Harina de konjac: el ingrediente secreto del pan que no engorda

Pocas calorías y carbohidratos pero mucha fibra. ¿Más? Es apto para intolerantes al gluten y no tiene ni grasa, ni rastros de soja o frutos secos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Imagina una masa de pan que sume solo 39 calorías por 100 gramos, con un porcentaje bajísimo de carbohidratos y muy alto de fibra, apta para intolerantes al gluten, sin grasa ni rastros de soja o frutos secos. ¿Ya lo tienes? ¡Pues imaginada y creada! ¡Existe y la hemos encontrado! 

Atrás quedaron los días en los que te quitaban el sueño y la alegría de vivir con eso de “solo deberías tomar una pequeña tajada de pan”. Despedirte de tus fajitas, pizzas caseras, wraps y otros manjares ya no es necesario con el pan que ha conquistado al Reino Unido en solo cuatro meses (con más de 10.000 clientes). Se llama Lo-Dough, todavía no ha aterrizado de manera offline en España, pero ya puedes conseguirlo online.

Así a primera vista, llama. © Lo-Dough
  • ¿Cómo es posible?

La masa de este pan revolucionario basa su fórmula en agua, fibra de trigo (apta para intolerantes al gluten), clara de huevo, cáscara de Psyllium en polvo (una gran fuente de fibra), sal y… harina de konjac.

  • ¿Konja-qué?

Konjac, una planta que crece en el sudeste africano y en Asia. En China y en Japón su uso medicinal se remonta 2000 años, por los múltiples beneficios que los lugareños obtenían incluyéndola en su dieta habitual (bajo la forma de shirataki).

  • ¿Y cuales son esos famosos beneficios?

Pues ahí van: además de tener muy pocas calorías, al ser una fibra alimentaria, el glucomanano (o harina de konjac) se hincha cuando entra en contacto con el agua, lo que aumenta la sensación de saciedad. Así que es ideal para las dietas de control de peso y para combatir la obesidad.

Pero además…

  1. Ayuda a mantener niveles de colesterol saludables
  2. Tiene un efecto positivo en personas con diabetes del tipo 2, ya que reduce el aumento de los niveles de azúcar que se producen tras las comidas.
  3. Su alto contenido en fibra regula el tránsito intestinal. El pan que se obtiene de esta harina aporta 10 veces más fibra que una barra de pan blanco tradicional (que se dice pronto).
Fotos que nunca deberían verse con el estómago vacío. © Lo-Dough
  • ¿Y qué opinan los expertos de todo esto?

“El konjac es un alimento que tiene muchos puntos a favor”, explica Pilar Vela, NutriAdviser del Royal Hideaway Sancti Petri, “para empezar, el hecho de que se cultive principalmente en los campos y montañas de Asia, entre otros lugares, hace que no esté sometido a tanta contaminación. Además, ingerir konjac supone un aporte de fibra y minerales, así como aminoácidos y ácidos grasos poliinsaturados. Resulta perfecto para determinadas dietas por su poco aporte calórico, puesto que es una fibra que incrementa su tamaño de 100 a 300 veces al absorber agua (…). Es un producto saludable que, además, resulta bastante polifacético y fácil de combinar con otros muchos ingredientes. Y es de destacar que, al no contener gluten,es perfecto para celíacos”, recomienda la experta.

  • Pero, ¿es el konjac un ingrediente seguro?

En 2003 unas gominolas que contenían konjac entre sus ingredientes fueron prohibidas, tras ser consideradas peligrosas para los menores, al poder obstruir las vías respiratorias de los más pequeños. En Europa, el konjac está prohibido en la “confección de gelatinas”, pero esa restricción no se aplica a nuestro pan protagonista y a todos los derivados que te hemos mencionado de su harina. En Europa, el konjac está autorizado para ser usado como aditivo, según el Reglamento 1333/2008, y lleva el número de referencia Europeo E425.

Su prohibición se levantó “al descubrir todos los beneficios para la salud del uso adecuado de esta sustancia en la industria de procesamiento de alimentos”, explica Tiziana De Pas, Doctora en Derecho Comunitario. “Esta exclusión se decidió tras llevar a cabo un estudio científico de la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) por petición de la comisión europea”, añade.

  • Volvamos al pan, ¿sabe a algo?

Amigos, lo hemos probado. ¡Y es una pasada! Su textura no alcanza la de una masa gruesa de pizza, pero sirve perfectamente para elaborarlas, así como para cocinaros kebabs, wraps, tacos, tostadas… ¡Palabrita de Grazia! En la web de la marca y en su perfil de Instagram puedes encontrar ya decenas de ideas para inspirarte.

Instagram está lleno de ideas que hacen la boca agua…
  • Y el konjac, ¿se puede encontrar en otros productos?

Sí. En arroz, espaguetis, tallarines, macarrones, láminas para hacer lasañas, fideos… Existen muchos tipos de pastas elaboradas a partir del konjac. Marcas como Raw Pasta o The Konjac Shop comercializan todo tipo de productos cuyas fórmulas cuentan con nuestro protagonista como ingrediente estrella. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram