10 cosas que pasarán en tu boda y que solo descubrirás cuando te cases

Futura novia: aunque lleves media vida familiarizada con el mundo bodas, hay ciertas sorpresas que solo descubrirás durante los preparativos de tu gran día.

Todo el mundo sabe que el día de la boda será, posiblemente, uno de los más felices de su vida, que se pasa casi sin darte cuenta y que no todo sale como esperas. Pero, ¿qué es lo que nadie cuenta de las bodas? ¡Lo descubrimos!

© Giorgio Baruffi

1. El día previo a la boda estarás tan nerviosa que te entrarás ganas de mandar muy lejos a más de uno. Todo el mundo sabe que estarás histérica, pero a la gente le encanta mandar el típico mensajito de “¿Qué tal van esos nervios?”, que sinceramente no ayuda mucho a estar relajada.

2. Habrá invitados que en el último momento no acudirán. Es probable que pase y hay que contar con ello, por un imprevisto o la razón que sea pero no pasa nada. También, se puede dar la situación de que un amigo te falle y no actúe como esperabas. Amigos que ponen excusas y no se portan como pensabas y, una vez más, no pasa nada. No dejes que estos contratiempos resten un ápice de ilusión a lo que está por venir.

3. Casi todos los novios discuten en los preparativos y los que lo niegan, no dicen de todo la verdad. Hay que elegir y concretar tantos detalles que pueden surgir desacuerdos, pero la clave es buscar el equilibrio para encontrar un concepto de boda que os guste a los dos y con el que os sintáis plenamente identificados.

© Brumalis

4. Por mucho que lo tengáis todo planeado, algo no saldrá como lo teníais previsto, pero no tiene por qué ser para mal. Habrá cambios de última hora, detalles sorpresa de familiares y amigos, ajustes de última hora… Ante todo no agobiarse y a disfrutar de las anécdotas que harán único vuestro día.

5. Una vez que el día termine te sentirás muy nostálgica. No es tristeza, pero sí te das cuenta de que has invertido meses organizando mil detalles de un día y ese gran momento ya ha pasado. Lo mejor es tener la sensación de haberlo disfrutado todo de verdad y que lo recordarás para siempre.

6. La noche de bodas es un mito. No siempre es así, pero en la mayoría de los casos los novios están tan cansados al terminar la jornada que lo único en lo que piensan al llegar a la habitación es, sencillamente, dormir.

7. Estarás tan pendiente de disfrutar con todos los invitados que han acudido a vuestra boda, que te olvidarás de comer y beber. Por supuesto, también disfrutarás de la barra libre pero la noche se te pasará volando entre fotos y bailes.

© Daniel Márquez

8. Aunque hayas creado tu lista de bodas o dado tu número de cuenta, recibirás sobres. Siempre hay invitados, especialmente la gente mayor, que se siente más cómoda entregando directamente el dinero en efectivo. Aquí lo mejor es que cada uno haga lo que quiera. Otra anécdota es que seguramente habrá un familiar y amigo gracioso que te preguntará cuando tenéis pensado ir a por lo niños.

9. Uno de los momentos de más nervios y a la vez de los más especiales del día será tu camino al altar. Por muy tranquila que estés al principio de la jornada, es normal que es ese preciso instante los nervios y la emoción te invadan.

10. Tu look de novia será toda una aventura. El momento de ponerte el vestido y el de ir al baño con dicho vestido, tus preciosos tacones y el previsible dolor de pies que te producirán, tus espectaculares joyas que acabarás quitándote a lo largo del día para evitar alguna pérdida y el peinado y maquillaje que no quedarán exactamente igual que en tu prueba. Ahora bien, seguro que todos los cambios serán a mejor.

© El Tocador de Brenda

Ante todo, disfruta cada momento de este gran día que será irrepetible e inolvidable. Esa será vuestra gran fiesta, la verdadera aventura comienza después de la boda.

 

Quizás también te interese:

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram