Adiós a Judith Leiber, quien hacía de los accesorios un arte

Por:
2 mayo, 2018
Judith Leiber

Creadora de algunos de los bolsos más icónicos de la historia, puede que te suene, sobre todo, por su reciente colaboración con Alexander Wang.

Judith Leiber murió este fin de semana a los 97 años tras una celebre carrera en la industria de la moda. La diseñadora será recordada principalmente por sus bolsos; piezas de arte más que simples accesorios. Sus objetos de arte son ahora parte de colecciones permanentes de los museos más reconocidos en el mundo, incluyendo el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

La pionera en hacer un huevo, una sandía, o incluso tomates, todos atestados de incrustaciones de cristales, fue un referente artístico durante la década de los setenta. Sus bolsos estaban en las listas de las mujeres millonarias de la época y eran vistas en los eventos sociales más importantes de la Gran Manzana.

la-disenadora-que-creaba-bolsos-como-objetos-de-arte-muere-a-los-97-anos-destacada

El proceso creativo de Leiber provenía de las piezas de arte más aclamadas del mundo. Dentro de sus creaciones se encuentra un clutch inspirado en la famosa pintura de Piet Mondrian.

Judith Leiber estudió Química en el King’s College de Londres. Aunque sin estudios en diseño, Leiber se adentró en el arte de hacer bolsos durante la segunda guerra mundial. En ese tiempo conoció a su esposo, el artista Gerson Leiber — quien murió horas antes que la diseñadora— con quien comenzó su homónima firma años después en Nueva York.

Entre su clientela encontramos primeras damas, como Barbara Bush y Hillary Clinton, y celebridades, como Greta Garbo, Diana Ross, Kim Basinger y Melanie Griffith.

Uno de los íconos de la firma es el bolso forrado en satin con asas, mismo que se convirtió en símbolo de elegancia y opulencia.

En 1993, Leiber y su esposo vendieron su compañía a Time Products, y en 1997 la artista diseñó su última colección.

Quizás esta firma te suene gracias a la colaboración con Alexander Wang hace un par de temporadas. Aunque no estuvo a cargo de la aclamada artesana, tanto la homónima marca como Alexander Wang mantuvieron la verdadera esencia de Leiber en el diseño; lujo y opulencia.

 

la-disenadora-que-creaba-bolsos-como-objetos-de-arte-muere-a-los-97-anos-1

Foto: Cortesía de Judith Leiber y Alexander Wang

Etiquetas:

Comentarios

Artículos relacionados

Karlie Kloss sorprende con la foto de su boda con vestido de Dior
Celebs Karlie Kloss sorprende con la foto de su boda con vestido de Dior

Según algunos medios, el momento se dio al norte de Nueva York, donde Kushner le propuso a Karlie hace un par de meses.

Meghan Markle hace un guiño a España y se salta el protocolo en su visita a Australia
Celebs Meghan Markle hace un guiño a España y se salta el protocolo en su visita a Australia

Desde su compromiso con el príncipe Harry, Meghan Markle se ha ido ganando a pulso su puesto de influencer número […]

¿Está pensando Priyanka Chopra en ser mamá pronto?
Celebs ¿Está pensando Priyanka Chopra en ser mamá pronto?

Al parecer la futura maternidad de Meghan Markle ha hecho reflexionar a la futura mujer de Nick Jonas.

Trotamundos con GRAZIA

Acompáñanos a un paseo clandestino por Buenos Aires Bares clandestinos, contraseñas secretas y un mundo subterráneo más allá de lo conocido.
Prepárate para vivir el mejor Halloween de la historia Judith Leiber murió este fin de semana a los 97 años tras una celebre carrera en la industria de la moda. […]
Viajes
Sé uno de los primeros en probar este nuevo (y exclusivo) sistema de alojamiento El nuevo servicio de Airbnb plus descubre un nuevo mundo al alcance de unos pocos, ¿quieres ser uno de los afortunados?
Hello Kitty ya tiene su propia cafetería en California ¡Y se vuelve pub al caer la noche!
Milán
Vive Milán desde el ‘Quadrilatero della moda’ Te contamos las ventajas de conocer una de las ciudades más sorprendentes del mundo con los beneficios de alojarte en AirBnB.
¡Esta cena en Disneylad cuesta 14.000 dólares! Será la cena de tu vida.
3 lunas de miel tan inolvidables como económicas Lo creas o no, el amor tiene un precio.