Lo que piensa Chris Hemsworth de Elsa Pataky

Pues parece que ahora tendremos que darle también el título de mejor marido (porque no tenía bastante con ser el mejor padre y abrazar a sus tres hijos con un solo brazo…).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

A Elsa Pataky le ha tocado la lotería el equivalente a, aproximadamente, un millón de veces. Y no hablamos del ámbito económico, no precisamente; hablamos del personal, donde haber encontrado a alguien como Chris Hemsworth, -haberle enamorado, haberse casado con él y haberle dado tres hijos- es, sin duda, un éxito absoluto (y de por vida).

Y es que aquí el australiano no es solo el hombre más sexy del mundo según la revista People. Tampoco es solo (¡solo!) Thor en músculo carne y hueso. No solo es, ni mucho menos, el padre perfecto de sus tres criaturitas (India Rose, Sasha y Tristan), NO. Además de todo esto, es un señor marido. Un marido, con perdón de los presentes, como la copa de un pino. 

Ay. © Cordon Press
Ay. © Cordon Press

Así lo ha demostrado al declarar públicamente su amor por Elsa (moñerías a las que en Hollywood no nos tiene tan acostumbrados como nos gustaría) igual que hizo hace unos días Ryan Reynolds con su señora y su recién estrenado bebé. Pero no nos desviemos y volvamos a Chris porque, aunque se lo tenía calladito, es todo un señor. En un evento reciente no dudó en hablar maravillas de la española con la que comparte vida, hijos y hogar, agradeciéndole todo lo que ha hecho para sacar adelante su familia. Recordemos que Pataky hace mucho que no se pone ante la cámara porque decidió dedicarse en cuerpo y alma a sus labores como madre y a su escultural cuerpo, dicho sea de paso.

Vaya, que Elsa es “un apoyo incondicional” (en palabras de Chris) para la carrera de Hemsworth y él es perfectamente consciente de ello.

© Cordon Press
© Cordon Press

Sobre su vida como padre, habló al portal DAD.info de cómo había cambiado: “Tu vida se centra mucho más y ya no tienes tiempo para perderlo en cosas poco importantes. Te vuelves menos egoísta y, de repente, piensas casi únicamente en términos de qué será lo mejor para tu mujer y tus hijos”.

Además, a sus 31 años tiene muy claro que ya no necesita de ningún tipo de exceso: “Ya tuve una época salvaje de joven y, en realidad, ese tipo de cosas nunca me resultaron interesantes. Cuando conocí a mi mujer me sentí muy a gusto ante la idea de que fuera alguien con quien compartir mi vida y construir un futuro juntos”, añadió.

¡Las hay con (mucha) suerte en el amor…!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram