Este estudio predice qué tipo de borracho eres

Cuando vamos con unas copitas de más la ciencia nos clasifica en cuatro grupos, y no, no son para nada los que pensabas. ¡Dentro lista!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Más de una vez habrás pensado en lo mal (o bien, según se mire) que te sienta el alcohol cuando se te va de las manos la noche. Y no nos referimos al dolor de cabeza o al estómago revuelto del día después, sino al mismo momento de la borrachera, a cuando estamos en plena acción. Y es que es muy probable que la ingesta de alcohol te haga desmelenarte, y la persona del lunes por la mañana en la oficina poco se parezca a la del viernes por la noche en el bar. Es más, si piensas en tu grupo de amigas después de unas copas seguro que no todas siguen el mismo patrón de conducta. Seguramente estará la que se sube a la tarima a bailar, la que le da por llorar o la que no para de hablar y se repite más que el ajo.

borracho10
O la que acaba cantando en las cenas de empresa como Bridget.

Según un estudio de la facultad de Psicología de la Universidad de Missouri (Columbia)nuestro comportamiento bajo los efectos del alcohol puede clasificarse siempre en cuatro tipos categorías y cada una recibe el nombre de un personaje famoso. Pero no son exactamente los que te esperabas, ni Homer Simpson, Johnny Depp o Kate Moss están en la lista. Y es que muchas veces se ha hablado de tipos de ‘borrachillos’ pero nunca antes se había hecho a través de un riguroso estudio. ¡La ciencia lo abarca todo!

katedrunk
Y eso que habilidades en esto del alcohol tiene unas cuantas.

Según este estudio, el alcohol no hace más que potenciar o debilitar ciertos rasgos de nuestra personalidad, sumado a la influencia que también ejerce nuestro entorno cultural en nuestro comportamiento en la barra del bar. Así pues, en el momento en el que el alcohol empieza a hacer efecto podemos convertirnos en…

1. Ernest Hemingway 

Y no hablamos de que por tomarte dos cervezas vayas a dar la vuelta al mundo escribiendo libros, sino de que para este grupo de personas (el 40 % de la población entraría en este grupo) no existe el concepto de la copita de más, ya que se muestran fuertes ante la embriaguez. Toleran un pack entero de cervezas sin casi inmutarse y sin disminuir su nivel de conciencia, por lo que apenas cambian su personalidad con la ingesta de alcohol. No es para menos, ya que el escritor aunque tenía fama de liarla por las noches y presumía de poder “beber cualquier mierda de whisky sin emborracharse”.

borracho1
Lo único es que se volvía un poquito agresivo…

2. Mary Poppins

Sí, parece ser que ese poco de azúcar y la píldora que les daban podría esconder alguna que otra sustancia alcohólica, porque la dulce niñera inglesa se encuentra en la clasificación de la Universidad de Missouri. ¿Por qué será? Porque los borrachos del estilo Mary Poppins son personas extrovertidas, cariñosas y amables en su día a día, y que al beber lo son aún más. No es extraño ver a los Mary Poppins de las discotecas de turno, abrazar a sus amigos y repetirles una y otra vez: “cuánto te quiero, tío”. En España también lo llamamos exaltación etílica de la amistad.

borracho2
Algunos llegan a ser hasta pesados (muy, muy pesados).

3. El profesor chiflado

¿Te acuerdas de la doble personalidad de Jerry Lewis en la película? Pues lo mismo, pero en el bar. El actor se bebía una pócima para ser delgado y se volvía medio loco. En la realidad, ¿quién no tiene un amiga (o, reconócelo, tú misma) que se sube a la barra a bailar, hace el pino puente y no para de hablar con todo el que se le ponga por delante, normalmente repitiendo una y otra vez la misma historia? Pues así es este tipo de borracho: una personalidad tímida o introvertida que con los efectos del alcohol se desinhibe y no hay quien le pare.

borracho3
Que parece que en lugar de alcohol se ha tomado otra cosa…

4. Mr. Hyde

Aunque a priori pueda dar un poco de miedo. ¡Qué no cunda el pánico! Viven entre nosotros. Van a las mismas fiestas y son gente corriente, solo que con una peculiaridad: que cuando beben se pasan al lado más oscuro. Sus niveles de conciencia y su capacidad intelectual disminuyen considerablemente y a veces, incluso, pueden volverse antipáticos. Tras los Hemingway, los Mr. Hyde son los más comunes, así que ten cuidado cuando te los cruces.

borracho4
Una risa loca de vez en cuando tampoco viene mal.

¿Y tú de cuál eres?

  • Además, los cinco mitos de la resaca:
  • ¿Beber más?

    SÍ, PERO NO ALCOHOL.

    Nada más levantarte, bebe dos vasos de agua mineral para rehidratarte y reponer sales minerales perdidas. Toma el zumo de un limón con agua templada y una cucharada de miel. El limón es una gran alcalinizante que contrarresta la acidez del alcohol y la miel aporta fructosa, tipo de azúcar que te hará recobrar energía.

    Si estás con ánimo, prepárate un licuado de piña, papaya y tamarindo. Tanto la piña como la papaya contienen enzimas digestivas que mejorarán tu malestar intestinal. Una infusión de jengibre también ayuda.

    (Recomendaciones de la doctora Itziar Digón)

  • Café, ¿sí o no?

    NO.

    “El café puede dar una falsa sensación de recuperación, pero no hace que el cuerpo acelere el metabolismo del alcohol. No se recomienda su consumo, ni tampoco el de energizantes con cafeína”, advierte la doctora Paula Rosso.

  • ¿Aplacar la resaca con más alcohol?

    MAL.

    Hay una creencia absurda, que los ingleses llaman “Hair of the Dog”, que anima a beber más alcohol para superar la resaca. El famoso Bloody Mary bien cargado de vodka, que en España correspondería a la primera caña del aperitivo, no sólo no soluciona el problema, sino que lo agrava. Es decir, alarga el estado de intoxicación y retrasa lo inevitable. En algún momento tienes que desalojar las toxinas de la borrachera. Cuanto antes, mejor. En lugar de Bloody Mary, pide Virgin Mary, la versión sobria del famoso cóctel de zumo de tomate.

  • ¿La cabeza te va a reventar?

    No recurras a analgésicos y sofá para mitigar el dolor de cabeza. Éstos tienen que ser metabolizados por el hígado, ya bastante dañado por el alcohol que te has metido. Prueba mejor otra combinación: ducha, un par de vasos de agua y un masaje en las sienes con aceites esenciales.

    Roller S.O.S Cabeza, de Puressentiel. Su bola masajeante facilita la aplicación por acupresión sobre los puntos de tensión y asociado al efecto de la Menta Piperita y a las propiedades terapéuticas del resto de los aceites, permite un alivio instantáneo del dolor. Uso externo.

    Precio: 9,90 €. En farmacias.

  • Antes de acudir a la comida basura...

    …lee:

    “Tras la ingesta de alcohol, es importante consumir alimentos ricos en vitamina B6, B1 como cereales y granos; otros de contenido graso y proteico, como lácteos, carnes y huevos, así como los que son ricos en fructosa como frutas sólidas (sobre todo plátanos) o jugos de frutas variadas, ya que ayudan a disminuir las náuseas. A lo que se debe sumar beber abundante líquido por la deshidratación celular producida por el alcohol”, recomienda la doctora Paula Rosso.

    (En la imagen, los distintos remedios contra la resaca a golpe de caloría que se usan por el mundo. Clica y amplia la imagen)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram