El sexo que sonrojaría a tu abuela

Las 20 tendencias que se esconden bajo las sábanas en 2015 (y que ya deberías conocer).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Por Bárbara Lorca.
Publicado originalmente en el número de Shopping&Style (a la venta con El País) del jueves 12 de febrero de 2015. 

Lo que ocurre tras las puertas de un dormitorio debería ser secreto de estado. Sin embargo, nuestra curiosidad voyeur nos lleva a descubrir 20 tendencias sexuales para saber qué es lo que ahora se esconde bajo las sábanas…

1. UN ALIADO A PIE DE CAMA.
A la moda del entrenador personal para ponernos en forma o sacar lo mejor de nosotros a nivel emocional y profesional, se suma un nuevo aliado: el sex coach, un consejero para mejorar nuestra vida erótica. Los hay que reciben en su propia consulta; otros atienden a sus coachees por teléfono o videoconferencia. Y los más audaces –como el neoyorquino Eric Amaranth– acuden al dormitorio de sus clientes para observar su conducta, con todo lujo de detalles, mientras hacen el amor; tomar nota, y hacer las sugerencias que crea oportunas en tiempo real. Eso sí, sin interactuar físicamente con la pareja y absolutamente vestido. En España también presta sus servicios, pero por Facetime o Skype.

Tendencias sexuales


2. EL NUEVO FETICHE.

Durante mucho tiempo, el pecho femenino ha sido objeto de deseo de ellos y máximo cuidado de ellas. Pero al fetiche sexual por excelencia le ha surgido un serio rival: aquella parte donde la espalda pierde su nombre. No hay más que ver a Beyonce o a Kim Kardasian para darnos cuenta de que unos glúteos potentes cotizan al alza. De hecho, muchas personas (mujeres y también hombres) llegan incluso a someterse a tratamientos estéticos y cirugías para endurecerlos y aumentarlos. Y en la era 3.0, las redes sociales no podían dejar pasar esta tendencia. ¿El resultado? Los belfies, auto fotos que se comparten en las redes sociales y en las que en vez de mostrar la cara, se hace lo propio con el trasero.

Tendencias sexuales


3. SIEMPRE JOVEN.

Cuidamos el aspecto del rostro y del cuerpo para que parezca que los años no pasan por ellos; ahora le toca el turno a aquellas partes más íntimas. Para ellas, las clínicas de cirugía estética y reparadora ofrecen la remodelación de los labios menores, así como el rejuvenecimiento de los labios mayores y del pubis. Ellos siguen pensando que el tamaño importa, por eso cada vez se programan más cirugías de pene. Sin llegar a recurrir a la medicina, la depilación del monte de Venus también suma puntos. ¿Lo ultimo? El efecto hairy, en plan asilvestrado; el foxy bikini, teñido en tono rojizo, y el vajewel, adornado con cristalitos tipo Swarosvski.

Tendencias sexo


4. PLACER 3.0.

¿Cómo olvidar a Jane Fonda en la piel de Barbarella enfrentándose a una siniestra máquina que asesinaba al provocar orgasmos intensísimos? Por suerte, aquello quedó en pura ciencia ficción. Sin embargo, hoy la tecnología nos llena la vida sexual de placer. Entre los gadgets más esperados, están el juego de realidad virtual Oculus Rift, que se conecta a un masturbador masculino para estimular al usuario de manera visual y genital; el masajeador vaginal de OhMiBod, un dispositivo que se conecta al smartphone por Bluetooth y que permite la estimulación al ritmo de la música e incluso, ser controlado por tu pareja, o los simuladores para ambos sexos creados por la firma Lovepalz. Y en wearables, ropa interior con vibrador incorporado… ¡conectado al iPhone!

Tendencias sexuales


5. EROTISMO ENTRE LÍNEAS.

El cerebro es el órgano sexual más poderoso, así que nada mejor que avivar la fantasía erótica a través de los libros más sugerentes. A solas o en compañía, estas lecturas nos ayudarán a elevar la libido. Dímelo al oído, de Sonsoles Fuentes y Laura Carrión (Temas de Hoy): sin tabúes ni vergüenza, la imaginación erótica femenina en todo su esplendor. El libro de la almohada, de Sei Shonagon (Adriana Hidalgo Editora): los “pecaminosos secretos de alcoba” en un texto japonés del siglo XI que cuenta las reflexiones de una dama de la corte imperial. Historia de O, de Pauline Réage (Tusquets): la iniciación de una joven en los placeres del sadomasoquismo. Dicen que es el precursor de Cincuenta sombras de Grey, aunque la calidad del original nunca será superada por el bestseller de E.L. James. La filosofía en el tocador, del Marqués de Sade (Tusquets): todo esta permitido en el sexo, al menos, según el marqués que dio nombre al sadismo…

Tendencias sexuales


6. DESNUDARSE ES UN ARTE.

No hace falta tener el físico de Dita von Teese para ser la perfecta stripper, solo es cuestión de actitud. Y para ser la reina del burlesque, nada mejor que acudir a un curso donde aprender a desnudarse con elegancia y sensualidad. ¡Y sin tener que quitarnos la ropa durante la clase! En Lily Blossom, además de asistir a su taller de striptease, se puede adquirir la lencería y los complementos adecuados para triunfar. El Taller de Burlesque y Seducción ofrece cursos para principiantes, alumnas avanzadas y premium. Quienes estén dispuestas a viajar hasta Las Vegas –posiblemente, la ciudad con más pole dancers por metro cuadrado– no deberían perderse Stripper 101, una escuela dedicada al arte de quitarse la ropa en el lujoso hotel Planet Hollywood.

Tendencias sexuales

7. LA LLAMADA DEL SEXO.
Placer y amor no tienen por qué ir siempre unidos. Y quienes practican el booty call lo saben muy bien. Esta tendencia erótica consiste en incluir en la agenda de contactos a un conocido (o varios) a quien llamar, si nos apetece disfrutar de una sesión de sexo: alguien habitual, pero que no es tu pareja ni tu amigovio. Pasión sin ataduras ni vínculos emocionales, con el acuerdo previo de los horarios en los que ambas partes pueden marcar sus respectivos teléfonos, los lugares donde se verán o la información personal que quieren compartir el uno con el otro. Y sin enfados si la línea está comunicando o, sencillamente, no atienden la llamada.

Tendencias sexuales


8. CON LA COMIDA SÍ SE JUEGA.

¿A quién no le hubiera gustado estampar una tarta en la cara de un amante que ya no nos quiere? Pues del odio al deseo puede haber un paso gracias al splosh: una moda sexual que consiste en excitarse embadurnando a tu compañero de cama con comida, cuanto más pringosa mejor (miel, crema, nata… y para los menos golosos salsas de los más distintos sabores) o pintura corporal (hipoalergénica, por supuesto, comestible y con gustos tan apetecibles como el chocolate). ¡Para que luego dijeran nuestras madres que nada de jugar con las cosas de comer!

9. UN EJERCICIO MUY SEXY.
Todo depende de la pasión que se ponga y del tiempo que se le dedique, pero está demostrado por numerosos estudios científicos que practicar sexo adelgaza (en cada encuentro sexual –de alta intensidad, eso sí– se queman unas 170 calorías).

Además, hay deportes que ayudan a que las relaciones eróticas mejoren. ¿Por ejemplo? El running, al practicarse al aire libre, contribuye a que generemos más endorfinas, que nos hacen sentirnos más receptivos al amor; el voley reactiva la circulación sanguínea en la zona genital, favoreciendo la excitación; el pilates fortalece los músculos abdominales, el final de la espalda y el suelo pélvico, lo que garantiza orgasmos más intensos, y el yoga nos hace cobrar conciencia de nuestra genitalidad, además de ser una buena terapia contra la eyaculación precoz.

© Instagram @giseleofficial.
© Instagram @giseleofficial.

10. APUESTA POR EL ECOSEXO.
La conciencia ecológica debería teñir todas las facetas de la vida, incluido el sexo. Apostar por una conducta eco entre las sábanas tiene que ver con la ropa que nos ponemos en nuestras citas amorosas (vistiendo prendas de tejidos naturales y sin tintes tóxicos); con un escenario libre de aparatos eléctricos innecesarios (¡con lo románticas que son la velas! Sin parafina, eso sí…), o usando sex toys accionados con energías renovables… Y no olvidemos sustituir los condones habituales por otros biodegradables, así como los lubricantes químicos –en su mayoría, formulados con derivados del petróleo– por otros naturales elaborados con aloe vera o aceite de coco, e incluso intensificando la lubricación natural gracias a una alimentación equilibrada y rica en frutas y verduras.

11. DE ‘SHOPPING’ SIN PUDOR.
Si nuestras abuelas hubieran visto lo que podemos adquirir en una tienda erótica, se quedarían con los ojos como los de una muñeca manga… Desde lencería más que sugerente a cosmética íntima, pasando por juguetes sexuales, joyas para lucir en la anatomía más privada, ¡e incluso mobiliario diseñado para practicar sexo!

En caso de timidez, siempre queda la posibilidad de comprar on line. ¿Nuestras propuestas para el shopping más subido de tono? La Alegre Conchita no es un sex shop al uso: además de juguetes eróticos y talleres sobre sexualidad, da a todas sus actividades un enfoque feminista. En la elegante tienda Lily Blossom hay tanto que descubrir que podríamos pasarnos allí horas y horas. ¡Atención a su sección bondage! Los Placeres de Lola ofrece una completísima selección de productos eróticos. ¿Su plus? Tiene una sección eco y otra dedicada a cuerpo y mente. Y para quienes deseen traspasar fronteras, aunque sea virtualmente, la firma británica Ann Summers reúne sofisticados artículos eróticos, ¡y hasta disfraces para los más atrevidos!

Tendencias sexuales


12.
EL REGRESO DEL SEXO VAINILLA.

Últimamente, parece que si no militas en las filas del sadomasoquismo no eres un amante a la última. ¡Qué gran error! Porque con el erotismo ocurre igual que con la alta cocina: llega un momento en el que nuestro gusto se cansa de ingredientes sofisticados y lo que nos pide es una receta de las de toda la vida… Volver al llamado sexo vainilla es recuperar ese lado sencillo, natural y espontáneo de un encuentro sexual. Ese en el que se sustituyen cuerdas, látigos o antifaces que harían las delicias del Marqués de Sade por caricias, besos, palabras tiernas y hasta posturas de las de siempre (esas para las que no se necesita haber hecho un máster en el Circo del Sol). Y en ese concepto de sexo soft, hay cabida para el king out y la karezza: encuentros en los que los amantes solo se tocan y se besan para alcanzar el orgasmo sin necesidad de coito.

Tendencias sexuales


13.
‘FLIRTEO’ EN CLAVE 3.0.
Si Cupido existiera en la sociedad actual, sería community manager, teniendo en cuenta las innumerables aplicaciones dedicadas al ciberflirteo. En el mundo virtual, la timidez o el miedo a que nos rechacen desaparece, mientras que la imaginación campa a sus anchas. ¿Y cuáles son las mejores apps para quienes tienen claro lo que buscan? Si desean un encuentro sexual con alguien que esté cerca, sin más, Tinder y Twine están ideadas para heterosexuales; Brenda y Qrushr, para lesbianas y mujeres bisexuales, mientras que la exitosa Grindr se reserva para gays.

En Caoba, los usuarios se definen mediante las imágenes de las cosas que les gustan (ropa, discos, libros, ciudades…). Y en Street Matching señalas lugar y hora en la que has visto a alguien que te ha gustado y, si coincide con esa otra persona, puedes contactar con ella. Y si hay una que triunfa por su originalidad, al invertir los papeles tradicionales en el juego de la seducción es Adopta a un tío: aquí son las mujeres las que llevan la voz cantante, lanzándose a un shopping virtual en el que pueden ir añadiendo a la cesta de la compra aquellos candidatos que les gusten. En esta sugerente “tienda on line”, los artículos (¡ellos!) se distribuyen por secciones. ¡Y hasta disponen de rebajas, ventas especiales y liquidaciones!

Tendencias sexuales


14.
¿QUIÉN DIJO PRISAS?
Como le ocurría a Dorothy en El mago de Oz, el Camino de Baldosas Amarillas puede resultar más fascinante que la prometida Ciudad Esmeralda al final del sendero. Por eso, lo mejor es disfrutar la aventura sin prisas, prestando plena atención a todo lo que experimentamos, con independencia de cuándo lleguemos al orgasmo. Esta es la esencia del slow sex, que se suma a esa tendencia global de vivir saboreando el instante.

Según el Informe Durex sobre Bienestar Sexual, los españoles tenemos mucho que aprender, ya que solo le dedicamos 15’2 minutos a cada encuentro sexual, frente a los 27’2 minutos que invierten los brasileños. Para cocinar la pasión a fuego lento, hay que dedicar tiempo a los preliminares, así como controlar la respiración y los ritmos para que sean pausados. Y algo muy importante, entre las sábanas, conviene poner en práctica eso de “las damas, primero”. Es decir, que ellos retarden el momento de llegar al clímax para que ellas no se queden con las ganas.

Tendencias sexuales


15.
¡Y AHORA LO CONTAMOS!
Dice la leyenda que lo primero que hizo Luis Miguel Dominguín tras una apasionada noche con la bellísima Ava Gardner fue correr a contarlo. En la era 4G, no tendría ni que haber salido del dormitorio, porque la tecnología facilita mucho eso de compartir con el resto del planeta nuestra vida más íntima. Basta con acudir al hashtag #aftersex para comprobarlo.

En una sociedad donde quienes reconocen no tener una intensa vida sexual son vistos como rara avis, gritar a los cuatro vientos las hazañas eróticas tiene mucho de autoafirmación y búsqueda de reconocimiento social. El ego manda y los selfies eróticos están a la orden del día, aunque exponer nuestros secretos de cama en las redes sociales no siempre sea una buena idea (¿y si lo ven nuestros jefes?). Eso sí, para los más exhibicionistas, existen hasta aplicaciones que permiten dar puntual cuenta de sus affairs: como I Just Made Love, un mapa en el que los usuarios explican dónde y cómo acaban de hacer el amor.

En Sex Tape, sus protagonistas se graban para intensificar su vida sexual. © Fotograma de la película Sex Tape.
En Sex Tape, sus protagonistas se graban para intensificar su vida sexual. © Fotograma de la película Sex Tape.

16. 1, 2,3… ¡DESPIERTA!
En Las Vegas, la Ciudad del Pecado por derecho propio, se anuncian espectáculos de hipnotismo en los que el público consiente que un mago los duerma y les haga hacer algo subido de tono ante la risa del resto de los espectadores. La hipnosis sexual llega también a los dormitorios como un juego erótico más. El cuerpo, relajado, experimenta sensaciones que nuestra pareja va determinando, sin contacto físico, solo a través de la palabra. Una práctica poco recomendable si no tenemos confianza plena en nuestro compañero de sábanas. Porque en cuestiones sexuales, cada uno debe decidir hasta dónde desea llegar con toda sus facultades. Sin embargo, la hipnosis clínica aplicada a la sexualidad resulta muy útil para resolver problemas como anorgasmia, falta de deseo, vaginismo, eyaculación precoz o retardada e incluso, parafilias. Al fin y al cabo, exterioriza conflictos inconscientes que no saldrían a la luz en un estado de vigilia.

Tendencias sexuales


17.
VEGANOS HASTA EN LA CAMA.
No consumir alimentos de origen animal es, más que una elección gastronómica, una filosofía de vida. Algunos veganos son capaces de llevar esta opción vital de la mesa a la propia cama, y lo hacen a través del sexetarianismo: una conducta que les impide mantener relaciones con personas que sí consumen carne, pescado, huevos y derivados animales, como lácteos o miel. El motivo que aducen para practicar esta tendencia es que en los fluidos corporales –saliva, sudor, semen…– quedan restos de esos alimentos. Y ya se sabe que durante una velada apasionada, el intercambio de fluidos está a la orden del día.

18. PLACER EN TIEMPO RÉCORD.
Hemos defendido la cultura slow, sí. Pero a veces, hasta a los gourmands más convencidos les apetece tomar una dosis de comida basura. Con el sexo, pasa algo parecido. Los llamados “rapiditos” o quickies son una de esas tendencias eróticas que no pasan jamás de moda. Hacer el amor allá donde nos pilla la pasión resulta excitante y, además, nos produce una compensación de placer inmediata. Con tu pareja habitual o con alguien a quien acabas de conocer. Para los amantes de las etiquetas, también esto último tiene un nombre: sexit (de la unión de sexo y exit, “salida” en inglés) y que consiste en salir corriendo con tu amante ocasional para hacerlo. Eso sí, a veces el arrebato erótico necesita una ayuda extra porque la naturaleza no está por la labor de facilitar la lubricación adecuada. Ahí entran en juego los productos que el mercado pone a nuestras disposición: lubrificantes con diversas texturas, sabores y efectos (calor, frío…) para disfrutar del sexo en tiempo récord.

Tendencias sexuales


19.
¿ALGUNA PERVERSIÓN QUE CONFESAR? 

Ya lo decía Mae West, “cuando tengo que escoger entre dos tentaciones malvadas, siempre elijo la que nunca he probado antes”. En cuestiones de sexo, a veces la línea que separa lo normal de la perversión es muy delgada. A estas alturas, gracias a Anastasia Steele y a su amado Grey, las prácticas BDSM (bondage, dominación, sumisión y masoquismo), en un grado más o menos ligero, se han convertido en algo habitual dentro del dormitorio. Sí, lo que puede ser algo pecaminoso para algunos puede resultar de lo más inocente para otros.

© Chris Colls
© Chris Colls

El sexo en versión kinky (término inglés que significa perverso) tienen un gran número de adeptos. Algunos caen en la extravagancia absoluta, como los denominados furrys, (de “peludo” en inglés) a quienes les excita disfrazarse de animalitos de peluche y frotarse contra otros. Otros optan por el fetiche más clásico, los pies, en su multitud de variantes para procurar placer: desde los que se excitan si tienen sexo viendo a su compañera con botas (bootjob), tacones (heeljob), zapatos (shoejob), sandalias (sandaljob) o medias (sockjob), hasta los que utilizan los pies para hacer literalmente el amor, cosquillean los pies de su amante para llegar al orgasmo (tickling), e incluso los que como Nancy Sinatra en su canción These boots are made for walking, practican el trampling, pisando el cuerpo de su pareja ¡con su consentimiento, claro!

20. AMARSE A UNO MISMO.
Si no descubrimos a solas aquello que más nos excita, ¿cómo hacérselo saber a nuestro compañero sexual? “Mejores orgasmos, mejor mundo” es el lema de la Betty Dodson, posiblemente una de las mejores expertas en masturbación del planeta. Su aproximación feminista al placer sexual sigue marcando tendencia. También sus talleres para aprender a amarse a una misma. Y no hay que viajar a Nueva York, donde tiene su consulta, ya que en su web encontraremos vídeos, libros y sesiones privadas muy inspiradoras.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram