Houston, hemos perdido un emoji

La actualización de iOS se ha llevado uno de los emoticonos más controvertidos. Adiós, adiós, hasta siempre…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

La fuerza emoji traspasa fronteras y ahora que son multirraciales, más que nunca. Da igual lo que tengas que decirle a un chino sin hablar ni media palabra de su idioma: con un emoticono, llegaréis a un acuerdo… ¡o no! Porque, en su día, los señores diseñadores no se tomaron muy en serio su trabajo (ni ahora tampoco: ¿por qué mierdas el color de piel estándar es el de Los Simpson?) y decidieron meter emoticonos poco claros, de esos que tú entiendes de una forma, y tu madre de otra (y no, nada tienen que ver en esto las berenjenas y los melocotones; ella seguirá viéndolos como meras frutas).

Emojis
Los hay que dicen, incluso, que la falta de una verdad universal en su significado ha dado lugar a guerras en alguna parte del mundo. Que no te digo yo que entre Corea del Norte y Estados Unidos no haya alguna flamenca de Whatsapp mal interpretada. Que todo puede ser, oye.

Por suerte para la paz mundial, en la nueva actualización de iOS se despeja una de las mayores dudas de la humanidad. Y no, no venimos a hablarte de las caras negritas y color café con leche, eso no es tan grave. Lo que venimos a contarte es que el emoticono de rezar, ya no tiene aura celestial. ¿Sabes a lo que nos referimos? Esas manos pegadas que parece que están gritando el Jesusito de mi vida, tú eres niño como yo, con destellos amarillos saliendo de ellas… que ya no están. Ya no hay destellos: ya solo hay manos.

A la izquierda, el emoji antiguo; a la derecha, el nuevo.
A la izquierda, el emoji antiguo; a la derecha, el nuevo. Drama.

¿Y esto por qué? Pues fácil, porque en un principio esas manos pretendían estar chocando, en plan “¡chócala colegui!”, en plan high five, muy noventero todo. Pero los señores diseñadores tuvieron la mala suerte de que un porcentaje muy elevado de la humanidad vieran en ella la mejor forma de pedir perdón o rezar por unas vacaciones a través de Whatsapp. Total, que han respondido a la masa y le han quitado los destellos amarillos, así que ya no hay ‘chócala’, ya solo hay rezos.

Esto, como decíamos, es una pena para ese pequeño pueblo que resistía al invasor y que vio desde un primer momento dos manos chocando. Pero toda una alegría para los mortales de a pie que utilizaron ese emoticono suplicando algo y les entendieron mal. Algo así como lo que me pasó una vez con mi jefa (para que lo entendáis mejor y empaticéis conmigo, gracias)…

Emojis
PD.2: Captura de móvil ajeno (porque yo ya lo tengo actualizado, y mis destellos amarillos ya no salen). PD. 2: Sí, mi jefa hace capturas de móvil.

¿Y tú? ¿Cómo lo entendías? ¿Has sufrido la pérdida del emoticono de ‘chócala’, o no es tanto drama porque tú siempre lo viste como un rezo?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram