¿Y si Emma Stone y Andrew Garfield lo han dejado?

Nos hemos quedado sin pareja favorita, y eso es un drama.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Vamos a empezar así porque solo Britney sabe cómo nos sentimos ahora:

Emma Stone y Andrew Garfield
Permitidnos los dramas y folclorismos, los Rociós Jurado y los Pantojismos, porque hoy nos lo merecemos. Hoy no levantamos cabeza. Hoy (casi no podemos escribirlo), hoy es el día en el que Emma Stone y Andrew Garfield podrían haber roto.

Al menos eso nos han hecho saber las publicaciones norteamericanas que, a través de fuentes que ojalá sean poco fiables, han contado al mundo que se les rompió el amor de ser tan perfectos. “No es tu agenda, es la mía”, se dicen las parejas sin futuro en Hollywood (la versión celeb del clásico “No eres tú, soy yo”). Pero de ellos… de ellos no esperábamos semejante excusa algo así.

Llamadnos exageradas, ¡venga! pero es que esto nos está afectando más que si fuese la ruptura de un familiar con su novia simpática; más, incluso, que cuando Britney y Justin decidieron que ya no eran lo suficientemente inocentes como para seguir juntos. Porque Emma y Andrew se quieren con la fuerza de los mares, con el ímpetu del viento, y no vamos a permitir que esto no acabe en boda e hijos pelirrojos con el acento británico de él. Aunque sea lo último que hagamos.

© Cordon Press
© Cordon Press

Pero bueno, vayamos al lío: según People, el drama tiene origen en la ajetreada vida de ambos. Andrew, concretamente, está rodando Silence en Taiwan bajo las órdenes de Martin Scorsese, cosa que le está haciendo desvariar un poquito: “Se ha metido de lleno en el proyecto en detrimento de todo lo demás”, cuenta la fuente sobre el actor, “aunque es demasiado pronto para decir que la relación se ha terminado definitivamente”, añade, para nuestro bendito alivio.

Y es que, según parece, lo que han hecho es “darse un tiempo”. Esos “darse un tiempo” que nunca funcionan; esa forma fina de decir que el amor ya se ha usado demasiado, pero vamos a alargarlo hasta que lo superéis, querido público. Y lo cierto es que no se les ha visto juntos desde enero y él no ha estado con Emma haciendo frente a sus nominaciones como Mejor actriz de reparto en los Globos de Oro y los Oscar. Y eso nos duele. Nos duele fuerte.

¿Que si estamos llorando?¡ ¿QUE SI ESTAMOS LLORANDO?!
¿Que si estamos llorando, Emma? ¡¿QUE SI ESTAMOS LLORANDO?!

Pero ¡en fin! ojalá sea eso, un tiempo, y la ilusión vuelva en mayo cuando Andrew Garfield termine el rodaje en la otra punta del mundo. Pero, por si acaso se les olvida, recopilamos las cosas que ya no volverán a ser iguales si deciden que el amor se acaba (esto una amenaza emocional, Stonefield):

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Nos negamos. Y por si acaso se les pasa por la cabeza hacerlo definitivo, aquí las imágenes más monérrimas de ellos. Terrorismo emocional.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    No habría paseos por Nueva York (encima ahora, que empieza la primavera y estábamos ya preparadas para morir del amor con ellos).

    PD. Porque amor es dejar que tu novio salga de casa con los calcetines por encima del chandal. Que no se os olvide.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni más peinetas camufladas a los paparazzi.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ya no sacarían dinero juntos, bien pegaditos a la pared del cajero automático.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni iría Andrew a buscar a su chica a yoga, o a pilates, o a lo que sea.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    No más miradas de mucho amor (ni lookazos conjuntos de alfombra roja).

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Y esta, de cuando decidieron usar la atención de los paparazzis para mencionar los nombres de varias organizaciones benéficas.

    PD. En serio, no podríamos superarlo.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    “¡Buenos días! Estábamos comiendo y hemos visto un grupo de tíos con cámaras fuera, así que hemos decidido volver a intentarlo. Nosotros no necesitamos la atención, pero estas maravillosas organizaciones sí”.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    No habría más abrazos así, a la luz de la luna (o de la farola, pero eso da igual) en Venecia.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni más películas en las que compartir cartel, como pasó con Spiderman.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Si lo dejaran, este año no les veríamos ASÍ DE GUAPOS en la gala del MET.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni besándose en mitad de la calle (mientras a Emma se le engancha una hoja de periódico en el gemelo).

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Una y ooooootra vez.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Y hasta se hacen mimos de nariz. ¡¡¡MIMOS DE NARIZ!!!

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    No más selfies juntos desde lo alto del Empire State.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni promociones en España…

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    …en las que sacar su lado latín lover, su Antonio Banderas interior.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni paseos en moto por Roma, a lo Audrey Hepburn (ese amor está más que soldado, NO LO PUEDEN DEJAR, ¿VALE?).

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Nos perderíamos sus próximas hazañas contra los paparazzis, y eso también sería un drama.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Y ya no pasearían al perro juntos por Nueva York en carreras benéficas.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni seguirían comiéndose a besos, una vez más.

  • © Cordon Press

    Emma Stone y Andrew Garfield NO pueden dejarlo

    Ni mucho menos pillaríamos a Andrew intentando meter mano en el trasero de su chica.

    Si lo dejan… ¡¿a quién vamos a querer ahora?! ¿Dónde irá todo nuestro amor? ¿Cómo superarlo? ¡AY…!


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram