Todos los looks de Beyoncé en el Met (de mejor… a peor)

El lunes, por primera vez en seis años, no la veremos posar en la escalera del Museo Metropolitan. Lo superamos repasando los momentazos de Queen B en esta cita.

“Creo que este año tiene algo más importante entre manos”, confesaba la mismísima Anna Wintour hace unos días. Aunque, quién sabe, aunque no se la espera (está a puntito de dar a luz a sus gemelos), Beyoncé igual se presenta en el último momento, como hizo en la edición de 2012: estaba ensayando su gira cuando se dio cuenta que la fiesta era esa misma noche y decidió que se había quedado buena tarde y le apetecía ir.

Dicho y hecho, su equipo de estilismo -con su fiel Ty Hunter a la cabeza- se puso manos a la obra. Contactaron con el atelier de Givenchy, que tenía preparado un vestido de plumas y transparencias para “otro asunto”, pero que no dudaron en ceder para Queen B. Esa noche aparecía del brazo de Jay-Z y dejaba a todos los invitados boquiabiertos. Fue la última en llegar, eso sí, pero su estilismo, que la hacía flotar en una nube de plumas azabache y púrpura, la elevó a la categoría de mejor vestidas… en una noche en la que la moda es la protagonista y todo gira en torno al look.

Nada. una cosita así sencilla, de esas que se improvisan en el último momento. © Getty Images

El lunes, sin embargo, la diva no está confirmada ni como asistente ni como anfitriona (labor que ha ejercido en varias ocasiones). Pero que nadie llore, que deja a una buena sustituta en el cargo: Gisele Bundchen y su marido Tom Brady se encargarán de recibir a los invitados (junto a Anna Wintour, Katy Perry y Pharrell Williams).

Echaremos de menos a Beyoncé, pero nos consolamos somos así de fáciles repasando sus mejores momentos en la historia de la gala del Met: cinco vestidos de Givenchy, uno de Emilio Pucci, uno de Armani Privé y otro de Roberto Cavalli. Todos proyectados por su estilista, Ty Hunter, y ordenados de mejor a peor.

¡Criterio-Grazia!

  • © Getty Images

    1. En 2014 de Givenchy

    En el número uno del ranking este espectacular y rotundo vestido con tachuelas y transparencias que Beyoncé coronó con una redecilla en la cara, a lo femme fatale.

    Su pose hierática y esa cola se hicieron célebres en uno de los incidentes más sonados post-Met: la pelea en el ascensor entre su hermana y su marido (en la que Beyoncé se limitó a mover el vestido para que nadie se lo pisara).

  • © Getty Images

    2. En 2015 de Givenchy

    Aunque parezca que tenga poca tela, este vestido de Givenchy era el más pesado de todos los que ha lucido Queen B.

    El look, icónico e inolvidable si hablamos de la alfombra del Met, incluía miles de pesadas piedras de Swarovski que Beyoncé defendió como nadie.

    Vamos, que este vestido solo se lo puede permitir alguien con tanta personalidad como ella.

  • © Getty Images

    3. En 2004 de Roberto Cavalli

    Su primera inauguración en el Met fue en 2004. La entonces integrante de Destiny’s Child se estrenaba en una gala navideña (que no tiene la repercusión de la fiesta del próximo lunes), en la exposición Wild: Fashion Untamed. 

  • © Getty Images

    4. En 2012 de Givenchy

    Beyoncé no tenía planteado asistir. De hecho, estaba ensayando para su gira cuando alguien sacó el tema de que la gala era aquella noche y Bey dijo algo así como: “Uy, pues me apetece ir”. Y dicho y hecho.

    El equipo de estilistas se puso manos a la obra y Givenchy envió este vestido (que tenían listo para otro proyecto) al propio ensayo.

    Fue su primera aparición publica tras haber dado a luz a Blue Ivy cuatro meses atrás.

  • © Getty Images

    5. En 2016 de Givenchy

    Aunque pueda parecer que entrar en este guante de latex es una tortura, lo cierto es que fue el vestido más cómodo de todos los que ha llevado la cantante.

    Eso confesaba el año pasado su estilista, Ty Hunter, a WWD: “Normalmente no puede andar sola, tenemos que estar ahí para mover la cola y colocar todo”, pero con este modelo no hizo falta.

  • © Getty Images

    6. En 2011 de Emilio Pucci

    Y cuando su estilista habla de vestidos incómodos, habla de ESTO. Tan ajustado era el modelo que Bey no se podía mover sin la ayuda del encargado de su look, Ty Hunter o de su marido Jay-Z.

  • © Getty Images

    7. En 2005 de Armani Privé

    Este pastelito de fresa era Beyoncé en su época de Dreamgirls.

    Meses después de tomarse esta instantánea publicaría su célebre Single Ladies y revolucionaría su imagen pública (y al mundo).

  • © Getty Images

    8. En 2013 de Givenchy

    En defensa de este look diremos que en 2013 se celebraba la inauguración de Punk: From Chaos to Couture… Y, bueno, que Beyoncé decidió hacer honor a eso del caos.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram