Micheline Bernardini, la primera mujer de la historia en posar con un bikini

Esta bailarina de striptease se hizo famosa por ser la primera mujer en posar con un bikini.

Louis Réard fue el diseñador de este dos piezas que se presentó en julio de 1946 en la piscina Molitor (París).

Por María Ballesteros.

Elizabeth Taylor, 'Suddenly Last Summer' (1959)

Después de salir del mar con un gorro de baño de flores típico de los años 60, Elizabeth Taylor se arrodilla en la arena. A continuación se quita el gorro con una mano, sacude la melena y mira al infinito. ¿Épico, verdad?

Y todo esto, aderezado con una lycra blanquísima y mojada que no transparenta nada de nada.

Por María Ballesteros.

Sue Lyon, 'Lolita' (1962)

Este dos piezas se debatía entre la temprana sofisticación adolescente y el paso a ser una mujer que interpretaba Sue Lyon en Lolita.

Unas gafas de sol cat eyes, una manta sobre la hierba, unos cuantos libros y una pamela se convirtieron en los complementos perfectos para uno de los bikinis más representativos de la década de los 60.

Por María Ballesteros.

Brigitte Bardot, Cannes, 1953

Una jovencísima Brigitte Bardot posaba ante la prensa en la playa de Cannes. Fue en 1953, en el que fuera uno de uno de sus primeros festivales de cine.

Aún con su color de pelo natural, la actriz luce escueto dos piezas de estampado floral que tiene más que ver con la década de los sesenta que con la de los 50.

La parte de abajo no responde al clásico culotte con cintura alta de la década. El sujetador, obvia los tirantes y se centra en adaptarse a la forma natural del pecho.

 

© Cordon Press

Sensación de vivir: 902010 (1990 - 2000)

Donna, Brenda, Andrea y Kelly. Durante una década estos cuatro nombres se unieron al de nuestro grupo de amigas.

Confidencias, diversión, envidias y perdón se mezclaron con looks noventeros a base de bikinis con copa de tejidos floreados y braguitas por debajo del ombligo (que dejaban ver su vientre bien trabajado).

Por María Ballesteros.

Claudia Schiffer, desfile de Chanel

A principios de los noventa, Claudia Schiffer, quien fuera musa de Karl Lagerfeld para Chanel dentro del huracán-top-model que aún vivía su boom tras los ochenta, lució en más de una ocasión sobre la pasarela las propuestas de baño del káiser para la maison.

Una de las más famosas fue esta, en el año ’93, el bikini que versionaba al icónico 2.55 con su clásica cadena a modo de tirantes y las dos C’s en la braguita.

Por María Ballesteros.

Gwyneth Paltrow, 'El talento de Mr. Ripley' (1999)

Esta historia basada en la novela de 1955 del mismo nombre reunió en la gran pantalla a una Gwyneth Paltrow de 27 años que tan solo un año antes había encandilado a la academia con Shakespeare in love.

Ambientada a finales de los cincuenta, baña el vestuario de un aire de la época que se traslada también a los bikinis estampados que luce durante su idílica estancia italiana junto a Dickie (Jude Law).

Al otro lado del triángulo amoroso, por cierto, estaba Matt Damon… nada mal, Gwyneth, nada mal.

Por María Ballesteros.

Rachel Mc Adams, 'El diario de Noah' ( 2004)

Inolvidable el amor entre Allie (Rachel McAdams) y Noah (Ryan Gosling).

El sujetador, armado y con maxi cuadros de estilo vichy, es una mezcla perfecta entre escote halter y corazón que esculpe el pecho y realza la cintura.

Las que grabamos a fuego esta historia de amor en nuestra cabeza quisimos por primera vez un bikini de inspiración retro, para saltar con él a los brazos de Ryan y gritar que somos pájaros (o lo que el quiera que seamos, da igual).

Por María Ballesteros.

Ursula Andress, 'James Bond contr el Dr. No' (1962)

La salida del mar de Ursula Andress, la segunda chica Bond, la situó en el podio de los iconos marítimos cinematográficos.

El bikini blanco, el machete en la cintura, las gafas de snorkel y las caracolas se erigieron como los complementos perfectos para la sirena más swinging sixties del cine.

Por María Ballesteros.

Halle Berry, 'Muere otro día' (2000)

Entre la imagen de Ursula Andress y la de Halle Berry, la segunda chica Bond negra, han pasado casi 40 años.

La escena fue similar: una salida del agua espectacular en la que el bikini –esta vez en color mandarina– y vuelve a aderezarse con un cinturón blanco del que está prendido un machete para cortar algas.

La pieza, lejos de la cacerola y los tirantes paralelos, ensalza el cuerpo de Berry con una parte de arriba en triángulo.

Por María Ballesteros.

Angelina Jolie, como Lara Croft en 'Tomb Raider' (2001)

La, por entonces, salvaje Jolie se metía por primera vez en la piel de esta heroína de videojuego.

Ataviada con un dos piezas negro de corte deportivo, escote en uve y cruzado por la espalda, Angelina desafió al mundo subida en una moto de agua, trenza XL al viento. Fue la inevitable versión guerrillera de las chicas Bond…

Por María Ballesteros.

Raquel Welch, 'Hace un millón de años' (1966)

En esta película sobre el origen del mundo Raquel Welch, que interpreta a Loana, es la líder de un grupo de amazonas.

Estas cazadoras, que forman el Pueblo de las Conchas, sobreviven gracias a los animales que capturan y llevan sus pieles en forma de bikinis, mini vestidos y falda y top.

Sí, podemos decir que este es el bikini más ‘primitivo’ de la historia del cine…

Por María Ballesteros.

Destiny’s Child, 'Survivor' (2001)

La película protagonizada por Welch fue la inspiración para el vestuario del video de esta canción, y el bikini asalvajado supuso uno de los primeros gritos de guerra de Beyoncé, quien pronto tomaría su camino en solitario como superwoman.

Por María Ballesteros.

Bo Derek, '10, la mujer perfecta' (1979)

Lo que por separado parecen malas ideas, juntas (y sobre Bo Derek) funcionan a la perfección.

El bañador escotado y con tirantes finos, y las trencitas con cuentas tienen un punto Studio 54 que no sería posible si el look no se moviera entre tonos dorados.

Por María Ballesteros.

Farrah Fawcett y el primer bañador rojo

Este traje de baño que hizo tan popular a la actriz de Los Ángeles de Charlie ha pasado a formar parte del centro de educación e Investigación Smithsonian.

El bañador, a caballo entre lo sexy y lo deportivo, es el reflejo de la american beauty.

Por María Ballesteros.

Demi Moore, 'Los Ángeles de Charlie' (2003)

La reaparición cinematográfica de Demi Moore con un escueto bikini negro y una tabla de surf saliendo del mar puso sobre la palestra varias cosas en los primeros años 2000.

La primera, que 40 eran los nuevos 20.

La segunda, que el pelo largo no tiene porque envejecer a las féminas.

Y la tercera, que la palabra cougar llegaba a nuestras vidas para quedarse.

Por María Ballesteros.

Pamela Anderson, 'Los vigilantes de la playa' (1989 - 2001)

Gracias a sus curvas, sus labios carnosos y su pelo oxigenado, Pamela se convirtió en uno de los iconos por excelencia de la televisión (y de la década) de los 90.

En el imaginario de todos, está su cuerpo tonificado corriendo salvavidas en mano por la orilla de las playas de Santa Mónica a cámara lenta…

Por María Ballesteros.

Scarlett Johansson, en 'Scoop' (2006)

Gracias a este bañador rojo Sondra Pransky, la periodista a la que interpreta Johansson en la cinta de Woody Allen, se convirtió en la versión intelectual de Pamela Anderson.

Sus curvas y la lycra mojada volvieron a colocar a Johansson en el podio de las actrices más sensuales de Hollywood.

Por María Ballesteros.

Carrie Fischer, como la princesa Leia

Acostumbrados a ver a la princesa Leia con túnicas y ropa de batalla este bikini era la prueba de que el malvado Jabba en El retorno del Jedi.

Este dos piezas destaca por la ornamentación en tonos dorados del sujetador y del cinturón. Y es que parece la reinterpretación galáctica de traje de una bailarinas del vientre…

Por María Ballesteros.

Salma Hayek, 'Abierto hasta el amanecer' (1996)

Sus curvas marcadas por el dos piezas, el baile con una serpiente al cuello y el momento en el que Quentin Tarantino bebe cerveza de sus pies, hicieron de Salma Hayek una de las mujeres más deseadas de finales de los 90.

 

Por María Ballesteros.