un toque extra de elegancia.

  • © Cordon Press

    Kiernan Shipka: DO

    La hija de Don Draper en Mad Men no solo se ha hecho mayor, sino que se ha convertido en una de las celebrities con más personalidad en el armario. Será lo que tiene haber crecido en un plató de televisión…

    Soberbia su combinación de blusa transparente con maxi lazada al cuello y la falda de talle alto estampada. Para copiar cualquier noche.

  • © Getty Images

    Sienna Miller: DO

    El escote de una blusa desabrochada es y será un potente arma de destrucción masiva.

    Sienna sabe cómo utilizarlo con un cordón de plata que enmarca la clavícula pero que no le resta ni un ápice de protagonismo a la abertura de la camisa.

  • © Getty Images

    Emma Watson: DO

    Lo mismo hace su compatriota, con un look en el que la elegancia le gana la partida al aburrimiento a base de maquillaje, recogido y complementos.

    Este look, que siempre nos recordará al que lució Rania de Jordania en la boda de Felipe y Letizia, es ideal para aistir a una cena o a un cóctel y huir del clásico y aburrido vestido.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram