6 cosas que echaremos de menos de Michelle Obama

Analizamos el legado de la mujer que ha marcado un antes y un después en la Casa Blanca. ¡Gracias, Michelle!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

El futuro de Michelle Obama es incierto. Nadie sabe a qué se dedicará la primera dama a partir del próximo 20 de enero, cuando su marido deje de ser el Presidente de Estados Unidos y su familia haga las maletas para cambiar la Casa Blanca por su nueva residencia ubicada en el barrio de Kalorama, al noroeste de Washington.

De lo que sí está seguro Barack Obama es de que su mujer nunca se dedicará a la política, ni intentará presentarse a unas elecciones, como la exprimera dama y actual candidata a la presidencia Hillary Clinton. El presidente, que la conoce mejor que nadie, cuando le preguntaron qué pensaría si le dijesen que dentro de diez años Michelle se presenta a la candidatura a la Casa Blanca, contestó: “Pensaría que la han abducido unos alienígenas”.

Esa ha sido precisamente la clave de su éxito e impacto en la sociedad: apostar por el discurso ético y no por el político, aunque paradójicamente sea la política la que la ha llevado a la Casa Blanca. En los casi ocho años de mandato de su marido, esta abogada del sur de Chicago, no se ha involucrado en los ‘negocios’ de su familia, pero tampoco ha demostrado ser una mujer florero. Michelle, con mucha inteligencia, ha sabido aprovechar su privilegiada situación para luchar por las causas en las que realmente cree y con las que suponemos (y esperamos) que seguirá trabajando en su nueva vida fuera del gobierno.

michelleobama11
No nos digas adiós todavía, por favor. © Getty Images
  • ‘Let´s girls learn’

Es el legado más importante que Michelle deja no solo en su país, sino en el mundo entero. Bajo el lema “Dejad que las niñas aprendan”, la primera dama ha luchado día a día para que las niñas y adolescentes tengan las mismas oportunidades y vayan a la escuela.

Según la campaña que lanzó en marzo de 2015, 62 millones de niñas de todo el mundo no acuden a la escuela, lo que provoca que estén más expuestas a matrimonios en contra de su voluntad, enfermedades de transmisión sexual y violencia. Como la propia Michelle ha dicho en varias ocasiones: “Me veo en esas niñas. Veo a mis hijas en ellas”.

La Reina Letizia también quiso unirse a este movimiento y juntas lo presentaron en España. © Getty Images
La Reina Letizia también quiso unirse a este movimiento y juntas lo presentaron en España. © Getty Images
  • Líder del feminismo

Desafortunadamente, hasta hace unos años, el feminismo se veía erróneamente como un movimiento de mujeres desaliñadas, solteras y resentidas con el sexo opuesto. Cuando Michelle Obama, madre de dos niñas, mujer del presidente de los Estados Unidos y una abogada de éxito licenciada en Harvard habló de los derechos de las mujeres se nos puso la carne de gallina.

El feminismo al fin comenzaba a ser un asunto de todas las mujeres, y de todos los hombres. Incluso Barack Obama llegó a la hablar de feminismo en una entrevista que dio la vuelta al mundo y que rompió tabúes en la lucha por la igualdad de sexos: “Tenemos que cambiar la actitud que felicita a los hombres por cambiar un pañal, estigmatiza a los padres a tiempo completo y penaliza a las madres que trabajan”, llegó a decir el presidente.

michelleobama1
El apoyo incondicional que se ha dado la pareja durante estos años ha sido clave. © Twitter @BarackObama
  • Let´s move

Lo primero que hizo Michelle al llegar a Washington en 2009 fue ponerse unos guantes y unos vaqueros y plantar un huerto para defender la alimentación saludable. Ha cuidado de sus hortalizas personalmente y ha practicado deporte en programas de televisión para hacer que los niños se muevan y abandonen la vida sedentaria en un país con un altísimo índice de obesidad infantil. ¡Hasta los personajes de Barrio Sésamo han ayudado a recolectar! Y es que la primera dama, asidua a transmitir su mensaje por la pequeña pantalla, nos ha enseñado que para calar hondo hay que perder el ridículo: “Pienso que primero haces reír a la gente y luego logras que te escuchen. Por eso siempre estoy dispuesta a hacer una broma”.

michelleobama7
Y así se iba ganando el cariño de todos. © Cordon Press
  • Estrella mediática

Michelle es su mejor asesora de comunicación. Sabe muy bien que, si quiere dar buena imagen y llegar a la sociedad, tiene que estar presente en los medios de comunicación. No lo ha hecho por fama (a ella eso ya le sobra), sino con la humildad y la simpatía a la que nos tiene acostumbrados. Ha bailado en los programas de Ellen DeGeneres y Jimmy Fallon, ha sido portada de grandes publicaciones e incluso tiene su propio perfil de Snapchat. Su última gran hazaña: subirse al coche de James Corden y aprovechar para promocionar su campaña Let´s girls learn. El resultado: más de 40 millones de reproducciones en Internet.

black-girls-michelle
Nada más que añadir, Michelle.
  • Mujer y madre

Los Obama acaban de celebrar 24 años de casados. Una celebración que compartieron con unas románticas imágenes en las redes sociales. Tras casi un cuarto de siglo juntos, este matrimonio que se conoció en un despacho de abogados de Chicago en 1989, es un ejemplo a seguir de respeto, colaboración e igualdad. El presidente nos has conquistado en más de una ocasión con las frases que ha dedicado a su mujer públicamente: “No puedo estar más orgulloso y el país ha sido bendecido por tenerte como primera dama. Te amo Michelle”.

michelleobama4
El presidente subió a su cuenta personal esta imagen de su boda con Michelle. © Instagram @barackobama

Lo mismo ocurre que con la educación de sus hijas adolescentes Sasha y Malia, con las que Michelle se siente una “mamá en jefe”. El pasado verano, la más pequeña de los Obama fue vista trabajando en un restaurante de comida rápida en Estados Unidos. Está claro que ni el poder ni la riqueza de la Casa Blanca han podido cegar a estas dos niñas, las que han aprendido en casa que ser una mujer de éxito no está reñido con tener una familia.

Michelle y Barack en la última cena de estado hace solo unas semanas. Ella deslumbró con este imponente vestido de Versace que dejó al mundo boquiabierto. © Cordon Press
Michelle y Barack, en la última cena de estado hace solo unas semanas. Ella deslumbró con este imponente vestido de Versace que dejó al mundo boquiabierto. © Cordon Press
  • Embajadora de la moda Made in USA

Sin quererlo, Michelle se ha convertido en un icono de moda. Siempre perfecta y con una gran personalidad, ha querido apoyar a las firmas estadounidenses en todo momento. O casi en todo, porque cuando sale del país tiene el detalle de hacer un guiño a alguno de los diseñadores del lugar que visita: Kenzo en Japón, Delpozo en España, Missoni en Italia…

Pero cuando la primera dama no tiene que hacer un guiño internacional en sus outfits, tiene a sus diseñadores de cabecera: Vera Wang, Narciso Rodríguez, Carolina Herrera, Oscar de la Renta, Isabel Toledo, María Cornejo o Jason Wu, precisamente confió en este diseñador de origen chino para acudir al evento de toma de posesión de Barack Obama: un vestido blanco con superposiciones de flores, que nunca olvidaremos.

michelleobama5
Pero por si no lo recordabas, este es el vestido de Jason Wu. © Cordon Press

En unos días sabremos quién ocupará el lugar de Michelle. El expresidente Bill Clinton o la modelo eslovena Melania Knavs cumplirán las funciones de ‘primera dama’ (si es Clinton, habrá que redefinir el término), pero ninguno de ellos podrá llenar el vacío que dejará la mujer más fuerte, segura, inteligente y mediática (con permiso de Jackie Kennedy), que ha ocupado el cargo.

Por estos ocho años en los que nos han enseñado a las mujeres a crecer y ser más fuertes, muchas gracias, Michelle.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad