El mito de la exnovia loca

¿Existen las exnovias locas o son una suerte de Big Foot de las praderas del amor romántico?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Su exnovia estaba loca. Una de las malas, no una loca entrañable estilo Amélie. Una loca mala estilo Misery, capaz de atarle a la silla y no dejarle escapar hasta que hiciera lo que ella ‘amablemente’ le pedía. La loca de su ex hizo cosas locas que le hicieron dejarla. Ya sabemos todos que las mujeres tendemos a estar muy pero que muy ‘mal de la cabeza’. Mira Instinto Básico. Atracción fatal. La mano que mece la cuna. Maléfica. La Bruja del norte, la Reina de corazones de Alicia, la bruja Úrsula de la Sirenita o la mala-malísima por excelencia, amargada, egoísta y asesina de cachorritos sin compasión -¿se puede caer más bajo?-, Cruella DeVil.

Suma y sigue. Su exnovia era una de ellas.

Por su puesto, su ex es mucho más de 'Misery' que de 'Amélie'.
Por su puesto, su ex es mucho más de ‘Misery’ que de ‘Amélie’.

Basta una búsqueda rápida en Google para ver que las ex son el colectivo más demonizado y vilipendiado de todo Internet. Sí, más aún que los nerds con granos. La web esta plagada de miles y miles de memes de crazy exgirlfriend o peor aún, de su gemela maligna, psycho exgirlfriend que dejan constancia de ello.

Es más, seguro que tú, querida lectora, eres sin saberlo, la exnovia loca de alguien. Parecen ser el juguete roto de la dating culture y desde Grazia nos preguntamos… ¿Existen o son un mito?

¿Por qué todos los hombres han tenido una exnovia loca? © Luca Lazzari
¿Por qué todos los hombres han tenido una exnovia loca? © Luca Lazzari

La loca de la ex (aka la causa de todos los males).

El mito de Pandora destapando la dichosa caja sigue en plena forma. Ese chico al que acabas de conocer parece todo un chollo. ¿Por qué está soltero? Pronto te lo va a contar él: porque su ex era una loca. Y por su culpa tuvo que volver a vivir con su madre, se dio a la fiesta como un descosido o ya no confía en nadie y su corazón es un páramo yermo. Da igual cuál sea su trauma, la culpa es siempre de la ex. A veces, incluso ‘ex’s’ en plural. El pobre parece haber sido víctima de una conspiración por parte del Matriarcado dominador del mundo. O bien es que les gustan los malotes y él es un buenazo y… Cuánto mito y estereotipo dañino cebándose con una sola persona, oh mundo cruel. “¿Será verdad?”, te preguntas. Y como te gusta, antes de responderte ya la estás visualizando destruyendo sus zapatillas preferidas con unas tijeras de Hello Kitty. Tranquila, todas hemos estado ahí. Y es mejor que huyas antes de que sea demasiado tarde y te conviertas en su siguiente exnovia loca. Run, baby, run.

Claro, si se dio a la fiesta como un descosido fue por culpa de su ex.
Claro, si se dio a la fiesta como un descosido fue por culpa de su ex.

Mi ex está loca: Traducción al castellano.

Quizá estás a punto de creerle porque todas somos humanas. Vale, es posible que haya tenido peor suerte que Miss Colombia cuando la coronaron sin querer Miss Universo, pero también puede ser que esté exagerando… Un poquito.

¿Qué puede evidenciar que diga que “su ex está loca”? Primero aclaremos algo: por supuesto que es posible que esa chica haya tenido problemas psiquiátricos que afectasen a la relación, pero… ¿realmente crees alguien que ha sido pareja de una paciente de salud mental, hablaría así de esa persona tras dejarlo? ¿Sería así de insensible? ¿La calificaría de ‘loca’, sin más y sin entrar en especificaciones? Porque si lo fuese, sería el equivalente en versión psicológica a dejar a una chica porque es diabética y a ti te encantan los donuts. Not cool, bro. Not cool.

Calificar de 'loca' a su ex cuando en realidad no tenía ningún trastorno psicológico, como diría Michelle "no es divertido". De hecho no mola ni un pelo.
Calificar de ‘loca’ a su ex cuando en realidad no tenía ningún trastorno psicológico, como diría Michelle “no es divertido”. De hecho no mola ni un pelo.

Así que, dejando atrás el supuesto de que la chica tuviese problemas, vayamos al meollo. En nuestra cultura, se incita a las mujeres a la dependencia emocional y se las rodea de mitos del amor romántico que les dicen que sin amor no pueden ser felices. No hay princesa realizada sin su príncipe azul y después de toda una vida consumiendo romanticismo, lo raro sería que cuando nos dejasen nuestras parejas, no entrásemos en absoluto shock. Culpar a las mujeres por esto es cuanto menos ingenuo y cuanto más, malintencionado.

La sociedad nos ha enseñado que no hay princesa realizada sin su príncipe azul.

Así que, que se refiera a su anterior media naranja como “loca”, puede significar muchas cosas, pero ninguna buena. Para empezar, que la dejó de aquella manera, sin explicaciones o con una excusa demasiado mala. ¿A quién no le ha pasado? Rupturas más crípticas que la piedra Rosetta o personajes que desaparecen de tu vida de un día para otro y sin hacer ruido, como ninjas emocionales.

¿No hay 'happy end' sin príncipe azul?
¿No hay ‘happy end’ sin príncipe azul?

Para seguir con las hipótesis, puede querer decir, por ejemplo, que mintió y le descubrieron. ¿Ellos ser infieles o mentirosos? Puede, pero jamás lo dejarán ver delante de su nuevo objetivo romántico. Sería como ponerse una señal luminosa de neón parpadeando encima de su cabeza con la palabra “CORRE” y lo saben. Así que, fueron las exnovias, que se hicieron ideas equivocadas. Siempre.

El hecho de considerar a su ex una demente, en el caso de haberlo dejado él, también puede venir a decir que no tiene la más mínima empatía humana. No consigue comprender a alguien dolido, que está superando un duelo por una relación que le importaba. Duelo que además ha provocado él mismo y que seguramente haya empeorado al considerarla una chiflada. Lo cual nos lleva directos y de cráneo a la última conclusión: ¿qué puede llevarte a tachar de loca a cada persona con la que has tenido un fracaso sentimental? Exacto, que no sepas reconocer tus errores ni aunque te caigan encima. Y eso, queridas, no es algo que busquemos al empezar una nueva relación, ¿verdad? VERDAD.

¿Puede que nos encontremos frente a alguien que no sabe reconocer errores? Ajá...
¿Puede que nos encontremos frente a alguien que no sabe reconocer errores? Ajá…

¿Mito o realidad?

Recapitulando, ¿existen las exnovias locas o son una suerte de Big Foot de las praderas del amor romántico? Ya sabemos todas que la verdad está ahí fuera, y no hablamos de pinchar ruedas, sino de enviar mensajes con alguna copa de más o de hacerse la encontradiza en su bar preferido. ¿Locura? ¿O quizá comportamientos que tienen mas que ver con haber terminado una relación con la mentira de volver, de necesitar un tiempo o, simplemente, de haber mantenido a la ‘loca’ en cuestión en en la recámara mientras aparecían futuros ligues? Entre los que puedes estar tú.

¿Puede tener que ver con que la hayan dejado con la mentira de volver (y lo está esperando)?
¿Puede tener que ver con que la hayan dejado con la mentira de volver (y lo está esperando)?

En cualquier caso y con honrosas excepciones, el mito de la ex loca suele estar más relacionado con mentiras en la ruptura y falta de explicaciones o cierres claros que con verdaderos problemas psicológicos y situaciones dignas de camisas de fuerza. Como dice Tina Fey, “loca” suele ser sinónimo de “mujer que sigue hablando cuando ya nadie quiere acostarse con ella”.

Todas sabemos que hay un pequeño paso entre quererlo de vuelta y quererlo matar. De la negación a la ira. Y luego tristeza; y de ahí, a la aceptación. Y es que ya lo dice la sabiduría popular, el amor, todo lo-cura.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram