10 frases para entrar (bien) a un desconocido

Le preguntamos a un hombre el grado de efectividad y sus impresiones según sea el primer acercamiento

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Las tímidas nunca se comerán el mundo. Te lo digo yo, que no hay nada que me guste más de una mujer que sea ella la que tome la iniciativa tirando por tierra esa tradición injusta que os impone el papel de violeteras o simples consortes. Nos gusta que seáis vosotras mismas, y nosotros, aunque nos arrinconen como mantis paganas a punto de jalarnos, nos retorcemos los sesos -y el miembro- pensando qué carajo es eso de la nueva masculinidad. Así que sí, nos ha venido fetén vuestro liberamiento.

Eso sí, os confieso que a mí me han entrado desconocidas muchas menos veces que las que me gustaría. Por eso, todas y cada una de las veces que ha pasado ha sido como para celebrarlo con orquesta sinfónica, carteles de neon y fuegos artificiales. Y como esa experiencia se queda fijada en el subconsciente para siempre,  puedo contaros ahora 10 de las mejores frases (y otras 20 extra) que me han llevado directamente al catre. Y tranquila, que ninguna es la manida “estudias o trabajas” o “¿Qué hace un chico como tú en un sitio como este?”. Aunque no lo parezca, a veces también tenemos dignidad.

1. HOLA…

Empecemos por el principio. La simplicidad por antonomasia es tan brutal como leer a los clásicos.

SITUACIÓN: Observando el género que te rodea y perdiendo el tiempo en la barra, como en un anuncio, alguien que te estaba mirando y tú hacías por no ver se acerca de pronto y te suelta una frase de semejante hondura.

EFECTIVIDAD: Total, si el “Hola…” se deja caer de soslayo con un compás de ojos todo lo pavero posible y una vez subidos los párpados y enfocados los ojos de nuevo toman un tono de desafío clemente y se mantienen como quien está forzando algo y comienza una espera larga y a muerte.

No quedará más remedio que responder, evaporarse y/o tal vez empezar a hablar…

flirting-gif-mean-girls

 

2. ¿TIENES FUEGO?

Otro lugar común como un mundo, que no por ello deja de ser eficientemente humano. Acuérdate de pedirlo en la puerta del bar, que con la prohibición del tabaco en espacios públicos cerrados te arriesgas no solo a que te echen, sino a que te vayas a casa solo y con una multa bajo el brazo.

SITUACIÓN: cualquiera de estas nuevas a las que nos ha llevado la ley de humos y algún sociólogo le ha llamado smirting (o algún periodista, que a ambos les gusta reducir el mundo a chorradas).

EFECTIVIDAD: Pues depende. Cuando fumaba y me pedía fuego alguien a quien yo querría pedir después que se viniese a desayunar a mi casa, sacaba el mechero como quien saca un lazo y me ventilaba un pitillo con ella, haciéndome un poco el tonto para hacerle ver que ella ganaba. Ahora que no fumo, me busco en los bolsillos y sonrío, como queriendo decir que, aunque no tenga fuego, puedo ser su cena esa noche. Aunque lo que quieren es encender un pitillo y punto, a veces pasa.

tumblr_m5x1abeO9P1rqrf25o1_500

 

3. ¿LIMÓN O NARANJA?

Para muchas pizpiretas (y aprendices a pizpiretas) el soltar una chorrada que exige respuesta es una herramienta infalible.

SITUACIÓN: De noche por supuesto, cuando la gente va del revés y se tolera lo que de día es intolerable.

EFECTIVIDAD: Una frase así puede enamorarte para siempre, sobre todo si la dice una niña con medias fucsia y unas piernas dentro de esas medias a las que querrías ver su verdadero color. Respondí “limón”. Y acerté.

moni1

 

4. PERDONA, CREO QUE NOS HEMOS VISTO ANTES…

Un clásico ochentero que puede ser muy verdad, convertidos como estamos en espías con toda esta historia pringosa (y fantástica) de las redes sociales.

SITUACIÓN: Aquí cabe cualquier situación, como si las diseñase Eric Rohmer o René Daumal: desde en una biblioteca hasta en un embarcadero.

EFECTIVIDAD: Lo que se busca al entrarle a un desconocido es reclamar su atención y jugar con su confianza e inocencia durante un buen rato, permitiendo que nos conozca y podamos microseducirlo en ese instante. Del éxito o fracaso depende el cosmos enterito y, sobre todo, el interlocutor. Lo poderoso de esta frase es que nos hará pensar, nos obligará quedarnos quietos y rebuscar entre caras, recuerdos y situaciones embarazosas. Y esa distracción favorece el ataque, sea cual sea el ataque.

giphy

 

5. VEN, TE VOY A LEER EL PORVENIR

Lo saben muy pocas chicas, pero hay maneras de sacarnos la tontería y llevarnos hasta vuestra cueva, como hacían los antropoides cuando eran antropoides.

SITUACIÓN: A elegir, ya sea esperando un taxi, al dj, al camarero o no esperando nada, como tanto poeta imposible.

EFECTIVIDAD: A casi todo el mundo le gusta que le adivinen el porvenir o adivinar que su porvenir inmediato, si él quiere, está con esa brujilla que le pregunta en plena calle o probador de Mango. Cuando me lo pregutaron, no dudé. Y me echaron unas cartas maravillosas.

tumblr_inline_mqorop8xey1qz4rgp

 

6. ¿ESTO ES TUYO?

Puede ser un papel arrugado, una manzana o un libro de autodefinidos. Esta frase es siempre mentirosa y ambos jugadores lo saben.

SITUACIÓN: Casi siempre en un lugar cerrado, como un avión o un tren.

EFECTIVIDAD: Importa la naturalidad al preguntar, porque es como pactar el encuentro. Se sabe que la pregunta es falsa, es tan sólo la chispa inicial y hay que acompañarla de sonrisa de ojos y algún puchero, porque estas preguntas cerradas, que pueden contestarse con un monosílabo pueden ser una conversación mínima y patética. O el viaje de tu vida.

tumblr_n4h7bca2ki1smcbm7o1_500

 

7. ¿A DÓNDE VAS?

Seguramente no vas a ninguna parte, pero no yendo ya generas respuesta y además la confianza de que no vas a huír. Una gran frase.

SITUACIÓN: Implica cierto movimiento y en la puerta de un bar, con esas confusiones que generan los horarios de cierre caprichosos de ciudades caprichosas como Madrid.

EFECTIVIDAD: Siempre que me ha interesado mi respuesta ha sido “contigo” y la magia duró lo poco que duran estas magias.

tumblr_ndubnh1cCY1teb4lvo1_500

 

8. ¿ME DAS TU TELÉFONO?

Lo que debería preguntarse al final de todo encuentro (y una vez vestidos) se escucha a veces al principio de toda experiencia. Y funciona.

SITUACIÓN: Preferiblemente noctámbula, que se tolera más la torpeza y el descaro.

EFECTIVIDAD: Casi total. Nadie o casi nadie se aliviará de la situación con un monosílabo, así que no quedará más remedio que hablar. Que ese teléfono se utilice o quede en patinazo es ya otro asunto.

90c12g

 

9. ¿QUÉ BEBES?

Hay chicas que tienen sed. Y te lo piden así.

SITUACIÓN: Suele suceder con vasos o botellas en la mano, sino es rarísimo. La intención no es compartir saberes etílicos, sino la promesa de unas babas futuras.

EFECTIVIDAD: Tienes que tener algo raro o muy especial dentro del vaso o puede que el vaso sea oscuro y no pueda verse el interior. En cualquier caso, la pregunta es un ruego hacia una conversación, a traspasar la barrera humana y, como tal, no tiene por qué ir aderezada de nada más que educación y erotismo de andar por casa. Tiene una gran carga sexual porque generalmente se acaba bebiendo del mismo vaso, con lo que conllevan las bocas y los ojos cerrados, hay un veredicto inmediato y la opción muy probable de conseguir un segundo trago, que es algo así como la victoria.

drink_once_1

10. ¿TE VIENES CONMIGO?

Como especie, rizamos mucho el rizo y no preguntamos lo que de verdad queremos preguntar. A veces, una pregunta directa sólo tiene una respuesta posible y es sí.

SITUACIÓN: Depende del nivel de kamikaze de cada cual, preguntar las cosas como te gustaría que te las preguntasen, sin más vueltas, tal vez exige un poco de empatía previa, de miraditas bien aguantadas en la distancia y sonrisas de aprobación (comunicación no verbal, le llaman, aunque también podrían decir “sexo oral” y sería lo mismo).

EFECTIVIDAD: Soltar un torpedo así puede acabar mal o rebién, nunca nada intermedio, pero nada es irreversible en esta vida y los que queremos las cosas por la directa, sin rodeos, ya somos legión.

tumblr_inline_micemi8Zkz1qz4rgp

 

20 FRASES EXTRA. (te dejamos a ti la situación y efectividad)

¿Me das un trago?
¿Sabes cocinar?
Habla conmigo, el tipo de allí es un pesado…
¿Sabes qué canción está sonando?
Te conozco de Linkedin…
Me recuerdas a Camarón.
¿Crees que me queda bien esta camiseta?
¿Puedo probarme tus gafas?
Sujétame esto…
¡Ven! Haznos una foto a mi amiga y a mí.
¿Sabes a qué hora cierra este bar?
¿Quién eres?
Tú no me conoces pero yo a ti sí.
¿Conoces algún bar al que ir más divertido que este?
Tienes pinta de buen tío.
¿Tú de pequeño eras así?
No te pidas ginfizz que aquí es una mierda…
¿Sabes dónde puedo enchufar mi portátil?
¿Me dejas pasar a mí primero?
¿Frío o calor?

tumblr_mt1n8lB6lG1rp5cejo1_500

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram