Todo esto nos ha pasado por la cabeza viendo la polémica película ‘Madre!’

El proyecto más esperado de Jennifer Lawrence y Javier Bardem llega hoy a los cines. ¿Qué esconde toda la controversia que le rodea?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Llegó el día. Hoy se estrena Madre!, el último trabajo del director Darren Aronofsy (sí, ese con el que JLAw ‘se ha casado’ sin saberlo), y el último proyecto de Jennifer Lawrence y Javier Bardem como imponentes protagonistas. Y no es que tuviéramos ganas de verla, sino GANÍSIMAS de experimentar de primera mano toda esa controversia que ha generado tanto entre la critica como entre el propio equipo de la película.

© Image.net

“Sus ideas eran brillantes y revolucionarias, así que fue un sí instantáneo. Pero cuando leí el guión y recorrí la habitación le dije que tenía serios problemas psicológicos”, confesaba Lawrence sobre el proyecto que Aronofsky le propuso años atrás. O sea: un sí y no de libro… un amor-odio de los de toda la vida y de los que este director viene sembrando durante toda su carrera (con películas como Réquiem por un sueño, Cisne Negro o Noé).

Desde que se estrenara por primera vez (y ante un escaso y selecto público) durante el Festival de Venecia, el filme no ha dejado de cosechar un sinfín de críticas… en su mayoría negativas e incluso polémicas, que juzgan desde la historia que entraña el guión hasta su estrategia de comunicación. El último caso, el del nuevo póster que ha lanzado su distribuidora, Paramount Pictures, a través de la cuenta de Twitter oficial de la cinta: incluyendo tanto críticas positivas como negativas.

Claro ejemplo de la polémica causada: el póster incluye críticas negativas y supone en sí mismo un motivo más para la controversia. © Twitter/Mother!

Y es que si bien la sinopsis no parece desvelar nada ‘extraño’ acerca de la cinta, “la relación de una pareja se pone a prueba cuando unos invitados inesperados llegan a su casa e irrumpen en su tranquila existencia. Un fascinante thriller psicológico sobre el amor, la devoción y el sacrificio… sus dos horas de duración son mucho más. Y, además, mejor. Aquí todo lo que nos ha pasado por la cabeza convertido en los 10 motivos por los que, definitivamente, la tienes que ver:

© Image.net

1. Todo es una oda a Jennifer Lawrence. Así. Tal cual. Es ELLA todo el rato. Su rostro, su belleza y su magistral interpretación durante los 121 minutos de película. (Nos parece un motivo más que suficiente para amarla, JLaw es que es así de genial).

2. Probablemente este trabajo le valdrá a la actriz su quinta nominación a los Oscar. Y puede que su segunda estatuilla.

3. ¿Sabes cuando odias esas películas y series en las que actores de casi 40 años interpretan a adolescentes de 20? Pues esto aquí no pasa. Aquí ella es joven y él es mayor, pero no en el plan en el que Hollywood suele encasillar las relaciones, sino en plan: “Parece tu hija” (y entrecomillamos porque sí: los propios personajes mencionan este detalle en la película).

4. Es una película provocadora plagada de temas controvertidos y que lleva meses generando polémica incluso antes de estrenarse. Pregunta: si no la ves, ¿de qué vas a hablar de aquí a febrero?

5. Toda la película sucede en una sola localización: la casa del matrimonio formado por Lawrence y Bardem. Así que, por un lado nos parece un auténtico logro que no se haga insoportable y, por otro, es tan preciosa y cozy que, a pesar de los tintes oscuros de la película, podría ser portada de las mejores revistas de decoración.

JLaw en su casa-cuqui. © Image.net

6. Su título original, tal y como Aronofsky lo ha concebido es (este sin traducir): mother! Con minúscula y exclamación. Y su explicación es contundente: “El título lleva exclamación porque indica lo que el espectador va a ver… esta película es insana!”.

7. Pero no todo es Jennifer (que casi). Sus compañeros de reparto, aka Javier Bardem, Ed Harris y Michelle Pfeiffer, están sublimes. Sobre todo Michele, la amamos muy fuerte.

8. Si sus efectos especiales y la realidad de sus interpretaciones están más que bien conseguidos, hay algo que lo está aún más y que suele brillar por su ausencia en otras películas (así que doble punto positivo): la identificación del espectador con la protagonista es de 10. El combo perfecto entre el guión, la interpretación de Lawrence y la dirección de Aronofsky logran que, desde tu butaca, sientas en cada momento lo que la propia protagonista de la historia está experimentando.

9. Amor, devoción y sacrificio son los tres pilares que sostienen la relación sentimental entre los protagonistas de esta historia. Pero los tres llegan a tal extremo que hacen entender que no son los valores necesarios entre dos personas… al menos, no en dosis tan elevadas. Nos gustan las películas con moraleja. 

10. Todo lo que habíamos visto hasta ahora de Aronofsky (y también de JLaw, la verdad sea dicha) había sido top. Pero, en serio, no tanto. Madre! juega en otra liga. 

© Image.net

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Publicidad