Cuando Anita Pallenberg (y las groupies) era un icono

La modelo, actriz y musa de toda una época ha muerto a los 73 años. Ella, junto a sus compañeras de generación, marcó un estilo y protagonizó la ascensión a los cielos (y posterior caída al infierno) de las groupies.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Se ha dicho de ella que fue el diablo que selló el alma de los Rolling Stones, de la misma manera que Astrid Kirchherr fue el ángel que marcó la estética de los Beatles. Icono de estilo de toda una generación (y algo más allá, o si no que le pregunten a Kate Moss), la italiana ya era una famosa modelo en los sesenta “de una belleza tremendamente sexual, culta, extravagante, sofisticada y moderna, cuando le presentaron a los Stones”.

Michele Breton, Anita Pallenberg y Mick Jagger en 1968. © Getty Images

Aquel encuentro, en un concierto en Munich en 1965, marcó para siempre su historia y uno de los cuartetos amorosos más famosos del rock. Ríos de tinta corren sobre sus aventuras (amores-desamores-palizas-amores-amistad) con Brian Jones primero, después con Keith Richards (padre de sus dos hijos) y, según la rumorología, con Mick Jagger.

Junto a Marianne Faithfull en 1967, en el aeropuerto de Londres. © Getty Images

La modelo y actriz ha fallecido a los 73 años por causas desconocidas. La encargada de comunicar la noticia ha sido su amiga, Stella Schnabel, en su cuenta de Instagram: “Nunca he conocido a una mujer como tú Anita”.

Keith Richards y Anita Pallenberg con su bebé, Marlon. Juntos tuvieron tres hijos: Marlon, Dandelion Angela y Tara Jo Jo. La última murió a los tres meses de nacer, lo que precipitó una crisis que acabó con la pareja. © Getty Images

Esta triste noticia nos ha hecho acordarnos de mujeres que hicieron de ser groupie algo destacable, porque en muchos casos evolucionaron hasta ser mucho más. Verdaderos iconos de toda una generación.

Hablamos de las groupies de los años sesenta y setenta, de la época dorada del rock. Pero no hallaréis en esta lista subjetiva algunos de los nombres más reconocidos. En Grazia nos hemos fijado, además del currículum de apellidos míticos de la historia de la música que atesoran, en el estilazo que todas ellas destilaron como para conquistar al mundo.

  • © Getty Images

    Anita Pallenberg

    Anita fue modelo, actriz y diseñadora de moda, sí, pero su mejor papel lo desempeñó como icono, musa y amante del rock de los años 60 y 70.

    Acaba de fallecer a los 73 años y podríamos decir que fue, es y será la number one en cuanto a estilo groupie. Fue el gran amor de Brian Jones y Keith Richards (padre de sus tres hijos), y terminó el ciclo conquistando también a Mick Jagger.

    Pero la italiana no solo fue toda una musa para los Rolling Stones (marcó su música pero también su estética: pieles, plumas, kohl en los ojos…) sino, además, el icono de moda de la única persona en el mundo que pudo alcanzar su nivel en la década de los 90 y así, de algún modo, hacerla vivir para siempre: Kate Moss.

    Por Sonia de Viana.

     

  • Marianne Faithfull

    La Dama con mayúscula (de hecho, es baronesa), fue la compañera de Pallenberg en su historia con los Rolling Stones. Pero su recorrido sentimental fue el contrario: era pareja de Mick Jagger (quien le provocó incluso un intento de suicidio) y le fue infiel con Keith Richards.

    Fue musa por personalidad, por talento interpretativo, por inteligencia, por peligrosa y azarosa vida… y por supuesto, por responder y representar la imagen perfecta de larga melena rubia con altos postizos, cara de muñequita recortable (pecas incluidas), minivestidos de cuello muñeca, vasta colección de pañuelos en cabeza y cuello y gigantes gafas de pasta.

    Su lista de amantes y matrimonios es larga y variada, como toda su vida. Extremadamente recomendable leérsela con detenimiento con todos sus discos como banda sonora de fondo musical.

  • Edie Sedwick

    Volved a googlear para echar un vistazo a su cara y figura. ¿No os recuerda a muchas de las modelos de hoy día? Nada más y nada menos que Bob Dylan aparece en su CV sentimental, y eso que al parecer ni siquiera fueron amantes. Ella se enteró por su ex-mentor Andy Warhol de que Dylan se había casado… con otra, obviamente.

    Los medios de comunicación resaltaban su original look: leotardos negros, minivestidos, grandes pendientes, ese lunar en la mejilla… y un pelo cortado como a mordiscos que tiñó de color plata al estilo del propio Warhol.

    Niña de buena y problemática familia (psíquicamente), fue modelo y musa de músicos, además de habitual en clínicas antianorexia, antidepresión y antibarbitúricos… que acabaron con ella a los 28 años.

  • Sable Starr

    Por nosotras no diríamos que fuera guapa ni estilosa (sus pintas de entonces parecen hoy anticipar la moda ochentera: camisetas rotas, microshorts, lycras… aunque solía ir desnuda a los conciertos).

    Pero destiló un morbo prototípico: morro, mucho morro es lo que le echó la denominada “gran groupie de los 70, a la que todos los músicos querían conocer”. Pues que se sepa, la conoció en todos los sentidos lo más granado de la época: Jimmy Page, David Bowie, Johnny Thunders, Keith Richards, Marc Bolan, Iggy Pop, Richard Hell… ¡Y todo eso entre sus 13 y 17 años! El mejor resumen está en la canción Look Away del Stooge.

    Hija descarriada de un cortador de diamantes californiano, falleció a los 51 debido a varios tumores cerebrales, mientras dormía en su casa de Nevada, donde llevaba décadas trabajando en casinos como croupier y viviendo con su marido y sus dos hijos.

  • Kim Kerrigan

    Otra de las historias típicas de este artículo, de las que dan para libros súper ventas y películas de culto. Paradigma de la niña buena con estilazo de los años 60, Kim ya había pasado por la cama de Rod Stewart (y tenía quince años) cuando conoció a Keith Moon, batería de los Who.

    Una buena definición de blog: “Era una hermosa joven algo tímida de largo cabello rubio y sedoso, de piel de porcelana, ojos azules y una sonrisa alegre; era todo lo que una estrella del rock solía buscar”.

    Moon se enamoró, la embarazó, la hizo su esposa… y la apalizó a base de bien. Amor/desamor/amor reiterado años después, ella le abandonó finalmente y a los dos años, el mismo en que murió el baterista, se casó con el pianista Ian McLagan, de The Faces, y se fue a vivir a Texas… donde murió a causa de un accidente de tráfico a los 57 años.

  • Carla Bruni

    Llegar de groupie (sí, también modelo, cantante y actriz) a primera dama francesa requiere más que un salto… Sus conquistas musicales pasan por Bob Dylan, Eric Clapton (con él en la imagen) y uno sobre el que ya habéis leído mucho en esta galería: Mick Jagger se la llevó cuando ella tenía 19 años y a él le costó su matrimonio con Jerry Hall, de quien la francesa diría años después algo tan venenoso como: “No tiene clase, y todo su comportamiento demuestra una falta total de elegancia”.

    Para comparar el estilo de ambas no hay más que googlear a ambas: ya sea en vaqueros y camisa o en vestido de cena de gala, de una y otra.

    Sencillez máxima en el estilismo, antes y ahora. Todo lo contrario a su rebuscada carrera sentimental.

  • Pattie Boyd

    Fue el auténtico rostro de los años 60. Modelo de largo pelo rubio, amplio flequillo, piernas largas… la pusieron en las portadas y en la primera película de los Beatles, donde conoció a George Harrison (quien pensaba que era exacta a Brigitte Bardot), y con quien estuvo casada también tormentosamente por infidelidades varias…

    Eso, hasta que Eric Clapton, enamorado de ella desde que ésta tenía 17 años, la consoló dedicándole la archifamosa Layla. Tampoco fue fácil el matrimonio y acabaron divorciándose por los problemas adictivos de él y la infertilidad de ella.

    Hoy se dedica a la caridad y a escribir y exponer fotografías sobre sus años de gloria con Harrison y Clapton.

  • Marsha Hunt

    Su lista de amantes no daría como para colocarla como groupie destacada… de no ser por haber parido al primer retoño de (¡sorpresa!) Mick Jagger, y ser el motivo del intento de suicidio de Marianne Faithfull.

    Protagonizó el musical Hair de 1969 en Londres, y algunos escándalos de la época por posar desnuda en Vogue América.

    Considerada activista del movimiento de su raza, hoy es, desde Francia, escritora de cierto éxito que comenzó con sus memorias (en las que incluyó por supuesto su larga batalla con Jagger por la pensión de su hija) y continuó con varias novelas y canciones y su lucha contra el cáncer de mama.

  • Bebe Buell

    Su autobiografía al cumplir los 50 lo dejó bien clarito: es la groupie por excelencia. Suya es esta declaración que marca el significado del propio término: “Nunca fui buscando directamente el sexo. Yo estaba lo que se dice enamorada del rock & roll, y eso se convirtió en el motor emocional de todos y cada uno de mis movimientos”.

    A los trece años todo el mundo a todas horas le recordaba lo guapa que era (como si pudiera olvidarlo). Su propia madre la animó a hacerse modelo y ella se fue a Nueva York sin una idea muy clara más allá de, literalmente, hacerse famosa.

    Y vaya si lo consiguió. Perdió la virginidad con el afamado en la época Todd Rundgren y fue este quien cuidó de su hija Liv Tyler visto que papá Steve Aerosmith pasó por completo hasta hace bien poco. Fue amante de Iggy Pop, de Rod Stewart, de su adorado y casadísimo Elvis Costello, de Stiv Dead Boys Bators, de Jack Nicholson y Warren Beatty… Consiguió enrollarse con su ídolo (sí, otra vez) Mick Jagger para, al ser abandonada, irse con Jimmy Led Zeppelin Page (ahí es nada).

    Entre tanto salió en portada de Playboy con póster desplegable, de lo que ha dicho que “Fue tal vez el mayor paso en falso de mi carrera”. También lo intentó como cantante.

  • Suki Potier

    Ya era modelo cuando sufrió el accidente de tráfico en el que murió su millonario novio, heredero de Guinness. Brian Jones le prestó entonces un hombro en el que llorar y así comenzó una relación que duró solo un par de años, pero que terminó cuando llevaban ocho meses viviendo juntos… con Brian ahogado misteriosamente en la piscina.

    Sí, Suki era la novia de uno de los mitos del rock en el momento en que el mito comenzó. Ella quedó destrozada (dignas fotos, por estilo y por su tristeza, las del entierro), pero siguió siendo amiga de los Stones. Después se casó con un hombre de negocios de Hong Kong con quien tuvo dos hijas… y con quien falleció a los 33 años en otro accidente de coche, esta vez en Portugal.

  • Nico

    Una de las más obvias para figurar en este listado, aunque su carrera de groupie se ensombrece ante todos sus logros. Cantante, compositora, modelo, actriz…. Musa de Andy Warhol, que se fijó más en su porte de amazona alemana que en esa voz que impuso a la Velvet Underground de Lou Reed y John Cale.

    Su larga y lacia melena rubia fue icono de la época, y eso que la tiñó de rojo porque a Jim Morrison, su gran amor, le gustaban las pelirrojas. Tuvo un hijo con Alain Delon y un romance con Iggy Pop.

    Que muriera torpemente en Ibiza cuando ya estaba muy deteriorada físicamente no nos hace sino echarla más de menos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad