5 lecciones de amor que aprendimos de George Michael

El cantante nos ha dejado, pero nos lega sus canciones: pura filosofía sobre las relaciones.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

George Michael nos abandonaba para siempre el 25 de diciembre. Y es que solo los grandes mueren en fechas tan especiales. En un día en el que las familias se unen para demostrarse su amor, la muerte del cantante parece un guiño a sus sabías palabras sobre el mejor y peor sentimiento del mundo.

En un mundo plagado de clichés románticos, George Michael expresó como nadie muchas de las situaciones a las que nos hemos enfrentado tanto en el amor, como en el maldito desamor. He aquí las cinco lecciones románticas más sabias que el cantante nos ha dejado como legado. ¡Gracias, George!

Nadie cantaba como él. Y con gafas de sol incluidas. Crack. ©Getty.
Nadie cantaba como él (gafas de sol incluidas). Crack. © Getty Images
  • Nunca te vayas de una cama sin despedirte

Wake me up, before yo go, go, en español, “despiértame antes de irte, irte”, es el título del mayor éxito de George cuando formaba parte del grupo Wham! Pero vamos a lo que vamos… ¿Qué es eso de huir cual ratas tras un encuentro amoroso-pasional? Da igual que sea un rollo o un romance más estable. Lo de despertarte antes que él y salir de la habitación en modo ninja no mola nada. Ni hacerlo, ni que te lo hagan.

De hecho, fíjate si George la da importancia, que repite ‘irte’ dos veces seguidas. Que eso es como cuando te dice tu amiga: “Me acabo de comprar un jersey bonito”. Y tú le contestas: ¿Pero cómo de bonito? “Bonito, bonito”, sentencia. Pronunciado dos veces ininterrumpidas ya no hay más que hablar. Hazle caso al cantante y, por lo menos, despídete. Y no vale decirle adiós mientras duerme, que te conocemos.

Puedes ser un poco sutil.
Puedes ser un poco sutil.
  • No podemos hacer que alguien nos ame

I can’t make you love me, en español, “no puedo hacer que me ames”. Esta frase da título a una de las canciones incluidas en su álbum Older de 1996. ¿Lección que nos enseña? Que hay que saber cuando una persona no te corresponde y dejar de sufrir por ella. Tal cual. No aferrarse a amores no correspondidos.

De hecho, el final de esta canción, resume perfectamente lo que debemos hacer cuando estamos enganchados a una persona que no nos ama: “De nada sirve intentarlo. Para mí no es bueno, cariño, sin amor. Todas mis lágrimas, todos estos años, todo aquello en lo que creí, cariño. Alguien me amará”. Más razón que un santo, amigas. Más razón que un santo. Lo digo dos veces por lo que os he explicado antes.

Heath Ledger también nos avisó de esto en '10 razones para odiarte'.
Heath Ledger también nos avisó de esto en ’10 razones para odiarte’.
  • Todos hemos tenido rollos por despecho

Baby, I ain’t Mr. Right, en español, “Nena, no soy el señor correcto”, es una de las frases de su canción FastLove, también incluida en el álbum Older. En su letra, George nos habla de ese hombre que busca distraerse con alguna chica una sola noche para olvidar sus problemas.

¿Moraleja? De nuevo, Michael nos lo deja clarinete: “No te aburriré con los detalles, cariño. Incluso yo no quiero perder el tiempo. Digamos que tú, simplemente, podrías aliviar mi mente. Cariño, yo no soy el señor correcto”. ¿Quién de nosotras no se ha topado con un chico que solo quiere divertirse un rato para olvidar un mal de amores? Y tú igual, amiga. Lo que hay que aprender de esta canción es que los rollos por despecho son eso. Y ahí deben terminar. No te comas la cabeza, baby.

El camino hacia el altar es duro. ¡Pero qué bonito cuando llega!
El camino hacia el altar es duro. ¡Pero qué bonito cuando llega!
  • Todos nos hemos enamorado de un amigo

We were friends but with time, waht I feel inside for you has changed, en español, “éramos amigos, pero con el tiempo, lo que siento por ti ha cambiado”. Esta frase pertenece a la canción If I Told You That del álbum My love is your love (1998) de Whitney Houston, quien por desgracia también nos abandonó en 2012. Y es que, queridas, ¿quién no se ha enamorado nunca de un amigo? Ese chico con el que te has criado y al que quieres como a un hermano, de repente se convierte en alguien especial para ti y no sabes si decírselo o no. Pues ahí esta el quid de la cuestión.

Según Michael y Whitney, lo mejor es arriesgarse y ver qué pasa con el tiempo. Yo de vosotras les haría caso.

Y si no que se lo digan a Rachel y a Ross.
Y si no que se lo digan a Rachel y a Ross.
  • Todos nos hemos sentido tontos queriando a alguien

Kissing a fool, en español, “besando a un tonto”, es el título de una de las canciones de su álbum Faith (1987). ¿Acaso no nos hemos sentido tontos muchas veces al amar con locura a alguien? Sea justificado o no ese sentimiento, George Michael nos insta en esta canción a no dejar de creer en el amor, aunque a veces duela.

“Recojo las piezas y recompongo mi corazón”, canta George. Una frase que resume a la perfección el juego del amor. Ganes o pierdas, levántate y recompón tu corazón.

Siempre habrá alguien que quiera curar tus heridas.
Siempre habrá alguien que quiera curar tus heridas.

¡Gracias George!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad