Por muy raro que te suene, estás comiendo poco jamón

Mucho mejor que el pavo (artificial) de la tostada del desayuno. Y este estudio lo ratifica.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Hoy es el #DíaMundialDeLaSalud. Y no se nos ocurre mejor motivo para celebrarlo que lo que acabamos de descubrir: a pesar de todo lo que hayas estado escuchando (y creyendo) hasta ahora, comer una generosa cantidad de jamón ibérico al día puede hacer que mejore el estado de tu salud cardiovascular. Y sí, es tan genial como suena. Está comprobado, existe base científica y nos lo han contado todo.

¿A que te acabamos de hacer feliz?

Resulta que el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, en colaboración con la legendaria casa Cinco Jotas, ha desarrollado un estudio que ha involucrado a más de 105 personas y que ha demostrado -y ahora recomienda- lo que llevábamos años esperando… Comer 40 gramos de jamón ibérico diarios [aproximadamente unas dos lonchas generosas] no solo es recomendable para la población en general, sino que además proporciona estos 5 beneficios:

¡Al rico jamón ibérico! © Cinco Jotas

1. Aumenta el colesterol bueno. Más incluso que algunos fármacos recetados para ello.

2. Reduce el colesterol malo y los triglicéridos. Que son las principales causas de enfermedades cardiovasculares.

3. No modifica la presión arterial. Por lo que es recomendable también para personas que sigan una dieta baja en sodio.

4. Aporta minerales como fósforo, zinc o selenio. Tres de los que más deficientes son en la dieta mediterránea común consumida en España.

5. NO ENGORDA. (Aquí no necesitas más explicación). Al menos no más que otros productos: ninguno de los participantes aumentó de peso (ni de perímetro abdominal) tras el experimento de tomar 40g diarios durante 8 semanas.

Comer jamón y tener CUERPAZO: sí se puede. © Getty Images

Estos 5 motivos ya nos parecen más que suficientes para levantarnos con 10 minutitos más de tiempo y deleitarnos con un par de tostadas con tomate y jamón ibérico, un embutido bastante más saludable que, por ejemplo, el hidrogenado (y llenito de azúcares añadidos) pavo. Pero, por si no eres de desayunar con calma (error), prefieres el dulce por la mañana, o quieres comer jamón durante todo el día (te entendemos), aquí van 3 propuestas espectaculares que el Basque Culinary Center ha creado para que este verano te cuides como nadie:

ENTRANTE – Dados de sandía y melón asados con jamón

Corta la sandía y el melón en cubitos y márcalos en una sartén. Espolvorea una piza de cardamomo y menta fresca sobre ellos y coloca encima unas lonchas de jamón. Fresco, divertido, sencillo y para toda la familia.

© Basque Culinary Center

PRINCIPAL – Espárragos a la parrilla con jamón y cítricos

Marca los espárragos a la parrilla y colócalos sobre una emulsión de naranja (prepárala con zumo de naranja emulsionado con aceite y cáscara de naranja escaldada). Intercala entre ellos lonchas de jamón y listo para servir.

© Basque Culinary Center

SEGUNDO –  Arroz ibérico salteado con jamón

Saltea cebolleta, mango y tomates cherry con el arroz (ideal si mezclas arroz redondo con salvaje). Una vez listo, añade dados de jamón, aguacate y cebollino, y mezcla. ¿Puede ser más apetecible?

© Basque Culinary Center

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram