Escapada a Londres con sabor a chocolate

Te presentamos diferentes planes para recorrer la capital británica de una forma muy especial: de chocolate en chocolate y sin tener que renunciar ni a ver la ciudad ni a hacer compras. ¡El plan perfecto!

¿A qué sabe Londres? Si nos pusiéramos puristas, seguramente pensaríamos en los famosos fish and chips que sirven en sus muchos pubs, en las tazas de earl grey rodeadas de scones para el té de las cinco de la tarde o, si queremos adentrarnos en la ecléctica modernidad actual, en los mil sabores exóticos de India, Pakistán y el Sudeste Asiático. Sin embargo, una escapada a la capital británica puede convertirse en todo un viaje en torno al chocolate, un viaje para cacao-adictos en el que, casi sin soltar la tableta de las manos, podemos aprovechar para visitar el centro, hacer compras y ver Londres desde las alturas.

Comer chocolate y disfrutar de las vistas en el London Eye. © Cordon Press
Comer chocolate y disfrutar de las vistas en el London Eye. © Cordon Press

Esto último, además, en un marco de excepción: el London Eye. La gran noria a la orilla del Támesis ha creado un programa por el que, a partir de 47 libras por persona (mínimo hay que ser tres), es posible girar durante una hora (es decir, dos vueltas completas), alternando vistas con chocolate. Pero no se trata solo de un picoteo mientras vemos el Parlamento o la Columna de Nelson en Trafalgar Square, sino que se acompaña también de una cata en toda regla, en la que nos explican cómo apreciar los sabores y aromas de los diferentes cacaos.

La experiencia se acompaña con varias copas de Prosecco y, además de guías de Londres de bolsillo, tendremos como regalo una bolsa con trufas seleccionadas del Hotel Chocolat, una de las bombonerías más afamadas y premiadas de la ciudad.

Pero lo mejor es patearse Londres a pie. Y, si se puede hacer uno con indulgencias de cacao en el camino, mucho mejor. Esto es precisamente lo que promete el Chocolate Ecstasy, un tour muy original con el que se recorren los puntos históricos de la ciudad probando chocolates por diferentes lugares emblemáticos. La aventura comienza con una taza de cacao caliente y en grupo, máximo 12 personas, iremos conociendo las mejores bombonerías, chocolaterías y tiendas de caramelos de la ciudad, al tiempo que visitamos las principales atracciones.

© Facebook Chocolate Ecstasy
© Facebook Chocolate Ecstasy.

Además de regalos y descuentos, se puede elegir entre varios programas, bien en un barrio concreto (Mayfair, Chelsea, Notting Hill…), durante la tarde o un día completo, por todas las zonas. Mínimo, estaremos tres horas caminando y probando chocolates y bebiendo cócteles, en excursiones que comienzan entre las 10 y las 11.30h (desde 52€/persona). Ya no hay excusas para no querer hacer nada un domingo por la mañana en Londres.

Eso sí, si lo que queremos es poder comer chocolate a cualquier hora y en cualquier momento, siempre tenemos la opción de ir a la gigantesca tienda de M&M’s en Leicester Square. Suele estar llena de gente, pero es el mejor lugar para conseguir todo tipo de merchandising de la marca o grageas de colores poco convencionales. Además, abre de lunes a sábados hasta la medianoche, por lo que siempre es un buen momento para entrar (y picar).

Londres chocolate

 

Mucho más pequeña, pero también mucho más barroca y con un chocolate que es arte, encontramos la boutique de nombre impronunciable Choccywoccydoodah. Esta tienda en el Soho es capaz de crear cualquier cosa en chocolate, con piezas que parece que forman parte de un espacio dedicado al interiorismo en vez de una bombonería.

El paraíso de los chocolateadictos está en Londres. © Choccywoccydoodah
El paraíso de los chocolateadictos está en Londres. © Choccywoccydoodah

Entrar allí es como hacerlo en un museo. Y no porque en Londres no haya un Museo del Chocolate como tal, concretamente en el barrio de Brixton, con diferentes talleres y todo tipo de historias expuestas; o una fábrica auténtica de chocolatinas: la que abrió allí la firma gala Menier, en un edificio levantado en 1870 y que, tras el cierre de la misma, se reconvirtió en un espacio que incluye una galería de arte, restaurante, teatro y zonas multiusos.

Quienes no entienden una escapada a Londres sin asistir a un musical, están de enhorabuena. Este particular tour chocolateado también pasa por los teatros del West End. Concretamente, por el Theatre Royal de Drury Lane, donde actualmente se representa la adaptación de Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dahl. Las aventuras de Charlie Bucket y el misterioso confitero Willy Wonka cobran vida en el escenario y toman partituras divertidas en un montaje dirigido por el oscarizado Sam Mendes. No falta un jardín de chocolates, los umpa lumpas, acción y mucha magia. Las entradas están disponibles desde 22,50€

2

 

Luego, claro está, hay que añadir todo tipo de cafeterías, pastelerías y restaurantes que ofrecen pausas para el té con todo tipo de dulces o postres muy creativos. Quien diga que Londres no sabe a chocolate, está claro que miente.

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram