10 películas para pasar verdadero miedo

Porque a veces apetece más el pijama que el disfraz, seleccionamos las películas más escalofriantes. Para ver acompañada.

Reconozcámoslo: Halloween ha pasado de ser una de las noches más terroríficas del año, a convertirse en una fiesta un tanto hortera. Encontrar una fiesta que no parezca Nochevieja con zombis de por medio (quiero decir disfraces de zombi, no gente que va como tal) es bastante complicado y si decides montarla en casa, siempre te encontrarás con los típicos amigos rancios que dicen que son demasiado mayores/guays para disfrazarse. ¿Y por qué pasa esto? Porque nos empeñamos en celebrar esta noche como cualquier otra fiesta: saliendo hasta las tantas y volviendo a casa a gatas.

Este año te proponemos volver a los orígenes. Y no, no hablamos de ir a un bosque a bailar a la luz de luna hasta que aparezca el diablo, ni de hacer la ouija, pero sí de volver a ser un poco inocentes. Deja la fiesta para el finde de semana y apuesta por el plan de las tres “P”: pizza, pijamas y películas. Invita a unos cuantos amigos (tampoco demasiados), pide la cena y disfrutad de una sesión de películas de miedo, pero de las de miedo de verdad, de esas que asustarían hasta al mismísimo Iker Jiménez. De esas que harán que te de cosa dejar la seguridad del salón para ir al baño sola.

Sí, baila, baila, que cuando en la tele aparezca el 'The End' solo tendrás ganas de meterte bajo la manta.
Sí, baila, baila, que cuando en la tele aparezca el ‘The End’ solo tendrás ganas de meterte bajo la manta.
  1. Expediente Warren, de James Wan

Basada en la experiencia real del matrimonio Warren, la película nos cuenta los hechos paranormales de los que fue víctima la familia cuando decidió cambiarse de casa a principios de los años 70. Los espíritus acecharán al matrimonio y a sus cinco hijas, intentado poseer a uno de los miembros de la familia. Lo bueno que tiene es que si te da mucho miedo, siempre puedes concentrarte en lo guapo que es Patrick Wilson.

  1. Insidious 1 y 2, de James Wan

Si puedes ver las dos películas seguidas, hazlo. Cuando el hijo pequeño de Josh y Reani sufre un accidente en casa y queda en coma, empiezan a producirse fenómenos paranormales en la casa y la familia empezará a verse acosada por fuerzas de otro mundo. Esta película combina muchos elementos del terror clásico, como las casas encantadas y los poltergeist, pero no te confíes: las sorpresas más terroríficas no te las esperas. ¿Lo mejor?, que también sale Patrick Wilson.

  1. La casa de los 1000 cadáveres, de Rob Zombie

Cuatro jóvenes recorren el país en busca de historias curiosas para escribir un libro sobre los misterios de Norteamérica. Cuando paran en la gasolinera del Capitán Spaulding, Este les hablará del Doctor Satán, un asesino que se dedicaba a experimentar con los enfermos del hospital frenopático del pueblo. Su curiosidad por este misterio y el pinchazo de una rueda, les llevarán a una casa de auténtica pesadilla.

  1. La Invitación, de Karyn Kusama

Will, su novia y otros viejos amigos son invitados a casa de Eden, la ex mujer de Will, y su marido. La ex pareja perdió a su hijo hace unos años y Eden desapareció de la noche a la mañana acabando, no solo con su relación con Will, sino con sus vínculos con todo el mundo. Pero ahora Eden ha vuelto y parece ser más feliz que nunca, aunque Will no tiene muy claro que esta mujer inquietante que se presenta ante él no esté guardando ningún secreto.

  1. La bruja, de Robert Eggers

No estamos ante una película de terror al uso, de esas que nos hace saltar del asiento con cada susto. Estamos ante una película de terror psicológico que va creando una atmósfera que oprime a los espectadores. En la Nueva Inglaterra del s.XVI una familia expulsada por su comunidad, levanta su nuevo hogar a la linde de un bosque. Todo parece dentro de lo normal hasta que el pequeño Samuel desaparece misteriosamente. Una madre que empieza a odiar a su hija, un padre severo que está dispuesto a imponer disciplina entre sus hijos y una hermana mayor que ve cómo las desgracias y los malos augurios se ceban con ella. Un clásico moderno que nos recupera a la bruja más primitiva y terrorífica.

  1. I spit on your grave, de Steven R. Monroe

La película cuenta la historia de Jennifer Hills, una chica de ciudad que alquila una aislada cabaña en la montaña para escribir su última novela. Pero una tarde, un grupo de hombres del lugar asalta la cabaña y violan a Jennifer, a la que dejan abandonada en el bosque, prácticamente muerta. Pero Jennifer sobrevive y decide llevar a cabo una cruel venganza en la que sus atacantes se arrepentirán de lo que han hecho.

  1. Las colinas tienen ojos, de Wes Craven

Este clásico del año 77 es uno de los que siempre merece la pena recuperar. Camino de California, la típica familia americana sufre una avería que les deja tirados en medio del desierto. A partir de ese momento, el viaje se convertirá en una pesadilla para ellos, pues se han cruzado en el camino de una familia de caníbales y la lucha por la supervivencia será al límite.

  1. La semilla del diablo, de Roman Polanski

Imprescindible. Una joven pareja neoyorquina, que espera su primer hijo, se traslada a vivir a un lujoso apartamento en Nueva York. Como toda madre primeriza, Rosemary (una inolvidable Mia Farrow) está confusa y llena de miedos. Mientras tanto, su marido, un ambicioso actor que no tiene nada de éxito, hace un pacto con el diablo para que le lleve a lo más alto.

  1. Al final de la escalera, de Peter Medak

Posiblemente es una de las películas más aterradoras de la historia. John Russell es un exitoso compositor de música que pierde a su mujer y a su hija en un accidente de tráfico. Meses después se muda a Seattle, en un intento de superar su trágica pérdida, y compra una antigua mansión a las afueras de la ciudad. Pronto se va a dar cuenta de que no está sólo.

  1. El exorcista, de William Friedkin

Y terminamos con el gran clásico, porque, ¿quién no conoce la posesión más famosa del cine? A pesar de tener ya bastantes años y de que muchas veces sus efectos especiales nos sacan alguna sonrisa, la historia de Megan siempre acaba poniéndonos los pelos de punta. Esta niña que nunca ha dado problemas empieza un día a comportarse extrañamente. Sus padres contactarán entonces con el padre Merrin, un sacerdote que comenzará un exorcismo en el que se pondrán en juego la vida y las almas de todos los presentes.

 

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram