¿A qué reality mandaríamos a los concursantes de OT?

TVE estrena esta noche la primera parte del documental que vuelve a poner de actualidad a los concursantes de Operación Triunfo... 15 años después. Y como aquí somos fans de los spin-off, tenemos varias propuestas para alargar la historia.

15 años como 15 soles han pasado desde que en 2001 nos enamoramos televisivamente hablando de un puñado de jovencitos que daban sus primeros pasos en el mundo de la música. El país entero cayó rendido a sus pies: “A tu lado me siento seguro, a tu lado no dudo, a tu lado yo puedo volar”, y todo eso. Pura poesía.

Pues bien, esta noche, como todos sabéis y si no lo sabéis es que no vivís en este mundo y/o no tenéis redes sociales, se estrena en TVE la primera parte de un documental dividido en tres que revivirá los mejores momentos de la academia y nos enseñará qué ha sido de los 16 ‘triunfitos’ en todos estos años. Pero como, lo dicho, eso ya lo sabéis, desde Grazia hemos querido ir por libres y aprovechar este reencuentro para pedir más te quiero y quiero más: solicitamos formalmente enviar a los participantes de OT a los siguientes concursos o realities. Porque somos fans de los spin-off y porque, si Javián y Verónica pasaron Supervivientes, Juan Camus por Gran Hermano Vip, Natalia por Splash! y Rosa López y Álex estuvieron en Mira Quién Baila (y este último, además, en Factor Miedo y Expedición Imposible), el formato tiene todavía posibles. Y vamos, que ya que les han rescatado, deberían seguir estirando el chicle más allá del concierto en el Palau Sant Jordi en un par de semanas.

Estas son nuestras propuestas para un mundo paralelo y lleno de unicornios, por favor

En Grazia somos fans de los spin-off y tenemos varios destinos televisivos a los que enviar a los triunfitos.
En Grazia somos fans de los spin-off y tenemos varios destinos televisivos a los que enviar a los ‘triunfitos’.
  • David Bustamante, a Mujeres y Hombres y Viceversa

En realidad todos sabemos que si hay un reality por el que pasó David Bustamante, además de por OT, fue por un Cámbiame acelerado en manos de Paula Echevarría. Para llegar al Bustamante de hoy hubo que lijar y dar esplendor a un jovencito un poco gañán, pero nunca se debe subestimar el poder de una novia que cree en el potencial de su amorcito. Pero, en su época pre-Eche, ¿no veis a Bustamante como pretendiente de alguna tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa? Nos imaginamos a Emma García tomándolo bajo su ala protectora para modelar al brutote “pero de buen corazón” que era Busta.

Súper interesante esto que dices.
Súper interesante esto que cuentas, sí.
  • David Bisbal, a Confianza Ciega

¿Os acordáis de aquel programa loquísimo e inexplicablemente no recuperado? Por resumir, cogían a una pareja y a ella la metían en una casa con un montón de macizorros y a él en otra llena de tías buenas que tenían como objetivo conseguir que la pareja (que os recuerdo, ¡era de verdad!) rompiera. Para ello se dedicaban a emitir el montaje más obsceno posible de las escenas, uno en el que parecía que se lo estaban montando en la piscina, delante de las cámaras. En nuestra televisión. Huelga decir que lo veíamos entre embelesados y horrorizados.

Pues este programa se emitió a la vez que Operación Triunfo, ¿imagináis que David Bisbal que entró a la academia con novia hubiese entrado en Confianza Ciega en lugar de en el talent show? Su chica se hubiese codeado con Carol y Nube y a él lo hubiesen acosado las seductoras. Y ahora no lloraríamos sí todavía su amor roto con Chenoa.

¿Os acordáis de que no hace tanto tiempo se fumaba en televisión?
¿Os acordáis de que no hace tanto tiempo se fumaba en televisión?
  • Rosa, Vero y Chenoa, a Pekin Express

A Rosa la mandaríamos a Pekín Express de cabeza. No tenemos claro quién sería su compañera (¿Vero? ¿Chenoa?) pero sería un punto verla partiéndose de risa intentando hacerse entender con los lugareños. “¡Quillo! ¡Que si nos llevas en esa moto tan graciosa!”. Rosa es muy del pueblo, así que no tendría mayor problema en ir hecha un cuadro toda la carrera y estamos seguros que lo daría todo en las pruebas.

Por pedir: que las estilistas de Operación Triunfo le prestasen algunas de las infames túnicas que le ponían por aquel entonces, para usar como tienda de campaña. A ver si de paso se enteran de que a pesar de estar gorda, puede una ir bien vestida.

Y Rosa ganaría porque Rosa es como Belén Esteban y gana todo.
Y Rosa ganaría porque Rosa es como Belén Esteban y gana todo.
  • Gisela, a Un príncipe para Corina

Aunque a Luján bien podríamos mandarle a unos cuantos para sus múltiples concursos de casamentera, sin duda a la que más vemos es a Campanilla-Gisela. La proponemos como protagonista para Un príncipe para… Gisela. ¿No la imagináis sonriendo sin fin mientras le muestran a un catálogo de frikis entre los que tú/el programa/y por supuesto ella sabéis que jamás encontrará el amor? Pero Gisela, toda encanto, toda ‘adorabiliad’, se esforzará por dar una oportunidad a cada uno, sacando lo mejor de ellos.

Y Luján metiendo caña detrás de su (falsa) sonrisa.
Y Luján metiendo caña detrás de su (falsa) sonrisa.
  • Geno, a Factor Miedo

Geno tuvo el dudoso honor de ser la primera expulsada de Operación Triunfo, pero tuvo tiempo de sobra para hacerse famosa por la intensidad de sus reacciones o por estar siempre al borde del llanto. Tanto, que en las redes sociales proliferaron los memes con el #sufrocomoGeno. ¿La imagináis en un concurso como Factor Miedo (Fear Factor)? Ahí podría hacer puenting con los ojos cerrados, cubrirse con ratas o comer insectos crudos. Nada pensado para sufrir, claro [inserte risa de mala malísima aquí].

¡Pero qué ascazo!
¡Pero qué ascazo!

Aunque puestos a ser un poco menos malos malosos también la podríamos mandar a Humor amarillo, que es igual de arriesgado pero sin el punto chungo. Ahí te pegas las leches del siglo, pero puedes reírte de ti misma. Bueno, te puedes reír tú y todos los demás para ser más exactos. ¡Como terapia de choque no tiene precio! ¡Chistaco!

¿Será el chino Cudeiro?
¿Será el chino Cudeiro?
  • Vero, a El Gran Juego de la Oca

Ya que estamos de peticiones vamos a aprovechar a pedir el regreso del programa de los noventa por excelencia: El Gran Juego de la Oca con sus pruebas a lo grande, las chorricoreografías, el Fleki rapando el pelo al cero, e incluso esas pruebas tan políticamente incorrectas que hoy nos hacen sonrojar. Para los más jóvenes: hace unos años había un concurso con una prueba en la que las azafatas o le daban un beso o un tortazo al concursante de turno, todo en plan super intelectual. Verónica Romero, que en su época pre-OT practicaba gimnasia artística sería una concursante perfecta para este revival. Lo mismo se tiraría a la piscina que treparía o bailaría si fuese necesario.

¡Oh, gloriosas coreografías de los 90!
¡Oh, gloriosas coreografías de los 90!
  • Chenoa, a Un, dos, tres

Hemos fantaseado con mandar a Chenoa a ese concurso infame presentado por Emma García llamado El juego de tu vida. Si no lo conocisteis, vuestras meninges os lo agradecerán consistía en que al concursante le hacían un montón de preguntas a cada cual más vergonzosa y tenía que contestar con la verdad. Si decía una mentira, lo perdía todo, tan fácil como eso. El problema era que el tipo de preguntas solía tener que ver con sexo, fantasías, infidelidades y cosas humillantes en general. Chenoa nos mola porque es una mujer empoderada, así que no tendríamos ninguna necesidad de saber si se lo hizo en una caseta para el perro (pregunta real del concurso), así que la mandaríamos a Un, dos, tres. Ahí da igual. Nos la imaginamos participando con Natalia. O haciendo de azafata y participando en uno de los fastuosos números musicales, con cara de emoción bueno no.

2 respuestas acertadas a 50 pesetas, ¡100 pesetas!
2 respuestas acertadas a 50 pesetas, ¡100 pesetas!
  • Álex, a Gran Hermano

Al Álex Casademunt de 2001 lo vemos en la casa de Gran Hermano. Allí donde todo se magnifica lo hubiésemos visto hacerse íntimo de algún chico, un super Bro, jurarse amistad por los siglos de los siglos, partirse el pecho por él, llorar, reír, gritar, cabrearse… y jincar como si no hubiese un mañana con toda fémina a tres kilómetros a la redonda. No ganaría ni de coña el concurso, pero se haría íntimo de Mercedes Milá y se labraría un futuro como contertulio en programas varios.

Ese día la Milá le enseñaría las bragas a él.
Ese día Milá le enseñaría las bragas a él.
  • Juan Camus, a El Bus

Como Juan Camus se va a perder el concierto reencuentro de Operación Triunfo ¿qué puede tener un ser humano más importante para ese día? ¿QUÉ? apostamos que si hubiese tenido que elegir entre ir a Gran Hermano o a El Bus, se hubiese decantado por el segundo. ¿Que no sabes qué es El bus? Ya… tampoco es que se acordara mucha gente de Juan hasta que se convirtió en viral.

¿Te acuerdas? Pero qué te vas a acordar, alma de cántaro…
¿Te acuerdas? Pero qué te vas a acordar, alma de cántaro…

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram