El pene, ese gran desconocido

Seguro que te crees una experta en el miembro viril masculino, pero me juego lo que quieras a que con este artículo vas a aprender algo nuevo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

La vagina bien, gracias. Al pene, sin embargo, lo conocimos primero gracias a los dibujos que de pequeñas vimos en los libros de Conocimiento del Medio (y que desde entonces se nos quedaron grabados en la retina). Y sobre el papel todo muy bien. Sin embargo, ¿qué pasa cuándo nos hacemos mayores? Pues que nos olvidamos de sus partes, sus nombres y sus funciones.

Contesta a la llamada del conocimiento.

Sí, sí. No pongáis esa cara de ‘¿pero qué invento es este?’ mientras leéis atentamente y con fervor o eso espero mis palabras. Todas hemos visto penes, las cosas como son unas más que otras, lo sé. Sin embargo, nos hemos acostumbrado a llamar pene a todo el packete en general. Me explico.

Recientemente me encontraba con unas amigas tomando un refrigerio vale era un gin tonic cuando Laura comenzó a contarnos un reciente encuentro sexual. Trabándose con sus propias palabras para llegar cuanto antes a la parte emocionante, dijo: “Y entonces, cuando toqué su pene, me di cuenta de que no tenía la piel esa que sube y baja. Sí, bueno, ya sabéis”. Todas nos miramos intuyendo lo que quería decir con “la piel esa”, pero ninguna dábamos con la palabra adecuada. “Jolín dijo otra cosa pero no puedo reproducirla, la pielecilla que se estira y se retrae que tienen todos los penes. O bueno, los que yo había visto hasta la fecha”.

Y todas como… sí, bueno, no…

¿Cómo era posible que cinco treintañeras con experiencia en esto de las artes amatorias y estudios universitarios no supiésemos decir que aquello a lo que se estaba refiriendo era el prepucio? Y sí, reconozco que en aquel momento yo tampoco caí. Sin embargo, mi cometido no es echaros la bronca, queridas amigas mías. Faltaría más. Hoy estoy aquí ante vosotras con el firme propósito de que nos sentemos a hablar del pene y sus partes.

No te pongas así, guapo, que tú también tienes uno.
  • ¿Qué es el pene?

Reíros de la pregunta, pero hay que empezar por lo básico. El pene es una de las dos partes de la anatomía sexual externa del cuerpo (vaya, los genitales masculinos externos) de los hombres. La otra, amigas, es el escroto.

  • ¿Cuáles son sus partes?

Bingo. He aquí la verdadera cuestión. Tomad papel y bolígrafo porque hay que refrescar estos conceptos.

1. Glande

Simple y llanamente, es la cabeza o punta del pene. En esta zona está ubicada la abertura de la uretra, exactamente en la cima del glande sí, como si fuera una montaña. Ese pequeño orificio (llamado meato uretral) por el fluyen la orina, el líquido pre-seminal antes de llover siempre chispea, acordaros y el esperma. No tiene pérdida, amigas. Además, el glande está recubierto con una mucosa rosa que se torna roja en el momento de la erección y es una de las partes más sensibles del pene.

Lo sé Amy. Voy.

2. Prepucio

Es una capa de piel móvil que cubre y protege el glande. Cuando el pene está en erección, el prepucio se retrae y lo deja al descubierto. Pero, ¿y por qué mi amiga Laura no entendía por qué no tenía prepucio? ¡Porque el chico estaba operado de fimosis (por cuestiones médicas) o circuncidado (la misma operación pero por motivos religiosos)! Esto es que, por medio de una intervención quirúrgica, los médicos retiran parte del prepucio (o entero) dejando así el glande al descubierto.

Como te lo cuento, Oprah.

Y claro, si nunca has estado con un chico que tenga un pene sin prepucio (o si nunca te has acostado con un hombre que sí tenga) pues puedes llegar a flipar mucho en colores. Más que nada porque el momento masturbación es un poco… raro. Pero vamos a dejarlo ahí y cada una que piense en sus experiencias en privado.

3. Frenillo

Está situado donde el prepucio se junta con el revés del glande y lo que hace esta membrana es mantener unido el glande con el prepucio. Por si no había quedado claro. Está justo debajo de él y tiene forma de letra V. Y ojito con él porque contiene entre 3.000 y 4.000 fibras nerviosas captadoras de placer. Yo de vosotras lo buscaba.

4. Tronco

Es el cuerpo cilíndrico del pene. Se extiende desde la punta del mismo hasta el lugar donde se conecta con el abdomen. El tronco está formado por dos cuerpos cavernosos atravesados por una arteria profunda y un cuerpo esponjoso atravesado por la uretra.

Lo sé, Gigi. Estás aprendiendo un montón con nosotras.

5. Raíz

Es la parte que une el pene al resto del cuerpo en la zona del perineo. Y el tronco está unido a la raíz a través del ligamento suspensorio. ¡Tachán!

6. Escroto

También llamado saco escrotal es un conjunto de envolturas que cubren y dan cobijo a los testículos. Su función, básicamente, es mantenerlos a una temperatura adecuada para que la calidad de los espermatozoides permanezca intacta. Vaya, que podríamos decir que es la nevera de los genitales masculinos. Una gracieta que sé que estáis un poco incómodas con el tema.

Igual un poco sí, perdón.

Y hasta aquí, amigas, todo lo que deberíais saber del pene. A no ser que seáis urólogas, claro está. Pero en serio, no tengáis miedo de preguntar a vuestras amigas y amigos, de informaros en Internet o incluso en preguntarle a un médico si tenéis alguna duda. Es totalmente normal y, como se dice comúnmente, el saber nunca ocupa lugar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram