Cómo vestir a los niños para ser los invitados perfectos de una boda

Con esta guía básica, los más pequeños irán acordes con el gran evento; ya sea de mañana, de tarde o de noche.

Elegir el outfit perfecto para una boda siempre es un quebradero de cabeza. ¿Debo ir de corto, de largo, me pasaré de elegante o, por el contrario, no será suficiente? Si para nosotras es complicado elegir el vestido perfecto para acudir a los eventos más románticos, imaginaos cómo ha de ser cuando hay niños de por medio.

via GIPHY

En el caso de los más pequeños, estos se deben ver arreglados pero sin excedernos. ¡No son mini versiones de los adultos! Por favor, por muy divertido que os parezca, los niños con esmoquin no son una buena opción y, además, los pobres estarán súper incómodos.

Un pantalón de vestir y una americana a juego, con una camiseta blanca, es la opción perfecta para cualquier evento importante. Dale el toque juguetón con unos tenis blancos, que no estén desgastados (por favor), y voila!

 

 

En el caso de las más coquetas de la casa, el atuendo perfecto depende mucho, tanto de la edad como del tipo de boda. Si son niñas pequeñas, los vestidos por encima de la rodilla son ideales para que se vean estilosas y, al mismo tiempo, estén cómodas para correr y saltar.

 

 

Si las niñas son ya un poco mayores, a partir de los diez u once dependiendo de la estatura, o se trata de una boda de noche, donde el código de vestimenta es elegante, debemos adaptar su atuendo a la ocasión. Un vestido largo, sin mangas y de alguna tela vaporosa para que no les pese ni les incomode, es la mejor opción. Elige siempre colores vibrantes, son niños, deja que los colores hablen por ellos.

 

 

Si necesitas más inspiración, te recomendamos echarle un vistazo a la versión más mini de Carolina Herrera, donde encontrarás los códigos más reconocibles de la casa como el color, el uso de los prints, los materiales nobles o la reinterpretación del Touky o los polka dots, pero con un carácter mucho más informal y creando patrones en los que la libertad de movimientos es indispensable para que los niños se diviertan.

 

 

Una colección que está ligada a un estilo de vida en la que se incluyen looks para las ocasiones más especiales y versiones de los vestidos más icónicos de la colección de fiesta, adaptados a las más pequeñas de la casa. Atentos a la reinvención de las zapatillas de ballet, en tono amarillo, ¡nos encantan!

 

Fotos: Cortesía Carolina Herrera

 

Lo que debes saber YA

Desfiles

Desfiles

Síguenos en:

Follow Me on Pinterest
boton de instagram