El yoga del siglo XXI es manual: hobbies que te darán paz mental

Los estresados millennials se manchan las manos para dar paz a su espíritu. Decoramos y meditamos con cerámica, tricot y DIY... allá donde la fibra óptica no llega.

“Cuando aprendes a manejar la rueda de alfarero, durante los primeros meses tu gran ‘lucha’ consiste en centrar la arcilla. Después de eso, la arcilla comienza a centrarte a ti. La arcilla te dice cuándo estás perdiendo el enfoque y te enseña a mantenerte conectado a la Tierra y mantener la concentración”, comparte en un interesantísimo post de Lululemon.com la ‘yogui’ y artista Lara Zilibowitz.

Demi sabía lo que se hacía… © Cordon Press

Esta profesora de yoga australiana se inició en la alfarería hace 10 años y asegura que, frente a la rueda, siente las mismas emociones que sobre la esterilla: una especie de alquimia meditativa que surge de unir cuerpo y espíritu aquietando la mente. “Me fascinó ver el paralelismo entre el yoga, la meditación y la cerámica. Me di cuenta de que todas estas prácticas te entrenan para la ecuanimidad, para aceptar la frustración y las emociones difíciles, para encajar la inevitable desilusión y, sobre todo, encontrar la paz cuando el caos gira a tu alrededor. Mejorar estas prácticas no es solo cuestión de controlar actividades ‘motoras’, es decir, del cuerpo; sino que requieren sobre todo entrenar la mente”.

Por supuesto Lara no es la única que ha descubierto las bondades de la cerámica. Celebrities como Emily Ratajkowski se suman a un ejercicio de creatividad tan zen como productivo: decorar con cerámica es un must de las últimos años, un boom abanderado en España por el Centro Cerámico de Talavera, Guille García-Hoz, Azarraluqui o el joyero Andrés Gallardo. Si quieres iniciarte, en Madrid puedes acudir a los estupendos cursos de Amasarte y en Barcelona, El Torn.

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

Para las que no quieren mancharse las manos de barro pero tampoco quieran renunciar al yoga táctil, no hay nada como el tricot y el ganchillo. Krysten Ritter, la protagonista de Jessica Jones le da duro a las agujas entre toma y toma, ¡e incluso ha enseñado a su amigo, el actor Charlie Cox, a tejer a punto! Puedes aprender de ella, de tu abuela o de nuestras profesoras favoritas: Pearl Knitter, en Sevilla (que también tienen muchos talleres online). Cuando lo tengas controlado podrás lanzarte a tejer tus propias prendas con cualquiera de los kits de We Are Knitters.

¿Daños colaterales de este hobby relajan? Tejerte un jersey tan molón como este, de We Are Knitters. © Cortesía de We Are Knitters

El yoga manual va más allá. Es de suponer que la atención que Jeanne Damas dedica en Instagram a su pequeño huerto en el balcón y a las flores de la repisa de su chimenea es directamente proporcional al tiempo que dedica a los arreglos florales. La jardinería era una bonita forma de meditar para la gurú de autoayuda Louise Hay. “Cuando trabajo en mi jardín, enriqueciendo amorosamente la tierra de cultivo, sembrando, cosechando y reciclando, siento esta unidad. Puedo tomar un pequeño sector de tierra dura e improductiva, muchas veces lleno de malas hierbas, y transformarlo poco a poco en una rica marga que va a sustentar la vida en todas sus muchas formas”. Para aprender sobre flores, te recomendamos que vayas directamente a la fuente: la Flower School de Sally Hambleton, la ‘César Millán’ de las flores en España.

Home 💐

Una publicación compartida de Jeanne (@jeannedamas) el

Y, si lo que buscas es renovar el yoga de toda la vida, entonces ya estás tardando en apuntarte a las clases de yoga vinyasa (un tipo de yoga de flujo dinámico dirigido por la respiración) que se imparten a diario en uno de nuestros locales favoritos de Madrid: la tienda de decoración Volver (calle Barceló, 15).

Y si en este entorno no consigues relajarte… entonces ya sí que no podemos ayudarte. © Cortesía de Volver

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram