Los 5 mejores momentos del discurso de despedida de Obama

El presidente se despide y lo hace con un discurso emotivo en el que no han faltado lágrimas, esperanza, optimismo y un enorme "gracias" a Michelle.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

No seremos nosotras las que sentenciemos si Barack Obama ha sido o no uno de los mejores presidentes de EE.UU.; eso se lo dejamos a los politólogos o a los propios norteamericanos. Lo que sí podemos afirmar sin ninguna duda, es que el hawaiano ha sido uno de los personajes más carismáticos de los últimos años y que su llegada al poder en 2008 marcó un antes un después en la historia de su país.

Ahora, que tras ocho años en el poder su mandato llega oficialmente a su fin, Obama ha querido despedirse como solo él sabe hacerlo: con un discurso muy emotivo en el que no han faltado lágrimas, esperanza y optimismo. Aquí los mejores momentos:

obamadiscurso4
“Hola, sí, soy el primer presidente negro de EE.UU. y Nobel de la Paz. Encantado”. © Cordon Press

1. Un país para todos, no solo para algunos.

“Tras mi elección se habló mucho de un Estados Unidos posracial. Esa visión, aunque bienintencionada, nunca fue realista. Porque la raza sigue siendo una fuerza potente y a menudo divisoria en nuestra sociedad”.

“Si no estamos dispuestos a cuidar a los migrantes porque no se parecen a nosotros entonces tenemos un problema, porque esos niños morenos van a representar la fuerza laboral más importante de nuestro país”.

“Nuestra democracia no funcionará si todos no estamos de acuerdo en que todos tenemos las mismas oportunidades”.

“Todavía no estamos donde necesitamos estar. Todos nosotros tenemos mucho trabajo por hacer”.

¿Algo que añadir? No, señoría.

para
“Lo ha dicho él, yo solo puedo llorar de la emoción.”

2. Sus logros y los de todos.

Durante sus años al frente del gobierno, Obama ha conseguido dar la vuelta a la profunda recesión en la que se encontraba el país, ha abierto un nuevo camino hacia Cuba, ha legalizado el matrimonio homosexual (actualmente permitido en 50 estados), ha reducido el armamento nuclear, la pobreza, el desempleo… y ha hecho posible que un gran número de personas tenga acceso al seguro médico (cuando asumió el cargo, el 15,4% de los estadounidenses carecía de cobertura médica, hoy, un 9%).

Aún así, en su discurso emitido anoche en Chicago ha dejado clara una cosa, su humildad y trabajo por y para el pueblo: “Apoyaré públicamente un plan de sistema de salud que se demuestre que sea mejor que Obamacare”. Y ha añadido: “Los políticos no servimos al pueblo para ponernos medallas sino para ayudar a la gente” y ha señalado la importancia del papel de la sociedad en la evolución de un país: “Vosotros fuisteis el cambio”.

obamadiscurso8
¿Cómo no se iban a ganar el favor de la gente? © Cordon Press

3. Dosis de esperanza e igualdad.

“Queremos una república, no una tiranía”, ha añadido. Para después sentenciar: “Aunque hemos demostrado que se puede, en democracia es muy difícil mejorar porque, cada vez que se dan dos pasos hacia adelante, parece que se da un paso atrás…” ¡¿Es esto una indirecta muy directa al próximo Gobierno de Trump?! Quizá, aunque también ha querido zanjar polémicas con un elegante: “Prometí a Trump una transición suave y rápida; y así será, tal y como hizo conmigo Bush”.

¿Puedes dejar de hacer el tonto y escucharnos, por favor?
Tierra llamando a Donald…

4. Gracias por tanto, Michelle.

Durante todo su mandato la pareja ha demostrado el amor que se tiene, haciéndonos creer incluso a las más escépticas que todavía existe ese tipo de relación en la que la igualdad y el respeto son el pilar fundamental. Pero lo del discurso de ayer…. ¡Ay madre! Las palabras que le dedicó a Michelle ayer nos dejaron así:

cry
Hasta derretir nuestros fríos corazones…

Lo que le dijo fue justo esto, preparad los Kleenex:

“En los últimos 25 años no solamente has sido mi esposa y la madre de nuestras hijas, has sido además mi mejor amiga. Asumiste un papel que no habías pedido y lo hiciste tuyo. Con gracia, perseverancia, estilo y buen humor”, momento en el que el propio Obama tiene que secarse las lágrimas de la emoción. Y sigue: “Hiciste de la Casa Blanca un lugar que le pertenece a todos. Las nuevas generaciones tienen metas más altas porque tú has sido su modelo, un modelo que me ha llenado de orgullo y ha enorgullecido al país”.

michelle
¿Quién manda aquí?

5. Orgullo de padre.

Sasha no pudo asistir (se quedó en casa estudiando para un examen bastante inoportuno), pero Barack sí estuvo acompañado de su su hija Malia. Obviamente, para ellas también tenía unas palabras preparadas que nos hicieron llorar a moco tendido emocionarnos. También a la propia Malia.

“Bajo las circunstancias mas extrañas, vosotras os habéis convertido en unas jóvenes maravillosas, inteligentes, hermosas, pero también sois generosas, cariñosas y llenas de pasión. Habéis soportado, aparentemente de manera fácil, la pesada carga de estos ocho años. De todo lo que he hecho en mi vida, de lo que más orgulloso estoy es de ser vuestro padre” dijo el todavía Presidente.

He aquí las imágenes del momento:

Y como con todo lo que hace esta familia, las reacciones no se han hecho esperar; muchas han sido las celebrities que han seguido el discurso y han querido despedirse de él a través de las redes…

😭♡🙏🏼👋🏼

Una foto publicada por Ariana Grande (@arianagrande) el

Así decimos adiós a la familia Obama al completo, con un mensaje lleno de esperanza y optimismo. ¡Gracias, gracias!

wecanwedidit
Sí, podemos. Sí, lo hicimos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Desfiles

Desfiles

Publicidad