Tinder: guía de supervivencia

Porque no todos los swipe right llevan a la pareja perfecta

A estas alturas habrás oído y leído todo lo habido y por haber sobre la aplicación de ligoteo. Quizá hasta hayas visto a alguien utilizándola mientras esperaba el autobús  -y si no, es que vives en una cueva. SAL DE AHÍ-, pero si todavía ¿¿¡¡todavía!?? piensas: “Ligar por Internet ¡¿yo?! NO”, te damos un dato: según Sean Rad, uno de los fundadores de Tinder, en un solo día se pueden dar más de 15 millones de matches. Es decir, que ya son muchos los que utilizan esta app para encontrar a su rollete/amigovio/media naranja (que no es la única del mercado, por cierto) y, además, parece que funciona el sistema ha llegado para quedarse.

© Mondadori Photo
© Mondadori Photo

Pero ya sabes que los que parecen príncipes bien se pueden volver ranas, y Tinder no está libre de semejantes elementos. Por ello, hemos creado esta guía básica para ayudarte en el flirteo digital y que no te pillen por sorpresa sus especímenes más peligrosos.


PRIMER PUNTO: LOS PERFILES

Pronto descubrirás que Tinder no es muy diferente de lo que puede ser el ritual de ligoteo en un bar. Aquí también mandan las miraditas y el “pero fíjate qué chico tan guapetón/interesante/con un no-sé-qué hay ahí”. Pero, ¿quiénes son esos chicos que aparecen por tu pantalla?:

  • El estándar: Y con esto no queremos decir que sea tirando a simplón, ni mucho menos. Es el chico que opta por lo seguro, con una foto en la que sale guapete, otra en la que sale de cervecitas, una de su ultimate trip to Nueva York y otra de su excursión por Riverillos de la Sierra. También tiene una foto de cuando era pequeño y otra jugando con su perrito. Sabe que la baza del -llamémoslo- ‘cuquismo’ siempre es un punto a su favor.
93300_guiaparatinder
  • El guiri: Te los vas a encontrar a pares. Se nota que, en esto de las aventuras digitales, son bastante más desprejuiciados que nosotros y nos llevan ventaja. ¿A alguien le apetece aprender idiomas?
93302_guiaparatinder
  • El compañero de trabajo: Y no precisamente el que te tiene loquita, no. Te ha tocado el que va de ‘macho-man’, el que (dice que) se las liga a todas. El que lo cuenta TODO. Y si tú le has visto a él, él te ha visto a ti. Eso quiere decir que te han visto él, y tres cuartas partes de la oficina. Enhorabuena, eres Trending Topic en tu propia empresa.
Aún así, tranquila: sobrevivirás.
Aún así, tranquila: sobrevivirás.
  • El famoso: A ver, si estás buscando maromo en la zona sur de Andalucía y de repente te encuentras el perfil de un tal Ryan con la foto de Gosling, lo sentimos, pero NO. Aunque ¡ojo!, que no todos los perfiles de celebrities son falsos pero claro, a lo mejor lo que encuentras es un famosete nacional de clase B…
93304_guiaparatinder
  • El del cuerpazo de gimnasio: Se quiere. Se adora. Se siente tío buenorro. No entendemos ni para qué está en Tinder, porque él solito se autoprofesa la admiración de 200 tías, entre las que sabemos que tú nunca, jamás (¿me oyes?, JAMÁS) estarías.
93305_guiaparatinder
  • El de las partes pudendas: ¿Por qué alguien piensa que enseñando esa foto va a pillar cacho? ¿Pero por qué, diosito, POR QUÉ?
93306_guiaparatinder
  • El que sale con su novia… Y salen dándose un beso de tornillo, juntitos y de la mano, e incluso se han dado casos de parejas saliendo de la Iglesia tras haberse casado. Te damos una pista: en todas partes cuecen habas y en todos los sitios hay gilip*****.

    © @tindernightmares
    © @tindernightmares
  • El que sale con su novia embarazada: No, no es broma.

    © @tindernightmares
    © @tindernightmares

Después de esto, solo se nos ocurre una situación peor…

  • El familiar: Lo único en lo que puedes pensar cuando ves aparecer el semblante de tu primo es un buen (y rotundo) “VAMOS-NO-ME-JODAS”. La cena de Navidad de este año va a tener ración extra de tensión. Pero recuerda que podría haber sido peor: tu padre recién divorciado marcándose un living la vida loca.
blancabrona_vengahastaluego

SEGUNDO PUNTO: LAS CONVERSACIONES
Tras el subidón de comprobar tus match con los chicos más guapetones de Tinder, pensarás que estás casi a mitad del camino. Pues JÁ. ¿Recuerdas la analogía que hacíamos con el ligoteo de bar? Pues segumos con ella: si en la discoteca te puedes tirar horas a miraditas con un bombonazo y al final os vais a casa sin haber cruzado ni media palabra, en Tinder puedes tener 4 match y no iniciar conversación con absolutamente nin-gu-no.

O, bueno, también puedes charlar y descubrir que preferías no haber establecido contacto jamás con ese ser al otro lado de la pantalla. Para que entiendas de lo que hablamos, te vamos a mostrar varios ejemplos (algunos de dos de nuestras cuentas favoritas en Instagram @tindernightmares y @byefelipe) que recogen bellas charlas en Tinder bien cargaditas de machismo y desesperación sexual a partes iguales –y que te animamos a seguir, porque son la bomba-:

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Esto es lo que conocemos como un “¡ZAS! En toda la boca” versión psicópata. Nos la apuntamos, que para cortarle los humos a algún graciosete no viene mal.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Pocas cosas más bonitas que encontrarse a un hombre elegante, que sabe decir las palabras justas en el momento preciso.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Del amor al odio, en cuatro sencillos pasos. Retira la compatibilidad y dale al botón de “Denunciar”, porque capullos así no merecen segundas oportunidades.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Cómo capturar la esencia de la expresión “te ha salido el tiro por la culata” en una simple imagen.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -Y cuéntame, ¿en qué trabajas? ¿Qué te gusta hacer los fines de semana?
    -Ajá, he llegado a la conclusión de que eres una zorra de primera clase. Con hongos en las uñas en los pies a la que probablemente le guste comer Chetoes mientras ve repeticiones de Gossip Girl.

    Lo de Cheetos + Gossip Girl nos parece un planazo (Porque los Chetoes aún no advinamos qué puede ser). Pero es que lo de tener hongos en las uñas de los pies también nos parece mil veces más apetecible que hablar con este tío.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Nos cuesta creer que Ángela viva bajo los designios del refranero español. ¡Llámalo intuición femenina…!

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -… Pues tú podrías añadir “zorra sarcástica” a la tuya.
    -Hay que joderse. Lo cierto es que pensaba que la primera línea de tu bio era muy divertida y esperaba que nos echáramos unas risas. Pero agradezco que hayas sacado a relucir tu misoginia desde el principio y así me hayas evitado perder el tiempo.
    -¿Misoginia? ¿De verdad? Que te jodan, puta.
    Ante esta situación nos quedamos sin palabras. Llamar a este personaje machista no es suficiente. Pero ya sabéis, “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    No tenemos muy claro cómo han llegado a esta situación. Pero algo nos dice que Nacho no va a encontrar esa dirección en el Google Maps.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -Aquí, relajándome en mi día libre, ¿y tú?
    -Lo mismo. He salido a correr y me he ido de cervezas.
    -¿Me pasas una foto de tu c***?
    -Esto ha ido demasiado rápido.

    Para qué andarnos con tonterías. Aquí hemos venido a lo que hemos venido, piensa este muchacho. Ella, por su parte, está pensando en bloquear su perfil y prender fuego al móvil.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    ¿Has notado un temblor de tierras? Los poetas muertos de todo el mundo, que se revuelven en sus tumbas al leer semejantes cosas.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -Quiero esnifar cocaína de tu c***
    -Qué primera cita más romántica.
    -Me gustan las chicas con sentido del humore.
    -Y a mí los chicos que saben deletrear “humor”.

    ¿Qué hacer cuando te dicen semejante barbaridad? Pues demostrar al sujeto en cuestión que su sentido del “humore” es tan diminuto como su habilidad para comunicarse. Un aplauso fuerte para la muchacha.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Si Laia le paga la gasolina, pues habrá fiesta. Si no, pues pasará a la siguiente de su lista, que se ve que las tiene a pares, y claro, no puede estar viajando de acá para allá sin un colchón económico.

    La vida sexual no está reñida con el ahorro.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -Perdona, ¿por qué estás en Tinder si no vas buscando nada?
    -Por bromear. ¿Acaso la gente se conoce de verdad en Tinder?
    -Yo conocí a mi prometida en Tinder).

    Claro que sí, campeón. La fidelidad es cosa del pasado. Te damos un punto por honrado. Y te quitamos 80 por imbécil.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -Hola
    -¿Quieres ver mi ****?
    -¿Qué pasaría si fuese muy pequeña y te hiciese reír?
    -¿Quieres ver mi mini-****?

    No tenemos muy clara la efectividad de esta táctica de ligue. Tampoco entendemos por qué lleva un mes intentando conseguir algo. Misterios de Tinder, suponemos.

  • Guía Tinder: las conversaciones

    Traducción:

    -¿Cómo vas?
    -¡Bien! ¿Y tú qué estás haciendo?
    -No demasiado, ¿y tú? Lo siento, es que se me rompió móvil.

    Un año ha tardado en arreglar el móvil y contestar. UN AÑO. De esta relación solo puede salir un bodorrio por todo lo alto, obviamente.

TERCER PUNTO: DE TINDER, AL BAR
Ahora mismo, tras leer el título de este tercer y último epígrafe, estarás pensando que estamos locas. ¿Cómo vas a quedar con algún chico que hayas conocido en Tinder si no te quedan ganas después de leer lo que has leído? Pues amiga, porque nosotras en realidad lo que te hemos mostrado son los ejemplos más extremos. Pero no por tropezar con una piedra debes abandonar el camino. Y piensa que, gracias a las aplicaciones de ligoteo, si te encuentras a algún moscón solo tienes que bloquear y olvidar. Sin citas incómodas por medio. Y a otra cosa, mariposa. O a otro swipe right.

¡Suerte!

93328_guiaparatinder

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram