¿Cómo dejar la píldora?

Si por cualquier razón has decidido romper con ella, así deberías hacerlo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

“Es uno de los medicamentos más importantes de las últimas décadas y su uso ha sido revolucionario”, recuerda Ana Conde, ginecóloga entre otros en el Hospital Universitario Quirón y en el Hospital La Zarzuela. No en vano, con la llegada de la píldora anticonceptiva (junto al preservativo, único método para protegerse de las ETS) nuestras vidas, concretamente las sexuales, cambiaron. Consiguió liberarnos, regular nuestros periodos y, en un 99% de los casos, evitar embarazos no deseados.

Sin embargo ahora, casi 40 años después de su llegada a España (a diferencia de EE.UU. y varios países europeos en los que comenzó a comercializarse en 1961, a nuestro país no llegó hasta 1978), muchas mujeres empiezan a plantearse nuevas alternativas a esta anticoncepción hormonal que combina estrógenos y progesterona para ‘engañar’ al sistema reproductivo y hacerle creer que ya está embarazado.

En España la píldora es el segundo método anticonceptivo más usado, según el último estudio de la Sociedad Española de Contracepción, consumida por el 16,2% de las mujeres en edad fértil. Sus beneficios, según la doctora Conde, “van más allá de la anticoncepción, tanto en el tratamiento del dolor menstrual intenso, la endometriosis, la regulación del ciclo mensual, los sangrados abundantes que provocan anemia o síntomas del ovario poliquístico como el acné o hirsutismo (aumento del vello corporal). Pero también otras ventajas indirectas como protección frente al cáncer de endometrio, ovario y colon”.

En contraposición, “algunas mujeres refieren en consulta disminución de libido y ánimo bajo tras la toma de la píldora. Es cierto que la píldora produce descenso del nivel de testosterona, hormona relacionada con el deseo sexual, pero los estudios reflejados en la literatura todavía no son concluyentes”, continua Conde. Pese a ello, conviene señalar que mucha de la mala prensa y efectos secundarios que se propagan a modo de leyendas urbanas vienen de la creencia de que las dosis hormonales son las mismas que las que se aplicaban en los años sesenta. Realmente esto ya no es así y muchos de los efectos que se asocian a este medicamento pueden descender o desaparecer simplemente “variando alguno de sus componentes”, explica la doctora.

Literatura y mitos aparte, si por cualquier razón has decidido cambiar de método anticonceptivo, o simplemente dejarlos todos de lado para ser madre, hay varias cosas que deberías saber antes de romper con la píldora.

Muchas y muy diversas razones pueden llevarte a querer terminar con la píldora. © David Marquez

1. Visita a tu ginecólogo

Suena redundante pero, a menos que quieras ser madre, es importante que tengas a mano un nuevo método anticonceptivo para sustituir a la píldora. Acude a tu ginecólogo e infórmate de las alternativas que existen en la actualidad y que quizá no son tan conocidas: “Otros métodos igual de eficaces y que no requieren de una toma diaria a la misma hora, que en ocasiones deriva en olvidos”, recuerda la ginecóloga Conde.

Háblale con toda sinceridad, solo así conseguirás que te recomiende el anticonceptivo que más se adapte a tu estilo de vida.

2. Termina el blister del mes

“Si una mujer decide abandonar la píldora deberá realizarlo tras finalizar el envase, intentando de esta manera alterar el ciclo lo menos posible”, afirma Conde. Así que ya sabes, si pretendes dejar de tomar este anticonceptivo, que no puedan contigo la ansiedad y las ganas por hacerlo; espera a terminar el ciclo.

3. Recupera la normalidad de tus ciclos menstruales

Al dejar la píldora, “la mayoría de las mujeres recupera la regla de manera espontánea o se embaraza en menos de tres meses”, puntualiza la ginecóloga. Pero, “tomar la píldora durante muchos años puede hacer que el cuerpo olvide para qué estaba diseñado inicialmente”, añade el acupunturista Ross Barr. En este caso la acupuntura, además de funcionar como remedio a los dolores de regla, puede ayudar a regular los ciclos menstruales, devolviendo a los órganos a su estado hormonal original y promoviendo el flujo sanguíneo, la producción de sangre y la secreción de fluidos.

¡JUSTO!

4. Recuerda por qué la tomabas

Si empezaste a tomar la píldora como remedio a tus desequilibrios hormonales o para regular tus ciclos, prueba soluciones naturales una vez termines con ella. Por ejemplo, la farmacéutica y co-fundora de Victoria Health, Shabir Daya, recomienda tomar infusiones de Agnus Castus, “una hierba normalmente conocida por sus cualidades para equilibrar los niveles hormonales y restaurar los ciclos menstruales”. Pero también confía en otra planta, “la Maca, que también es muy nutritiva y equilibra el nivel hormonal”.

5. ¿Por qué la dejas?

¿Quieres dejar la píldora para deshacerte de las hormonas sintéticas? ¿Para volver a tu peso anterior? ¿Para ser madre? Dependiendo del motivo deberás proceder de una manera u otra, o incluso plantearte si no dejar de tomarla. Si finalmente este es tu caso y decides seguir con ella como método anticonceptivo de cabecera, los nutricionistas recomiendan el consumo de vitaminas B1, B3 y caritina: “Afectan al metabolismo y pueden regular tanto tu peso como tu salud mental”, señala la nutricionista Kamilla Scahffner, que recomienda la ingesta de estas vitaminas ya sea en suplementos o en los alimentos que las incluyen: “Huevos, aguacate, judías, garbanzos, pan de masa fermentada y verduras de hoja verde”.

Sí, esta cosa tan pequeña puede hacer muchas cosas…

6. Si quieres ser madre…

Hoy existen apps y otras herramientas tecnológicas como The Natural Cycles que te informan acerca de tus ciclos y días de ovulación, pero debes tener en cuenta que existen ciertos factores que pueden afectar a los mismos (viajes, estrés, enfermedades…). Además, la doctora Conde recomienda una visita al ginecólogo “para realizar una consulta preconcepcional donde se revise la integridad del aparato genital y se descarten patologías que podrían dificultar un embarazo”, así como la preparación del cuerpo con complementos alimenticios: “La toma de ácido fólico recomendable desde el momento en el que se busca la gestación”, sentencia la ginecóloga.

Lo del padre ya es cosa tuya…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram