¿Quedamos a desayunar?

Se acabó lo de 'tomar algo'. Desayunar es más rico, más sano y, sobre todo, más instagrameable. 10 locales en Madrid que no te puedes perder

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Venimos observando el mundo desde hace unos meses y nos hemos dado cuenta de un pequeño detalle sin importancia. Hemos dado con un cierto indicio de evolución de la especie. Bueno, no, pero casi: la gente ahora queda para desayunar. Cada vez más, envueltos en nuestra modernez y amor por nuestra cuenta de Instagram, decidimos, en plan desmadre, quedar un domingo cualquiera a tomar café con dibujos, zumos naturales de mil frutas, bizcochos de calabaza y tostadas en pan rústico con las que terminamos soñando el resto de la semana.

Hemos madurado. Se acabó el salir el sábado porque “es que he quedado mañana para desayunar”. Y eso es bueno, ¡ojo!, porque luego tenemos el resto del día (que los domingos también tienen 24 horas, y todo, aunque a veces se nos olvide) para disfrutar de cualquier otro plan: quedar con toda esa gente a la que no ves en meses, ir a exposiciones o de compras.

Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes.
Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes.

A ver, que tampoco nos vamos a engañar, que las cañas están ahí y jamás serán suplantadas así, por las buenas, pero es que, seamos realistas: un café con croissant da mejor en foto que una cerveza con aceitunas rellenas y servilletas grasientas, y hay pocas cosas que muevan tanto nuestro mundo como una buena imagen (subiendo la exposición y bajando el contraste), para sumar a nuestro perfil Instagram. Eso es así.

En fin, sandeces aparte (aunque de ellas aquí pequemos todos), el desayuno es la comida más importante del día, la más agradable, la que más tendríamos que disfrutar y, dicho sea de paso, en la que más caprichos (calóricamente) placenteros nos podemos permitir, así que, ¿qué mejor que compartir semejante ventaja con amigos?

Con Matilda aprendimos que el desayuno puede ser divertido.
Con Matilda aprendimos que el desayuno puede ser divertido.

Repasamos las 10 cafeterías que tienes que probar en la capital y… ¿nos vemos allí a eso de las 11?

1. The Little Big Café
Dónde: C/ Fernández de los Ríos, 61.
Por qué: hay que probar (en plan obligación, no te voy a engañar) su tostada de canela y miel. La mezcla suena rara, pero si ambos ingredientes te gustan por separado, confirmarás que no miento. ¿Un extra? Las chicas que trabajan allí son encantadoras: pídeles que unten antes un poquito de mantequilla. P.l.a.c.e.r. Humano. Primer aviso.
Todo esto, por supuesto, mientras hojeas las maravillas de Kinfolk Magazine, disponible en su barra…

© Instagram @celcuervo
© Instagram @celcuervo

2. Federal Café Madrid
Dónde: Plaza de las Comendadoras, 9.
Por qué: todo, absolutamente todo en su carta merece la pena (aunque se te saltará la lagrimilla especialmente con sus tostadas XL de aguacate y lima). Y siempre con un buen Earl Grey calentito en la taza, claro.

© Instagram @federalcafemad
© Instagram @federalcafemad

3. Vacaciones
Dónde: C/ Espíritu Santo, 15.
Por qué: porque siempre necesitamos desconectar del mundo y creernos lejos de todo, en algún lugar perdido y, por supuesto, de vacaciones. Y mejor aún si en el paladar saboreamos mientras tanto una porción de tarta de Oreo… ¿Un extra? Sus ‘Casi Brunch’, para los que no tienen bastante con una sola tostada.

© Facebook Vacaciones Cocktail Bar
© Facebook Vacaciones Cocktail Bar

4. El kiosco del pan
Dónde: Calle de Don Ramón de la Cruz, 67
Por qué: por su nombre, deducirás cuál es su especialidad… ¿Una recomendación? El pan de pasas y nueces. Por supuesto, bollería, tartas y tostadas también entran dentro de su amplia oferta y con cada café te ponen un mini croissant para endulzarte el día como te mereces. ¡Amén!

© Instagram @sandrasantacana
© Instagram @sandrasantacana

5. Dray Martina
Dónde: C/ Argensola, 7
Por qué: su decoración à la Pinterest y sus zumos multifruta en botes de mermelada con pajita te harán querer quedarte ahí para siempre. Porque de sus tartas, sus yogures y su bizcocho de té verde, preferimos no hablarte, no vaya a ser que te líes a bocados con lo primero que pilles ahora mismo…

© Facebook Dray Martina
© Facebook Dray Martina

6. Toma Café
Dónde: C/ La Palma, 49.
Por qué: su nombre lo dice todo (y muchos califican el suyo como el mejor café de Madrid. Just saying…).

© Facebook Toma Café
© Facebook Toma Café

7. La Rollerie
Dónde: C/ Guzmán el Bueno, 105 o C/ Atocha, 20.
Por qué: tendrás suficientes variedades de pan como para que te cueste (mucho) elegir solo uno. ¡Que lo disfrutes!

© La Rollerie
© La Rollerie

8. Pez Baker
Dónde: C/ Pez, 38.
Por qué: si buscas un lugar donde plantarte con tu portátil a trabajar mientras desayunas, acabas de encontrarlo. Sus 15 variedades de café, del más suave al más intenso, terminarán de convencerte.

© Facebook Pez Baker.
© Facebook Pez Baker.

9. Celicioso
Dónde: C/ Hortaleza, 3.
Por qué: porque encanta a celíacos y no celíacos pero, especialmente los primeros, se merecen poder disfrutar de un buen roscón de Reyes sin gluten (y todo en este paraíso pastelero está exento del mismo).

© Facebook Celicioso
© Facebook Celicioso

10. Mama Campo
Dónde: C/ Trafalgar, 22.
Por qué: tostadas con tomate que sabe a tomate, recién cortado de la rama, en pleno campo… Disfrutarás de un desayuno de esos que explotan en el paladar, por no hablar de que, de paso, podrás comprar todo tipo de alimentos naturales en su “colmado”. ¡Ñam!

© Facebook Mama Campo
© Facebook Mama Campo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram