Chanel: Paris – Rome 2015-16 (en 5 claves)

Por:
2 diciembre, 2015
Chanel: Paris – Rome 2015-16 (en 5 claves)

El cine italiano y las actrices francesas ejercen de hilo conductor en la última fantasía de Karl Lagerfeld. La que ha trasladado el desfile Métiers d’art a Roma.

Chanel: Paris - Rome 2015/16

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

Pantalla completa

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Una amplia propuesta que combina la elegancia parisina con una pizca del glamour italiano. La colección mezcla los tonos “del otoño tardío en Roma con los colores fetiches de Chanel: beige, crema, gris, negro y azul marino, que se suman a una paleta de marrones, ocres, naranjas y café”.

© Cortesía de Chanel

Nueva entrega en el universo Chanel: los 87 pases que componen la última colección Métiers d’art, Paris – Rome 2015-16. El desfile que anualmente celebra el saber hacer de las casas artesanas que colaboran con la maison (y que forman parte de la sociedad Paraffection), de la especialista en botones Desrues, a la casa zapatera Massaro o la experta en punto Barrie.

Un show que esta vez ha tenido como escenario el estudio Nº5 (viniendo de la casa de la camelia, no cabía esperar otra cifra) de Cinecittà en Roma, favorito de Fellini, y que podría resumirse en cinco puntos imperdibles:

Chanel: Paris - Rome 2015/16 final desfile
“Es como si una chica francesa viniera a Roma”, explicaba Karl Lagerfeld tras el desfile. © Cortesía de Chanel

1. El trampantojo:

Nada es lo que parece. El desfile ha viajado hasta Roma, pero para recrear París dentro de uno de los estudios de Cinecittà. Un juego que también se repite en el corto que anoche se proyectó previo al desfile: en él Kristen Stewart no da vida a Chanel, sino que interpreta a una actriz que interpreta a una joven Coco. ¿Seguimos rizando el rizo? Las modelos salían a desfilar de la boca de metro de la estación ‘Rome’.

¿El escenario? Un París en blanco y negro creado dentro de uno de los estudios de Cinecittà. ¿Para rizar el rizo? Las modelos salían de la boca del metro de la estación Rome. © Cortesía de Chanel
¿El escenario? Un París en blanco y negro creado dentro de uno de los estudios de Cinecittà. ¿Para rizar el rizo? Las modelos salían de la boca del metro de la estación Rome. © Cortesía de Chanel

2. El corto:

Tras varios teasers y trailers, la noche del martes se proyectó íntegramente el último corto dirigido por Karl Lagerfeld. En él Kristen Stewart y Geraldine Chaplin dan vida a la joven y madura Coco Chanel respectivamente, junto a Jérémie Elkaïm, François Marthouret, Amanda Harlech, Jamie Bochert, Jake Davies, Baptiste Giabiconi y Laura Brown.

3. El front row:

Las dos invitadas de honor de la noche en Roma fueron Kristen y Carolina de Mónaco (acompañada de su hija pequeña, Alexandra de Hannover), así que entre ellas se sentó Lagerfeld para visionar el corto que se proyectó por primera vez minutos antes del desfile.

Pero no fueron las únicas. Como en cualquier tour de Chanel que se precie, todas las amigas de la maison no dudaron en volar hasta Roma para vivir en primera persona el espectáculo. Allí estuvieron también Rooney Mara, Geraldine Chaplin, Anna Mouglalis, Zhou Xun, Clotilde Hesme, Kasia Smutkiak…

Karl Lagerfeld sentado junto a las dos invitadas de honor de la noche: Kristen Stewart y Carolina de Mónaco. © Cordon Press
Karl Lagerfeld sentado junto a las dos invitadas de honor de la noche: Kristen Stewart y Carolina de Mónaco. © Cordon Press
Kristen Stewart, imagen de la maison, no se perdió el desfile en Roma. © Cordon Press
Kristen Stewart, imagen de la maison, no se perdió el desfile en Roma. © Cordon Press
También estuvo allí Rooney Mara que confesó estar "tremendamente encantada de estar en Cinecittà" por primera vez. © Cordon Press
También voló hasta allí Rooney Mara que confesó estar “tremendamente encantada de estar en Cinecittà” por primera vez. © Cordon Press

4. La modelo:

Sin Kendall en el panorama urgía buscarla sustituta con otra modelo-celebrity, papel que recayó en Bella Hadid, la hermana pequeña de Gigi. Ella desfiló y lo compartió con sus dos millones de seguidores, aunque el privilegió de cerrar el desfile recayó en una vieja amiga de la casa: Freja Beha.

Bella Hadid, la hermana pequeña de Gigi, se postula como la nueva Kendall. © Cordon Press
Bella Hadid, la hermana pequeña de Gigi, se postula como la nueva Kendall. © Cordon Press

5. El desfile:

Karl ha estado en Roma 827 veces (lo apunta en un cuadernito) pero para la colección no ha buscado a sus musas en las calles del Trastévere. De hecho, la inspiración tenía poco de la Roma cardenalicia y mucho de la revolución sexual francesa de mediados del siglo pasado: “Es sobre la chica francesa que viene a Roma”, explicaba el káiser entre bambalinas. Sobre el chic francés con una pizca de glamour italiano:

Etiquetas: ,  ,  ,  ,  

Comentarios

Artículos relacionados

Karl Lagerfeld se remanga los pantalones y se lleva la nueva colección de Chanel a la playa
Celebs Karl Lagerfeld se remanga los pantalones y se lleva la nueva colección de Chanel a la playa

Además de los clásicos trajes en tweed, también se dejaron ver sets estampados con un ligero giro à la art deco para dar vida y color.

Estos son los básicos de Chanel para la nueva temporada
Belleza Estos son los básicos de Chanel para la nueva temporada

Una cobertura ligera, unos labios rojos intensos y sombras metalizadas. ¿Qué más se puede pedir?

Así es la nueva colaboración de Kaia Gerber y Karl Lagerfeld
Celebs Así es la nueva colaboración de Kaia Gerber y Karl Lagerfeld

¡Lo vas a querer todo!

¿Cómo vestirse del día a la noche para la temporada de fiestas?
Moda ¿Cómo vestirse del día a la noche para la temporada de fiestas?

La temporada de fiestas está por llegar, lo que quiere decir que es tiempo de darle un upgrade a tu guardarropa con una nueva selección envidiable de outfits para el día y la noche.

El sueño de todas nosotras, tener una joya de María Antonieta, está más cerca de lo que crees
Celebs El sueño de todas nosotras, tener una joya de María Antonieta, está más cerca de lo que crees

La casa de subastas Sotheby’s vendió un pendiente de perla con diamantes por 36 millones de dólares perteneciente a la archiduquesa de Austria y reina consorte de Francia y de Navarra.

¿Quieres petarlo en Internet? Te decimos cómo convertirte en Youtuber por menos de 30 euros
Lifestyle ¿Quieres petarlo en Internet? Te decimos cómo convertirte en Youtuber por menos de 30 euros

Famosa ha lanzado una nueva, y millennial, versión de su icónica Nancy.

Trotamundos con GRAZIA

La Haya, la capital de los hombres guapos
La Haya, la capital de los hombres guapos Te presentamos una guía con los mejores sitios para divertirte, pasear y comer.
Prepárate para descubrir las maravillas de Buenos Aires
Prepárate para descubrir las maravillas de Buenos Aires Preciosos hoteles, tiendas diferentes, obras de arte, restaurantes y experiencias que se salen de lo común son algunos de los atractivos que puedes encontrar en la capital argentina.
Te contamos todos los secretos que harán de Perú tu destino favorito para el próximo 2019
Te contamos todos los secretos que harán de Perú tu destino favorito para el próximo 2019 Toma nota de estos cuatro puntos de interés y prepárate para vivir un viaje de naturaleza, aventura, tradición y cultura.
Estos son los cinco pubs que harán de tu viaje a Irlanda una experiencia inolvidable
Estos son los cinco pubs que harán de tu viaje a Irlanda una experiencia inolvidable Si te gusta la cerveza y lo tuyo lo tuyo es la música celta, no dejes de visitar los hot spots principales de la isla.
Si siempre quisiste navegar en el Titanic, en 2022 podrás hacerlo
Si siempre quisiste navegar en el Titanic, en 2022 podrás hacerlo El Titanic II ya casi está listo para surcar los mares.
¿Te encanta Halloween? Escápate a Los Ángeles para vivir una experiencia de miedo
¿Te encanta Halloween? Escápate a Los Ángeles para vivir una experiencia de miedo Solo si te atreves.
Este castillo puede ser tuyo por 50 euros
Este castillo puede ser tuyo por 50 euros No, no es broma.