Nerea Barros: “Sabía que este papel me traería alegrías”

No se equivocaba. La gallega se enfrenta a la recta final de su nominación a los Goya por 'La isla mínima'. Hablamos con ella mientras disfruta de su mejor momento...

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

A sus 33 años tiene las cosas muy claras: ella lo que quiere es ser actriz. Le apasiona y lo demuestra, no solo en la piel de cada personaje que tiene la oportunidad de interpretar, sino también en la vida real, en las distancias cortas: está enamorada del mundo al que ahora pertenece por derecho propio. Aún así, tiene un plan B por si acaso (estudió y ejerció enfermería), lo que dice de ella que es una chica lista: nunca sabe una las vueltas que puede dar la vida. Pero, vaya, que como siga a este ritmo nos jugamos la mano a que no necesita volver a las salas de hospital…

Aunque su primer papel lo consiguió a los 15 años en la película Nena (Xabier Bermúdez), el reconocimiento a gran escala llegó a raíz de un guión (pequeño pero crucial) en El tiempo entre costuras. Ella era Beatriz Oliveira, la secretaria portuguesa de Da Silva. Después, vino La isla mínima, el film de Alberto Rodríguez que bien le ha valido una nominación a los Goya como Mejor actriz revelación. Ahora, además, prepara el estreno de la segunda temporada de El Príncipe, y esto es solo un pequeño adelanto del que, sin duda, promete ser su año más dulce.

© Johnny Walker Gold
© Johnny Walker Gold

Hablamos con ella en uno de los eventos previos a los Goya: la presentación de los cócteles que, con Johnny Walker Gold, interpretan las nominadas a Mejor película. Entre ellos, por supuesto, está su cinta, su gran-Isla Mínima, con la que brindamos justo antes de entrar en materia…

Llegaste, viste y venciste. Desde que aterrizaste en Madrid has encadenado éxito tras éxito (El tiempo entre costuras, La isla mínima y El príncipe, donde te unirás en su segunda temporada). En cosa de un año, te has hecho con titulares, nominaciones y el cariño del público. ¿Cómo estás viviendo este ‘boom’?

Pues ¡imagínate! Muy, muy contenta y feliz. Es maravilloso trabajar en series de éxito con grandes profesionales. También estoy muy agradecida a los miembros de la Academia por reconocer así mi trabajo en La Isla Mínima… Es un privilegio muy grande el que me han dado. También siento mucho el cariño del público, de mi tierra y el apoyo que vosotros, los medios, me estáis dando estas semanas. ¡Mil gracias!

Antes, trabajabas como enfermera en tu Galicia natal. ¿Cómo pasa una de un hospital a la gran pantalla? ¿Has encontrado alguna relación entre ambas facetas?
En realidad, la enfermería entró en mi vida como un plan B que mis padres (inteligentemente) me recomendaron en su momento. Pero la prioridad para mí era el cine: desde que entré en él con 15 años gracias a la película Nena tuve claro cuál era mi camino. Aún así, la enfermería llegó a convertirse en una experiencia fundamental en mi vida. Me enseñó y me enseña mucho sobre la vida y el ser humano, psicológica, emocional y físicamente. Gracias a ella he vivido muchas experiencias que me han ayudado a evolucionar como persona y como creadora…

© Cordon Press.
© Cordon Press.

Como hemos dicho, en tu gran año ha habido cine y televisión. ¿Dónde te sientes más cómoda?
Adoro mi trabajo y todas las formas que hay de ejercerlo, así que no podría elegir… Tanto en un escenario con el público a medio metro, como en una película donde tienes más tiempo de disfrutar y regodearte en cada gesto o palabra, o en una serie, donde las cosas tienen que ir más rápido y tu trabajo tiene que estar al 100% en menos tiempo. Aunque la verdad es que siempre es una gran responsabilidad trabajar en una serie: desvela tus límites y te obliga a mejorar tu engranaje si quieres estar a la altura de los profesionales técnicos y actores que te rodean y llegar así al público en su casa… ¡Me encanta!

Tu pareja, Juan, es experto en la pequeña pantalla. ¿Alguna vez te ha dado algún consejo profesional, o preferís mantener estos temas fuera de vuestra relación?
Nos apoyamos mucho en nuestro trabajo. Juan siempre ensaya conmigo las pruebas para afianzar el texto; yo escucho sus monólogos y, en general, nos ayudamos a mejorar. Yo le admiro mucho, es una gran persona, un gran profesional y tengo la suerte de poder aprender mucho a su lado.

Juan, su chico,  'es' una de las hormigas de 'El Hormiguero'. © Cordon Press
Juan, su chico, ‘es’ una de las hormigas de ‘El Hormiguero’. © Cordon Press

¡Pero vayamos al grano! ¡Con La isla mínima has conseguido tu primera nominación a los Goya! ¿Quién fue la primera persona a la que llamaste cuando te enteraste? ¿Cómo estás viviendo la locura previa a la gala?
Me enteré el día 7 de enero de una forma muy especial: Juan y yo estábamos en los Pirineos esquiando y, a 1.800 metros de altura él gritó: “¡Síiiiiiiiiiiii!”. Por supuesto, nos echamos a llorar, emocionados. Después llamé a mis padres, por supuesto, ¡mis amores! Está siendo todo un sueño, pero lo estoy viviendo muy tranquila, intentando disfrutar de cada minuto.

Cuando conociste a Rocío, tu personaje, por primera vez leyendo el guión, ¿llegaste a pensar que podrían reconocerte a este nivel gracias a ella?
¡En absoluto! Sabía que era un gran papel y que, si estaba a la altura, esta maravillosa Rocío me daría muchas alegrías. Pero ¿hasta el punto de estar nominada? ¡Ni se me pasó por la cabeza!

Teniendo en cuenta su situación personal, ¿fue difícil meterse en un papel como este?
Desde el principio estaba bastante ‘acojinada’. Era un gran reto para mí, aunque el personaje era maravilloso, también era muy difícil. Estaba muy lejos de mi propia persona en muchos aspectos. Admito que también me afectó en un principio el estar rodeada de profesionales a los que admiro tanto y que son referentes para mí, por lo que era consciente perfectamente de que el nivel estaba muy alto. Pero bueno, lo importante es que también sentí euforia y felicidad, era un regalazo de personaje y una oportunidad maravillosa para cualquier actriz, así que agarré el toro por los cuernos desde el minuto uno. Me he emocionado y he disfrutado mucho de cada segundo de trabajo.

© Fotograma de 'La isla mínima'.
© Fotograma de ‘La isla mínima’.

Ahora que estás en boca todos, es momento de pedir… ¿Con qué director, español o internacional (¡ya puestos!) te gustaría trabajar en un futuro?
¡Uy! Hay muchísimos directores con los que me encantaría trabajar, aquí y fuera. Ojalá que les guste mi trabajo y que, poco a poco, me den la oportunidad de trabajar a su lado. Ya he tendido la suerte de actuar con el gran Alberto Rodríguez, ¡ha sido un privilegio! ¿Otros ejemplos? Genios como Almodóvar, Icíar Bollaín, Daniel Monzón, los Trueba, Victor Erice, Carlos Vermut, Cuerda, los Cohen, Burton, Woody Allen, Haneke, Michael Gondry, Lars Von Trier, Scorsese… ¡¿Sigo?!

En la gala de los Feroz, considerados ya como los Globos de Oro españoles, La isla mínima arrasó con 6 galardones y eso siempre es anuncio de buena suerte para los próximos Goya… ¿Cómo lo celebrasteis?
Estamos muy felices con el reconocimiento que le están dando a nuestra Isla… Después de los Feroz nos tomamos algo y brindamos a la salud del cine español, ¡claro!

Nerea en el photocall de los Premios Feroz. © Cordon Press
Nerea en el photocall de los Premios Feroz. © Cordon Press

Allí te vimos con un vestido hasta el suelo en color rosa palo. ¿Qué veremos en los Goya? ¿Puedes darnos algún adelanto? ¿Qué diseñador te gustaría vestir?
¡Ojalá pudiera decir algo! Pero empiezo hoy las pruebas para los Goya… Me encantaría un diseñador español, aunque al final la decisión la tomaré cuando sienta que ‘ese’ es el vestido. Necesito una pieza que pueda defender, con la que me sienta cómoda y me vea guapa.

Y, si te llevas el premio a casa (cuidado con las caídas de camino al escenario, por cierto) ¿tienes claro qué vas a decir? Ya sabes, ¿has hecho ya algún ensayo de discurso en ante el espejo, por si las moscas?
En el espejo no podría ensayar, ¡me avergonzaría a mí misma! (risas) Pero sí que definiré más o menos lo que debería decir. El que esté nominada o, incluso, que lo gane se lo debo a mucha gente… Aunque ahora mismo ya me siento muy premiada, la verdad.

Pues ojalá tengas que utilizarlo y te veamos sobre el escenario recogiendo el ‘cabezón’. Gracias ¡y mucha suerte!
¡Muchas gracias a vosotros por vuestro apoyo! 🙂

© Cordon Press / Getty Images
© Cordon Press / Getty Images

BONUS TRACK. ¿Qué lleva el cóctel Johnny Walker Gold de La isla mínima?
Su autor es David Ríos, pero fue el director de la cinta, Alberto Rodriguez, quien sugirió naranja y azahar como ingredientes importantes a incluir en su combinado particular:

50 ml JW Gold Reserve
15 ml Grand Marnier Amarillo
5 ml Vino Fino
10 ml sirope de cidra (también conocido como Toronja) 2 dash bitter de naranja
Top Ginger Beer

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram