Dime cómo eres y te diré qué serie ver

El último capítulo de Mad Men o el final de temporada de Juego de Tronos no son el fin del mundo. Existe una gran cantidad de tramas esperando a que le des al “play”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Tan solo hace falta escribir en Facebook algo tipo: “Busco serie a la que engancharme, ¿alguna recomendación?”, para recibir unos 20 comentarios en menos de media hora. Oleadas de amigos adictos a un promedio de cuatro series por temporada te intentarán atrapar en su “secta” televisiva o internetera. Y es que nadie ha podido escapar a la era de las grandes historias por capítulos. A los datos nos remitimos: el estreno de la última temporada de Juego de Tronos batió récord de audiencia con ocho millones de espectadores.

Así
Sí, la última temporada de ‘Juego de Tronos’ ha batido récord de audiencia.

Una menudencia si lo comparamos con el final de serie más visto de la historia: MASH, con 105 millones de espectadores (ni más ni menos). Pero era 1983, aún no existía internet en casa y los capítulos se reproducían para todos los espectadores al mismo tiempo (a no ser que lo grabases con tu vídeo BETA). Y qué decir de la oferta. Posiblemente los que estaban enganchados a MASH ese año, solo lo alternasen con los capítulos de Cheers, así que quién no querría estar pegado al televisor para ser testigo del final de las hazañas de un grupo de médicos en la Guerra de Corea.

Así 100 millones de personas a la vez.
Así 100 millones de personas a la vez.

Pero volvamos a 2015. Cuando hay más series que días y la ansiedad por verlas todas apremia (y eso que todavía no ha llegado Netflix a nuestras vidas). Estas vacaciones, entre bañito en la playa y mojito en el chiringuito, es el momento de coger el ordenador y devorar temporadas enteras. Y para que no pierdas el tiempo, en Grazia hemos seleccionado, según tu personalidad, las que más te gustarán. Porque aunque se pongan de moda, ¿para qué ver House of Cards si pasas de la política? O… ¿por qué matar las horas con Homeland si lo más parecido a la CIA que te ha interesado alguna vez han sido los cómics de Mortadelo y Filemón?

Toma nota de nuestras recomendaciones porque aunque después del final de Mad Men hayas sentido un vacío existencial, te prometemos que lo llenarás desde el capítulo piloto.

series-verano-04
Románticas, techies, historiadoras… estáis de enhorabuena, hoy hay tantas series como personalidades. ¡Solo toca elegir!
  • PARA ROMÁNTICAS:

No corren buenos tiempos para vosotras. El clásico chico busca a chica, se encuentran, se enamoran y todos son felices, está un poco pasado de moda. Girls ha dado una vuelta de tuerca al concepto de serie femenina con una visión más realista de las relaciones, así que los productores no han tenido más remedio que adaptarse a la nueva demanda. Sin embargo, tranquila, siempre queda una trama de pareja a la que aferrarse. Síguele la pista a Manhattan Love Story, A to Z y Marry Me.

  • PARA POLITIQUERAS:

Si House of Cards se te queda corta y quieres ahondar aún más en el escenario político, déjate de americanadas y pásate a las series europeas: la danesa Borgen y la italiana 1992 están hechas para ti.

  • PARA INTELECTUALES:

Pasas olímpicamente de las pasteladas y aunque la televisión te parece la caja tonta, no renuncias a un buen reparto indie o a la adaptación de un libro (para criticarla y decir que la historia en formato papel era muchísimo mejor). Fliparás con True Detective (o al menos tendrás algo de lo que hablar en el club de lectura), cuando descubras las referencias a los relatos de terror de Robert W. Chambers.

  • PARA AMANTES DE LA HISTORIA:

La ficción no es lo tuyo. Te sabes de memoria los reyes godos, los Borbones, los Austrias y lo que te echen encima. 37 Days narra los acontecimientos que provocaron el estallido de la I Guerra Mundial desde el asesinato del archiduque en Sarajevo. Te suena, ¿no? Tampoco pierdas de vista la española El Ministerio del Tiempo, porque además de no aburrirte ni un momento aprenderás no solo historia, sino literatura, arte…

  • PARA TECHIES:

Disfrutaréis con Silicon Valley, un Big Bang Theory en versión tecnológica. Las alusiones a Steve Jobs son constantes y muchas de las bromas solo las entenderán los más nerds.

  • PARA ARTISTAS:

Si siempre te ha fascinado el mundo del artisteo, sueñas con discos de oro y (sobre todo) disfrutaste de lo lindo con aquella pelea entre Solange Knowles y Jay-Z, grabada por la cámara de seguridad de un ascensor, te engancharás enseguida a Empire. La historia culebrón de una familia dueña de una de las discográficas más importantes de EE.UU.

  • PARA NOSTÁLGICAS:

Aún no se ha estrenado pero prometen tener un público muy fiel entre las espectadoras ancladas en los noventa, y no hablamos de la esperadísima Twin Peaks, sino de Grandfathered, que contarán con John Stamos como protagonista, sí el tío Jeese (el mismo que salía en los pósters de la Super Pop) de Padres Forzosos, que también vuelve con un spin off. Y a punto está de estrenarse Scream, la adaptación a la pequeña pantalla de la terrorífica saga noventera.

  • PARA FANS DEL ESPIONAJE:

No confundir con el cotilleo. Qué mejor que una historia en plena Guerra Fría. The Americans, con la inolvidable Felicity (Kery Russell), va por su tercera temporada y aunque no ha hecho tanto ruido como otras la critica siempre tiene elogios para ella.

  • PARA BUSCAVIDAS (CON MUCHOS RECURSOS):

Para buscavidas con muchos recursos. Tanto si viste Breaking Bad como si no, su spin-off, Better Call Saul es, como decimos en moda, el must have del verano.

  • PARA LAS QUE NO TEMEN LA SANGRE:

…y son cero hipocondriacas. Si te encantan las historias de médicos (no al estilo Anatomía de Grey), atrévete con The Knick, donde viajarás a principios del siglo XX para asistir a las operaciones más ‘salvajes’ de la historia de la medicina.

  • PARA DARLE VUELTAS A LA CABEZA:

Las que quieren comerse la cabeza y no han encontrado un rompecabezas imposible desde que terminó Lost, The Leftovers consigue acaparar nuestra atención con una historia cuanto menos original: el 2% de la población ha desaparecido de la Tierra sin dejar rastro. ¿Lo mejor? Ver actuar a Justin Theroux, novio de Jennifer Aniston, que está como un queso.

03 aniston
Sí, sí Jen, que tu Justin sale muy bien en su serie.

Y ahora, ¿sigues echando de menos a Don Draper? 

Además: si andas corta de tiempo, engánchate a una miniserie.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram