Cuatro recetas para obtener el diploma de cocinera sostenible

¿Comer sano y cuidar del medio ambiente? ¡Es posible! Preocúpate por tu salud, tu figura y por el futuro de nuestro planeta poniéndote el delantal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Eres socia de Greenpeace, no tiras papeles al suelo y te acuerdas del pez de tres ojos de Los Simpson cada vez que cortas las anillas de los packs de latas antes de tirarlas. Y aunque todo eso se merece un supermega aplauso, igual no te habías parado a pensar que cuando te preparas el tupper para ir a la oficina, también puedes contribuir a mejorar y recuperar nuestro ecosistema.

Si seguimos maltratando el planeta, esta podría pasar. ¡Ojito(s)!
Si seguimos maltratando el planeta, esta podría pasar. ¡Ojito(s)!

Porque te estarás preguntando: “Pero qué narices es eso de ser cocinera sostenible?”. Pues muy fácil, querida amiga de lo sano y natural. Parezco la que sale en Saber vivir hablando de enfermedades, lo sé. Se trata de que cocines con alimentos y productos que vengan de cultivos responsables que utilizan técnicas que reducen el uso de pesticidas y el gasto de agua. ¿Beneficios? Muchos y variados. Para nosotros, los humanos, no extinguirnos. Mola, ¿eh? Para la naturaleza, frenar el cambio climático y la extinción de muchas especies.

Sabía que con estos argumentos, entrarías por la puerta de la sostenibilidad. ¡Bravo!
Sabía que con estos argumentos, entrarías por la puerta de la sostenibilidad. ¡Bravo!

De ahí que queramos iniciarte en el arte de la gastronomía sostenible coincidiendo con la celebración esta semana del primer Día Nacional de la Agricultura Sostenible, una iniciativa de Unilever y Knorr. Ambas entidades se han unido para que mejorar nuestros hábitos en la cocina y, para ello, han creado una línea de productos ecológicos que harán mucho más sano (y llevadero) el día a día en la cocina .

Si Chuck Norris lo aprueba, no hay más que hablar.
Si Chuck Norris lo aprueba, no hay más que hablar.

¿Preparada para elaborar cuatro platos que contribuirán a salvar el mundo y a que tus invitados se chupen los dedos? 3, 2, 1… ¡Delantales!

  • Calabaza al horno aromatizada con vainilla

Ingredientes (para 4 personas):

600 gr. de calabaza; 400 ml. de crema de calabaza Knorr; 1 u. vaina de vainilla; 4gr. de especia en polvo Ras El Hanout; 80 gr de nata montada y aceite y sal.

Elaboración: 

Asar la calabaza troceada en 4 trozos rectangulares al horno durante 15’ añadiéndole aceite, sal y una vaina de vainilla. Para elaborar la salsa fusionamos la crema de calabaza con nata montada durante 4’. Añadimos Ras El Hanout (u otra especia tipo cardamomo).

No hace falta que la presentación te queda tan cuqui, tranquila. ©Knorr
No hace falta que la presentación te queda tan cuqui, tranquila. © Cortesía de Knorr
  • Rigatoni con boletus y queso curado de vaca

Ingredientes (para 4 personas):

80 gr. de rigatonis, 200 gr. de boletus; 1 pastilla de caldo de verduras Knorr, 1 brick de bechamel y 120 gr. de queso curado de vaca.

Elaboración:

Hacer un puré de boletus cociéndolos en agua con una pastilla de caldo de verduras; una vez cocidos, triturarlos y reservar el puré en una manga pastelera. Después, cocer los rigatoni en suficiente agua hasta que estén al dente. Rellenar el rigatoni cocido con el puré de boletus. Para elaborar la salsa, calentar en un cazo la bechamel. Servir añadiendo primero la base de la bechamel, colocamos los rigatoni en el plato y añadimos virutas de queso curado de vaca para acompañar. Decoramos con pimienta en grano.

A este plato le hinca el diente hasta un vampiro. ©Knorr
A este plato le hinca el diente hasta un vampiro. © Cortesía de Knorr
  • Habitas tiernas con crema de guisantes

Ingredientes (para 4 personas):

8 gr. de miel de flores; 400 gr. de guisantes; 1 pastilla de caldo de verduras Knorr; 400 gr. de habas y 8 u. de dientes de ajo.

Elaboración:

Cocer 400 gr. de habas en suficiente agua con una pastilla de caldo de verduras, hasta que estén tiernas. Retirar y en el mismo caldo de cocción cocer los 400 gr. de guisantes. Confitamos los ajos en un cazo cubriéndolos con un poco de aceite y con el fuego al mínimo removiéndolos de vez en cuando. Mantenemos el aceite caliente evitando que llegue a hervir y hasta que estén dorados. Para elaborar la salsa vamos a triturar los 400 gr. de guisantes con el caldo ya infusionado de la cocción anterior. Emplatar con la ayuda de un aro metálico de cocina poniendo en la base la miel de flores, sobreponer las habas, los ajos confitados y unas láminas de ajos tiernos. Decorar con la salsa de guisantes.

Lo sabemos, el emplatado no te va a salir igualito. Tranquila, estás empezando. ©Knorr
Punto extra para la que consiga este emplatado. © Cortesía de Knorr
  • Zanahorias violetas a la salsa de remolacha

Ingredientes:

160 gr. de zanahoria morada; 400 gr. de remolacha; 1 pastilla de caldo ecológico de verduras Knorr; 1 u. cebolla y 1 u. rama de canela y diferentes especias tipo cardamomo.

Elaboración:

Cocemos previamente las zanahorias y la remolacha con suficiente agua hasta que estén tiernas con una pastilla de caldo ecológico de verduras. Apartamos un trozo de remolacha que utilizaremos posteriormente para elaborar una salsa. Saltear brevemente la zanahoria morada y la remolacha en una plancha con una rama de canela y cardamomo, para dar un toque de sabor y aroma. Para emplatar colocamos las zanahorias, la remolacha y añadimos cebolla en láminas. Elaboramos una salsa triturando el trozo de remolacha que hemos reservado anteriormente con la infusión obtenida del caldo de la cocción. Colar las posibles impurezas si fuera necesario.

Sí, existen zanahorias moradas. Lo que tiene no ir al supermercado... ©Knorr
Sí, existen zanahorias moradas. Lo que tiene no ir al supermercado… © Cortesía de Knorr

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram