El verdadero (y absurdo) motivo de la obsesión de Kylie Jenner con los labios

Como nos temíamos, la decisión de Kylie de ponerse labios no fue precisamente muy meditada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

La mente humana es maravillosa. Y la película de Russell Crowe también. Resulta que los mortales nos pasamos días decidiendo si comprar un horno, una lavadora, un móvil, un coche… Valoramos, comparamos, pedimos varios presupuestos, etc. Sin embargo, a la hora de pasar por el quirófano para que jueguen con nuestras caras cual Mr. Potato, hay gente que no se lo piensa dos veces. Y cuando digo gente me estoy refiriendo a Kylie Jenner.

El antes y después de Kylie. © Getty Images

Gracias a su reality, Life of Kylie, por fin hemos zanjado la polémica de por qué decidió aumentar el volumen de sus labios la menor de las Kardashian. Una cuestión que siempre ha estado en el aire como el amor y que ella, durante años, se ha dedicado a ignorar. Hasta ahora. Atentos a la confesión.

“Tenía quince años y estaba muy insegura respecto a mis labios. Siempre los he tenido pequeños y cuando me estaba dando uno de mis primeros besos con un chico, este me dijo, ‘no creo que vayas a ser buena besando porque tienes los labios bastante pequeños’. Me lo tomé muy mal. Cuando un chico que te gusta te dice eso, simplemente me afectó. No me sentía guapa ni deseada”, ha declarado la menor del ‘klan’, la misma que se pasó años diciendo que el sorprendente aumento del volumen de sus labios se debía a su maestría con el perfilador.

“Realmente deseaba tener los labios más grandes. Comencé rellenándolos con lip liner para crear la ilusión de mayor volumen. Sin embargo, terminé poniéndome labios”, sentencia.

Kylie Jenner en la gala Met de este año con sus labios NO originales. © Getty Images

Querida Kylie, entendemos perfectamente que, con quince años, una puede ser más vulnerable dado que está comenzando a convertirse en una mujer, pero ¿qué mensaje estás lanzando al mundo? Es muy respetable que la pequeña Jenner quiera contar su historia, pero tampoco estaría mal que hiciera hincapié en que la cirugía estética no siempre es la solución para superar problemas de autoestima. O que mamá Kris hubiese intervenido antes de darle el ok a que su pequeña adolescente se operase los labios porque a su novio no le gustaban.

Aunque no ha desvelado a qué edad se operó los labios, lo cierto es que la menor de las Kardashian tiene ahora 20 años. ¡Veinte! Vale que los chicos jóvenes pueden ser crueles con sus comentarios, pero, ¿sabes lo que deberías haber hecho en ese momento, amiga? Decirle que se fuera a freír espárragos. ¿Que no le gustan tus labios? Pues que se vaya a besar a otra que ya encontrarás tú a alguien que te valore, te respete y te quiera tal y como eres.

Gracias amiga.

Es cierto que muchas inseguridades pueden arreglarse en el quirófano, pero siempre después de haber trabajado con un grupo de apoyo. Es más. También os digo y esto es muy rollo madre que el remedio es a veces peor que la enfermedad. Hay que tener mucho cuidado con la cirugía estética. Sus resultados no siempre son los que esperábamos y puede que no cubra nuestras expectativas.

“Estoy tratando de no crecer demasiado deprisa. Me encanta mi edad. Y quiero mucho a mis fans. Me gusta que todos seamos jóvenes, somos la nueva generación. Quiero cometer errores, quiero tomar malas decisiones y aprender de ellas. Esa es la única forma de seguir creciendo”, apuntó la ahora irónicamente reina de los labiales.

Pues sí amiga, y creemos que este ha sido el primero y más grande.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad