Cursillos por la cara

De emplatar como un estrella Michelin a dibujar como Leonardo Da Vinci. Todo lo que puedes aprender por internet... sin pagar matrícula.

Acabamos de estrenar año y con él, la inevitable e interminable lista de propósitos (o más bien despropósitos) que sin necesitar una bola de cristal que nos muestre el futuro sabemos que no vamos a cumplir. De hecho es muy probable que, a estas alturas de enero, ya hayas abandonado alguno…

¿Algún propósito que hayas abandonado ya?
¿Algún propósito que hayas abandonado ya?

Enero es el mes de las matrículas o, lo que es peor, del pago por adelantado de trimestres de cursos en los que nunca nos van a ver el pelo. Y es que durante la primera semana del año te habrás imaginado tocando la guitarra, hablando tres idiomas y siendo una experta yogui con cinco kilos menos. Pero cuando llegue el verano la única guitarra que tocarás será, como mucho, la de Guitar Hero, hablarás mediante señas con los guiris de la playa y tu esterilla de Yoga habrá adoptado la función de cama para tu mascota (que igual hasta se anima con alguna posturita).

La esterilla de yoga les será muy práctica a tus gatos cuando no vuelvas por clase.
La esterilla de yoga les será muy práctica a tus gatos cuando no vuelvas por clase.

Pero lo más frustrante de abandonar un curso no es el hecho en sí de dejarlo, sin haber llegado al nivel de experto (ni tan siquiera al de principiante), sino el haber tirado a la basura unos 200 euros de media. Para que no pierdas la ilusión con la búsqueda de tu hobby, te mostramos todo lo que puedes aprender (y practicar) sin salir de casa y, lo que es mejor, sin gastarte ni un euro.

Prueba, compara, y si no es lo tuyo… cámbialo.

Cursos por la cara: si abandonas no te dolerá tanto. © Cordon Press / Youtube / Jamie Oliver
Cursos por la cara: si abandonas no te dolerá tanto. © Cordon Press / Youtube / Jamie Oliver

¡Música, maestro!

Si estás pensando en aprender a tocar un instrumento, empieza por el ukele, y no solo porque mola, sino porque es el más fácil. En la web Ukelele Spain puedes empezar de cero aunque no tengas ni idea de lo que es un do menor. Eso no quiere decir que no puedas lanzarte a grandes retos, y si no mira el caso de Violin Noobie, una joven noruega que aprendió a tocar el violín a través de tutoriales, y de la que ahora puedes aprender mucho.

Y si desde que viste Love Actually sueñas con encerrarte en tu cuarto a tocar la batería tras el lema: “Ringo rules”, visita Virtual Drumming y empieza a practicar.

¡A emplatar!

Para aprender a cocinar no hace falta irse muy lejos. Llévate el ordenador a la cocina, ponte el delantal y prepárate para aprender de los mejor chefs como Gordon Ramsey, o Jaimie Oliver, y echa un vistazo al Canal Cocina, fuente inagotable de recetas para todos los gustos y colores.

El arte del origami

Si en clase te distraías cada dos por tres, y pasabas las horas muertas haciendo avioncitos de papel, sin duda, este es tu curso. Descubre hasta 30 modelos de avión, explicados paso a paso, y categorizados por dificultad. No se los tirarás a ningún compañero de clase, pero los más peques de la familia fliparán.

Para mentes inquietas

Si la universidad te supo a poco, o si quieres repetir experiencia, puedes asistir como oyente a algunos de sus cursos y sin tener que matricularte. ¿Te imaginas asistir, nada más y nada menos, que a Yale? Entra en su web de cursos gratuitos y elige entre economía, historia, filosofía…

En España, la UNED también ofrece cursos gratuitos y abiertos a los que no son alumnos de la universidad. Desde Derecho Constitucional hasta Macroeconomía. ¿Te atreves?

Improve your English

Si el inglés se te hace bola, es que no le has dedicado el tiempo suficiente. Haz un intensivo en casa con las clases de la BBC, afina el oído con la radio de Vaughan, y sobre todo engánchate a todas las series en versión original y a las interesantísimas charlas del canal TED. ¡Solo con la opción de subtítulos en inglés!

Y si ya eres toda una experta en la lengua de Shakespeare atrévete con francés, inglés, portugués, chino… o, por qué no, árabe.

Tras los pasos de Leonardo Da Vinci

Aunque te hayas pasado toda la vida calcando, nunca es tarde para empezar a aprender a dibujar. En el canal de Art Gio encontrarás lecciones para empezar trazados aunque no tengas ninguna noción. Y cuando hayas cogido un poco de soltura podrás atreverte a dibujar un árbol, un paisaje o por qué no, un rostro.

¡Mueve tu cucu!

Si en los ochenta las mujeres descubrieron el aerobic sin moverse de casa gracias a Jane Fonda, ¿cómo no vamos a ser hoy capaces de practicar casi cualquier tipo de deporte desde el salón? En el canal Aomm descubrirás sesiones de Yoga, Pilates y Meditación, que te harán sentir mucho mejor. Y si lo que quieres es un cuerpo de infarto (que luego nos pilla el toro con la operación biquini), entrena con Doutzen Kroes. ¿Quién mejor que ella para motivarnos?

Así tejía, así, así…

El knitting es uno de los hobbies que ha ganado más adeptos en los últimos años. Para hacer una bufanda solo necesitas comprar la lana, unas agujas y seguir los pasos de los tutoriales de We are knitters. Si te gusta más el ganchillo, prueba con los amigurumis: un Minion, un cactus, o unas gallinas.

Customizarse

Pero no solo de bufandas y jerséis vive una fashion victim, sino también de accesorios a la última. Gracias a Dare to DIY tampoco te hará falta ir muy lejos para hacer tus propios zapatos joya, los vaqueros de moda o teñir unas zapatillas.

Una “manitas” en casa

¿Pensabas darle otro aire a tu casa? Para tapizar una silla, construir un sofá con palés, empapelar una pared o hacer un huerto ecológico ya no tendrás que llamar a un experto. En Youtube también encontrarás cómo hacerlo.

Este año aplícate. Y si tiras la toalla… ¡Búscate otro curso!

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram