20 nuevos restaurantes

El otoño llega cargado de locales de reciente creación en los que ver y ser vistos. ¿Te animas a probarlos?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Olvidados ya (o casi) los interminables días de verano, lo que toca ahora es despedirse definitivamente del sol y la playa y centrarnos en lo que viene: una infinidad de planes y propuestas con las que rellenar agenda, excusas perfectas para estar todo el día fuera de casa.

Y para completar días perfectos, qué mejor que hacerlo mimando nuestro paladar en los últimos restaurantes en llegar a Madrid y Barcelona. ¿Quieres irte de tapas japonesas? ¿Tal vez probar la cocina fusión? ¿O te quedas con un buen guiso? Sea lo que sea lo que tengas en mente, hay un rincón para ti.

Locales de reciente apertura y otros que regresan con la cara lavada. En Grazia te los enseñamos todos en esta nueva guía gastronómica. Prepárate para explotar tu lado foodie

  • Bacira

    Los amantes de la cocina fusión están de enhorabuena. En pleno barrio de Chamberí se encuentra el nuevo proyecto de tres prodigios de la cocina: Carlos Langreo, Vicente de la Red y Gabriel Zapata; un rincón en el que el mediterráneo se mezcla con el continente asiático (con gran éxito, por cierto) en platos tan sugerentes como el tartar de atún picante con aguacate, wakame y pomelo rosa o el gazpacho de cereza. Su calidad es incuestionable y en apenas tres meses de vida ha conseguido algo casi imposible: conquistar tanto a la crítica como al gran público.

    No puedes irte sin probar su postre estrella la deconstrucción del polo drácula, un helado de vainilla con frutos rojos, gelatina de fresas y caramelo de cola. Un auténtico vicio.

    ¿Dónde? Calle del Castillo, 16. Madrid.

    Precio medio: 25-40 € (menú del día: 13,90 €)

    Más información en su web.

  • Eclèctic

    Los creadores de este restaurante, ubicado en el barrio de Sant Gervasi, no podían haberlo bautizado mejor porque precisamente lo que ofrecen es eso, eclecticismo. Huyen de etiquetas en favor de las mezclas sin límite. Sus dueños, el chef Francesc Chicón y el pastelero Sergio Musso, han dedicado años a degustar platos de todos los continentes. Y ahora, teniendo como base la cocina tradicional juegan con las técnicas y los productos de diferentes cocinas y culturas. 

    Imprescindible olvidar los prejuicios, relajarse y dejarse sorprender. Si te animas a probarlo conviene reservar, porque desde que abrió sus puertas es casi imposible conseguir mesa.

    Precio: Menú del día: 13,50 € / Menú degustación: 39 €

    ¿Dónde? Calle Sagués, 16. Barcelona.

    Más información en su web.

  • Muta

    La calle Ponzano se está ganando a pulso el título de templo foodie de la capital. Tras el éxito de Sala de Despiece, local que ha revolucionado el arte del tapeo, Javier Bonet sorprende con un proyecto en el que el cambio será la constante. En este local de street food la oferta gastronómica irá mutando cada cierto tiempo para degustar cocinas de distintas nacionalidades.

    La primera propuesta (que se mantendrá hasta diciembre) es la brasileña, con una carta de apenas 8 sencillos platos. No puedes irte sin probar el acarajé, una especie de bollo relleno de camarones con tomate, cebolla y cilantro. ¿El detalle más molón? El pedido se encarga en una máquina expendedora. Fast food para paladares exigentes.

    ¿Dónde? Calle Ponzano, 10. Madrid.

  • Ojalá

    Hasta hace poco conocíamos este local, del grupo La Musa, por la playa artificial que albergaba su planta baja, pero tras su reciente reforma ha dado un paso más. Ahora se autoproclaman el primer chiringuito surfero de la capital. Sí, y no me miréis escépticos, que aunque cueste imaginarlo entre tanto asfalto, al poner un pie en el local nos invade un acogedor sentimiento veraniego. Ah, ¡y el baño está dedicado al Smile de los Beach Boys (banda surfera donde las haya)!

    Puedes disfrutar de su cocina en cualquier momento del día. Desde los desayunos y el brunch (¡¡hasta las ocho de la tarde!!), hasta las cenas que pueden acompañarse con un buen cóctel.

    ¿Dónde? Calle San Andrés, 1. Madrid.

    Más información en su web.

  • Tickets Bar

    Los hermanos Adrià abrieron hace tres años este local, que muchos califican como “el Bulli de barrio”. Está dividido en varios espacios, cada uno con una especialidad gastronómica diferente y este otoño han inaugurado el sexto, La Dolça, destinado a que disfrutemos de las mejores tapas dulces

    Su decoración recuerda a una feria de pueblo con una carpa de circo, máquinas de algodón de azúcar y bombillas colgantes. Toda una delicia para la vista y el gusto, para la que ya hay lista de espera.

    ¿Dónde? Avinguda del Paral·lel, 164. Barcelona.

    Más información en su web.

  • De Rodríguez y Salas

    Si a un restaurante, además de una carta atractiva, le añadimos graffitis y bicicletas colgadas en la pared el éxito está casi asegurado. Sus dueños definen el espacio como “cocina optimista” con platos tan sorprendentes como el steak tartar al estilo sirio. Además, para cerrar el fin de semana a lo grande todos los domingos organizan la fiesta del vermú con Dj’s y tapas creativas. ¿Se puede pedir más?

    ¿Dónde? Calle Prado, 15. Madrid.

    Precio: 25-30 € de media (menú del día 11 €).

    Más información en su web.

  • Praktik Bakery

    ¿Hotel o panadería? Esa es la pregunta que se hace uno cuando visita el Praktik Bakery, un pequeño hospedaje de 74 habitaciones en el que acaba de abrir sede la panadera Anna Bellsolà.

    En ella viene a ofrecer algo similar a lo que podemos encontrar en Baluard, su tradicional panadería de la Barceloneta. La idea es hacer sentir a los huéspedes como en casa, con ese aroma tan agradable a pan recién hecho, pan de verdad, del que se hace con cariño.

    ¿Dónde? Hotel Praktik Bakery (Calle 
Provença, 279. Barcelona).

    Más información en su web.

  • Hattori Hanzō

    Comparte nombre con uno de los ninjas más famosos de la historia nipona y se define como la primera izakaya (bar japonés) de España. La taberna japonesa más auténtica de la capital. Eso sí, no esperes encontrar sushi en su carta, porque no hay. Entre sus especialidades está el okonomiyaki, una masa con varios ingredientes cocinados a la plancha.

    El mimo con el que han ideado cada detalle hace que parezca que nos encontremos en el país oriental. ¿Un ejemplo? Tienen una tapa de alcantarilla con el castillo de Osaka pintado (una costumbre del país).

    ¿Lo mejor? Desde que entras te reciben con un “irasshaimase” la clásica bienvenida nipona.

    ¿Dónde? Mesonero Romanos, 15. Madrid.

    Más información en su web.

  • Poncelet Cheese Bar

    Los fans del queso tienen un nuevo motivo de celebración porque el Poncelet Cheese Bar, tienda y multiespacio que triunfan en Madrid, llega a la Ciudad Condal. Su mejor baza son las 150 variedades de quesos artesanos, tanto nacionales como internacionales. También ofrecen desayunos de lo más completos, brunchs y algunas variedades de “anti-quesos”.

    ¿Dónde? Hotel Meliá Barcelona Sarrià. Avda. de Sarrià, 50. Barcelona.

    Teléfono: 902 120 440.

  • Saporem Chueca

    Tras el éxito de Saporem (Ventura de la Vega, 5), nace su hermano no-tan-pequeño dispuesto seguir haciéndonos disfrutar desde el otro lado de la Gran Vía, en el barrio de Chueca. Con él, el chef César Galán aprovecha para presentar una carta renovada (con platos que suenan a gloria) en la que no echaremos de menos los clásicos del primer local como el sobao pasiego con cebolla caramelizada y foie.

    ¿Un extra? Tiene menú del día e incorpora platos aptos para vegetarianos y celiacos. Además, se suma a Saporem en su iniciativa Cake&tonics (tarta y gin tonic, 10€), el mejor plan para el fin de semana. ¡No te lo pierdas!

    ¿Dónde? C/ Hortaleza 74, Madrid.

  • Happig

    Un restaurante en el que poder llevarse los productos degustados a casa, ¿o es al revés? En pleno barrio de Salamanca se encuentra esta tienda-restaurante en la que los productos del cerdo son los protagonistas absolutos.

    Su secreto está en las recetas innovadoras, como la “gorrinohamburguesa” o el “cerdito caliente”, con ingredientes de toda la vida. Además de jamones, paletas y embutidos, en la zona de tienda -concebida como un espacio gourmet- puedes llevarte a casa sus sabrosos quesos.

    ¿Dónde? Calle Juan Bravo, 52. Madrid.

    Más información en su web.

  • Ultramarinos Quintín

    Paredes de ladrillo visto, un mostrador de madera, una iluminación cálida y unas preciosas sillas de terciopelo son las señas de identidad de este local, a medio camino entre lo campestre y lo hipster

    Su especialidad es la cocina asturiana con delicias como las fabes con almejas o las croquetas de bacalao. En la zona de tienda se puedes adquirir frutas y verduras del día, además de todo tipo de delicatessen. Y, compartiendo dueños con El Paraguas y Ten con Ten, no es muy difícil augurarle un buen futuro.

    ¿Lo mejor? Tienen un espacio de platos preparados para llevar. ¡Comodísimo!

    ¿Dónde? Calle Jorge Juan, 17. Madrid.

  • La guingueta de la Barceloneta

    Para los que tienen la suerte de vivir todo el año junto al mar (no me da envidia), el chiringuito es una opción más que imprescindible. En ese sentido, este amplio espacio en la playa de la Barceloneta es un homenaje a la cocina tradicional catalana, eso sí con un estilo rápido y desenfadado. La estrella de su carta son los hot dogs hechos con butifarra de Bages en seis variedades, con toques de diferentes países como Perú, Corea o Alemania. Para beber, la mejor opción es la sangría de cava, todo un descubrimiento.

    Precio medio: Entre 20-30 €.

    ¿Dónde? Playa de San Sebastián, Barceloneta.

    Más información en www.carlesabellan.es.

  • Doña Tecla

    Llega un momento en nuestra vida en el que empezamos a renegar de las aglomeraciones, así que cuando encontramos un restaurante con terraza para tomar copas, entonamos el aleluya. Ese es el secreto del éxito de Doña Tecla, un espacio dividido en varios ambientes -restaurante, zona de picoteo y terraza- que ya se ha proclamado como local de moda de la capital.

    Además de sus famosos cócteles, también podemos disfrutar de una carta repleta de opciones en la que conviven el clásico salmorejo cordobés con otras propuestas más osadas, como los erizos gratinados.

    ¿Lo mejor? Su precioso jardín con hamacas en el que se respira un ambientazo que engancha.

    ¿Dónde? Paseo de la Castellana, 121 (entrada por Pintor Juan Gris, 2). Madrid.

    Más información en su web.

  • La tasquita de enfrente

    La Tasquita es uno de esos restaurantes en los que nadie pregunta por la carta. Y es que, las recomendaciones de Juanjo López, cocinero y propietario, se siguen a rajatabla.

    Tras 50 años al pie del cañón, este emblemático restaurante hacía un parón el pasado julio para renovarse. Ahora vuelve a lo grande, con la cara lavada pero con el mismo objetivo de siempre: ofrecer cocina sin extravagancias en la que prima el producto de temporada.

    ¿Dónde? Calle Ballesta, 6. Madrid.

    Precio medio: desde 55 €.

    Más información en su web.

  • La fermata de Provença

    Que no te engañen los precios asequibles de este local. Aquí se ofrece pizza de la buena, al corte y al peso, y con un sabor que enamora. Tras el éxito del establecimiento de Sarría, ahora dan el salto a los alrededores del Paseo de Gracia. Tienen más de 90 variedades y el largo de la porción lo eliges tú. ¿Se puede pedir más?

    ¿Lo mejor? La masa la elaboran diariamente por lo que es muy fácil de digerir.

    Precio: Desde 10€/Kg.

    ¿Dónde? Carrer de Provença, 243. Barcelona.

  • El figurante

    El propietario de este pequeño local, en Lavapiés, es fotógrafo de cine y tiene la intención de que se convierta en un punto de encuentro para la gente del mundillo. Está especializado en cócteles, como los daiquiri de fresa y mango o los mojitos. Además, cada mes crean un combinado inspirado en una película, como el Martini con vodka de James Bond.

    En la carta destacan las empanadas y el fernet cola, una bebida italoargentina que se puede tomar como digestivo tras las comidas. En definitiva, un sitio acogedor, con muebles setenteros en el que te sentirás como en tu propio salón.

    ¿Dónde? Calle del Olmo, 12. Madrid.

    Más información en su Facebook.

     

  • Estado puro

    ¿Hay algo más español que irse de tapas? Esto es lo que propone Paco Roncero en Estado Puro, que acaba de reinaugurar la sede del Hotel NH Prado, con una vuelta a los orígenes. Todo en este local, desde la decoración a la oferta gastronómica, está concebido como una reinterpretación en un maridaje perfecto entre lo clásico y lo moderno.

    Alta cocina de andar por casa que puede disfrutarse sin remilgos, apoyados en una barra y tomando una cerveza bien fría. Además, por 45 euros puedes probar el menú degustación, 100% recomendable.

    Precio medio: 20-25 €

    ¿Dónde? Plaza Cánovas del Castillo, 4. Madrid.

    Más información en su web.

  • Sanwichez

    El sandwich hace tiempo que dejó de ser un ligero tentempié y eso lo saben bien los dueños de este negocio. Esta temporada han abierto su quinto local, en el barrio de Sarría, que ya está siendo todo un éxito. A la oferta en bocadillos se suman zumos naturales, croissants, ensaladas y tartas y cookies caseras.

    Todo ello pensado también para celiacos y vegetarianos y ofreciendo los mejores productos, como los  lácteos todos de granja.

    ¿Lo mejor? El sandwich de pollo y compota de manzana + el zumo de zanahoria, naranja y manzana.

    ¿Dónde? Josep Tarradellas, 116. Barcelona.

    Más información en su web.

  • Niño viejo

    La alianza entre Albert Adrià y los hermanos Iglesias, creadores de la marca Bcn 5.0, no ha hecho más que cosechar éxitos. Esta temporada abren su quinto restaurante, una taquería mexicana con la que pretenden trasladarnos la esencia de los puestos de comida callejeros del país. Lo han llamado Niño Viejo porque quieren transmitir esos sentimientos encontrados, de alegría e inquietud.

    Tiene aspecto de cantina, con una decoración en colores chillones y azulejos rotos en las paredes. La carta, aunque de aires sofisticados, no se olvida de los platos estrellas de la cocina popular como guisos, ensaladas.

    ¿Lo mejor? La coctelería mexicana con sus antojitos, el tequila y el mezcal. ¡Insuperables!

    ¿Dónde? Avda. Mistral, 54. Barcelona.

    Más información en su web.

  • La taverna del suculent

    Cocina clásica para canallas modernos”: este es el lema del nuevo proyecto de Carles Abellan, a escasos metros de su hermano mayor, el Suculent de toda la vida. No tienen ni mesas ni cubiertos refinados, aquí se viene a disfrutar de lo verdaderamente importante: la comida y la bebida. Todo está pensado para “Sucar-lent” o lo que es lo mismo mojar con pan todos los platos (una maravilla).

    Además de los productos típicos de barra como los embutidos, las olivas, las alcaparras o las cortezas, la carta tienen unos guisos con los que perder el conocimiento. ¿A que te apetece?

    ¿Dónde? Rambla del Raval, 39. Barcelona.

    Más información en su web.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram